Europa va a modernizar el Eurofighter para competir con el F-35, pero no será fácil
  1. Tecnología
¿Qué hacer con el Typhoon?

Europa va a modernizar el Eurofighter para competir con el F-35, pero no será fácil

Europa se ha embarcado en una cruzada para actualizar el Eurofighter Typhoon y competir con el F-35 estadounidense. El plan, sin embargo, se enfrenta a numerosos obstáculos

placeholder Foto: Eurofighter Typhoon de la RAF lanzando un misil ASRAAM (MOD)
Eurofighter Typhoon de la RAF lanzando un misil ASRAAM (MOD)

El Eurofighter Typhoon, el caza europeo de referencia, es hoy en día el elemento clave de la defensa de los cuatro países socios del programa, además de otros usuarios internacionales. Para Alemania, Italia, Reino Unido y España es fundamental, pero todas sus fuerzas aéreas se encuentran con el problema de tener que jubilar modelos más veteranos mientras que el Eurofighter sigue sin dar de sí todo lo que sería capaz. Es por ello que Europa se ha embarcado en una cruzada para actualizar con garantías este caza en un proyecto llamado Eurofighter Long Term Evolution (LTE) y, de paso, competir con el F-35 estadounidense. El plan, sin embargo, se enfrenta a numerosos obstáculos.

Varias fuerzas aéreas de Europa se encuentran en un brete pues tienen una generación de aviones que se deben reemplazar de inmediato. Es el caso de Alemania, con su flota de Tornado que ya se encuentra en el límite. En el Reino Unido e Italia, pese a la enorme ventaja de haberse decantado por el F-35, tampoco se puede contar con este veterano avión. Francia va por libre. Han apostado todo al Rafale y no parece que les esté saliendo mal, pero sin un modelo alternativo, pronto empezarán las prisas por el desarrollo del futuro caza europeo, el FCAS, que para Francia será vital.

Foto:

En España, los F-18 basados en Canarias, de segunda mano, versión antigua y con limitadas modernizaciones, ya han rebasado el límite razonable de vida operativa y su reemplazo sigue en el aire. Lo previsto era sustituirlos por Eurofighter nuevos, pero de momento tan solo están yendo esporádicamente aviones desde la península como refuerzo. Respecto el resto de la flota de F-18, aunque en mucho mejor estado y capacidades, tampoco puede esperar mucho.

¿Qué hacer con el Eurofighter?

Los diferentes lotes de fabricación del Eurofighter se denominan “tranches”, el equivalente a los “block” (o bloques) de los modelos norteamericanos. Desde la Tranche 1 en el 2000, siempre ha habido ambiciosos planes para mejorar el caza europeo y ahora se ofrecen los aviones en la Tranche 4, la más moderna y capaz. Dentro de cada tranche hay, además, diferentes versiones de software (clave en este avión) así como las diferencias específicas para cada país usuario.

placeholder Pareja de Eurofighter alemanes con armamento aire tierra. (Eurofighter gmbh)
Pareja de Eurofighter alemanes con armamento aire tierra. (Eurofighter gmbh)

El problema del Eurofigter es que no se le están sacando todas las posibilidades que podría ofrecer una plataforma dotada de unas capacidades de vuelo extraordinarias. Si, por ejemplo, lo comparamos con el Rafale, el Typhoon se ha fabricado en mayor número y opera con más países, mientras que el francés, con menor cartera, está viendo un incremento muy importante en sus ventas al exterior, incluido el lote vendido a Grecia. Lo cierto es que, a día de hoy si bien la capacidad del Eurofighter es muy buena en combate aéreo, su capacidad de ataque a tierra sigue pendiente de mejoras, lo que otorga una cierta ventaja (que explica las últimas ventas) al avión francés que, en definitiva, es más polivalente.

Este sería el primer punto de mejora, conseguir de verdad una polivalencia que, por unos motivos u otros, no termina de llegar en condiciones. Para Alemania, Reino Unido, Italia y sobre todo para España, el Eurofighter es el avión de combate aéreo, pero el rol de ataque a tierra se ha debido mantener en otros aviones como los Tornado o los F-18. Esta capacidad de ataque se ha venido incorporando en las sucesivas tranches, pero era francamente mala en las primeras, lo que motivó la pérdida de varios posibles clientes exteriores. Hoy en día ya existe esa capacidad en las tranches 2 y 3 y se probó en combate por parte de los Typhoon de la RAF durante la Operación Shader contra el ISIS, donde desde 2014 estos aviones han lanzado más de 800 bombas guiadas en operaciones reales. Sigue sin embargo sin tenerse una buena capacidad antibuque.

Esta necesidad, aunque obvia para cualquier analista, ha sido puesta de manifiesto en numerosas ocasiones, incluso por parte de los propios británicos, caso por ejemplo del informe de 2015 de la agencia independiente RUSI (The Royal United Services Institute for Defence and Security Studies) o el reciente informe del Departamento de Defensa británico de marzo de 2021. Informes que dejan el tema muy claro incluso teniendo en cuenta que su posición es mucho más cómoda que la de alemanes y españoles, al apostar por el F-35 y poder esperar con mayor tranquilidad la llegada de su Tempest, equivalente al FCAS.

