7 días con lo más vendido de Xiaomi: ¿sigue siendo la Mi Band 6 el chollo de siempre?
  1. Tecnología
UNA PULSERA DE ACTIVIDAD

7 días con lo más vendido de Xiaomi: ¿sigue siendo la Mi Band 6 el chollo de siempre?

Esta pulsera de actividad es uno de los productos más exitosos de la factoría china. Ahora añade medición de oxígeno en sangre y una pantalla más grande. Esto es lo que tienes que saber antes de comprarla

placeholder Foto: La Xiaomi Band 6 es el producto más vendido de Xiaomi. Foto: EC
La Xiaomi Band 6 es el producto más vendido de Xiaomi. Foto: EC

Poca presentación necesitan los protagonistas de este texto. Uno de ellos es Xiaomi, el fabricante chino que ha puesto patas arriba el mercado de teléfonos móviles con esa política de tirar los precios por los suelos uno y otra vez. El otro, su producto más exitoso: la Mi Band 6, esa pulsera de actividad que se ha vendido como churros desde el día que asomó por primera vez en España a través de importadores, ya que la empresa aún no estaba presente por estas latitudes.

Es uno de esos 'gadgets' que año a año va creciendo en prestaciones pero también en precio. Las primeras generaciones se podían conseguir por apenas 20 euros. Ahora, con esta última entrega, se eleva a los 44,90 euros. Obviamente ha evolucionado: ha pasado de ser una pastilla metálica con unos pilotos led incrustado que básicamente medía pasos y poco a más, a ser un 'weareable' completo con pulsómetro o monitorización del sueño. Ahora suma a esa lista la medición de la saturación de oxígeno en sangre