Muchas de las propuestas de mejora y desarrollo del Eurofighter han quedado en nada. El principal problema siempre ha sido la falta de entendimiento entre los socios, las diferentes necesidades y peculiaridades demandadas por cada país y, sobre todo, la ingente cantidad de fondos necesarios para ello.

placeholder Eurofighter italiano (fondo) alemán (centro) y español con decoraciones para el Tiger Meet (NATO)
Eurofighter italiano (fondo) alemán (centro) y español con decoraciones para el Tiger Meet (NATO)

Tal es el caso de la que se propuso en 2011 y que se vino a denominar como ‘Eurofighter 2020’ pues daba una visión sobre una posible evolución del avión para esa década. Esta idea era bastante ambiciosa y, además de las lógicas actualizaciones de software, sistemas electrónicos, radar, alertadores, defensas, etc., incorporaba dos aspectos interesantes como eran las toberas orientables y los depósitos conformados de combustible.

El problema con estas mejoras fue, como siempre, la falta de dinero para acometerlas y tener que priorizar aspectos más importantes, como el desarrollo del radar. Fue un bache importante en el camino, sobre todo en el frente de las toberas orientables (que generaron grandes expectativas), ya que era uno de los aspectos donde el Eurofighter podía haber obtenido una sensible mejora y un salto cualitativo en capacidades aire - aire.

Eurofighter LTE

Eurofighter Long Term Evolution (LTE) es la última apuesta del consorcio para conseguir (de una vez) exprimir las posibilidades de una buena plataforma y que permita al caza europeo afrontar con garantías una vida operativa que podría llegar hasta el año 2060. Este compromiso se materializó en un contrato firmado en 2019 para el desarrollo de la aeronave y de sus motores EJ200 por un valor cercano a los 60 millones de euros.

Los puntos de mejora son la arquitectura del sistema de misión, con integración de nuevos sensores y alta conectividad con otras aeronaves, algo que enlaza con el programa FCAS y su concepto como “sistema de sistemas”. Una mejora clave es el susbsistema de defensas “Praetorian” o DASS (Defensive Aid Sub-System) y que incorpora de forma modular ESM – RWM (Electronic Support Measures - Radar-Warning-Receivers), que alertan al piloto cuando está siendo detectado por un radar enemigo o se captan emisiones activas. También incorpora alertador de laser (LWR), alertador de misil entrante o Missile Approach Warner (MAW), contramedidas electrónicas (ECM) y gestión de defensas, con lanzamiento inteligente de chaff (contra misiles guiados por radar) y bengalas (contra misiles infrarrojos).

placeholder Propuesta del Eurofighter 2020, con sus notorios depósitos conformados. (EC)
Propuesta del Eurofighter 2020, con sus notorios depósitos conformados. (EC)

Se le mejorará el armamento con la integración de los últimos modelos de misiles y, por supuesto, integración completa de armas de ataque a tierra, incluyendo armas en desarrollo, como podrían ser las bombas de alta precisión HOPE/HOSBO. También se mejorará la interfaz hombre – máquina, incrementando la conciencia situacional del piloto a la vez que, como un programa separado, se acometerá la mejora de su planta motriz.

¿Batir al F-35 sería posible?

Con este incremento de capacidades y la consolidación de las últimas modernizaciones, como el radar CAPTOR (de tecnología AESA y elevadas prestaciones) en las Tranches 3 y 4, el Eurofighter podría ser superado en combate aéreo tan solo por el F-22 norteamericano, algo en lo que todos los analistas coinciden. Pero hay otros aspectos como la conciencia situacional, integración de sistemas e intercomunicación y características “stealth” donde el F-35 seguirá imbatido, sobre todo en lo último, un aspecto donde el Eurofighter es imposible que mejore.

Un problema adicional es que las últimas unidades del Eurofighter (pedido alemán de Tranche 4) están saliendo por más de 140 millones de euros (5.400 M€ por 38 aviones), algo que complica al caza europeo frente a la paulatina bajada de precio del F-35, que gana cada vez más usuarios. Es cierto que el avión americano sigue con problemas en un momento en el que la USAF ya piensa en retirar sus primeras unidades y que sus costes operativos son elevados. También pesa en su contra el tema de su arquitectura cerrada y del excesivo control del fabricante.

placeholder El F-35 estadounidense. (USAF)
El F-35 estadounidense. (USAF)

La realidad es que el Reino Unido dará de baja sus Typhoon de la Tranche 1 y modernizará el resto, formando junto al F-35 el núcleo de su defensa aérea hasta que llegue el Tempest, situación similar a la que se podría dar con Italia. Alemania modernizará los suyos de las Tranches 2 y 3 y adquirirá nuevos a la vez que, descartando el F-35, va a comprar Super Hornet para reemplazar a los Tornado y lo más probable es que los dedique a misiones SEAD (supresión de defensas enemigas y la especialidad del F-35) y de ataque. También necesita sustituir a sus Tornado ECR de guerra electrónica y, a falta de esa versión específica del Eurofighter, el EA-18G Growler norteamericano parece ser la alternativa lógica.

En España aún nada está claro. Políticamente, el F-35 parece que se aleja, mientras los nuevos Eurofighter salen muy caros y los F-18 cada vez son más viejos. España, sea lo que sea, debe mover ficha, hacer algo y hacerlo pronto. Cualquier otra cosa supondría comprometer las capacidades del Ejército del Aire.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Tecnología militar Eurofighter
El redactor recomienda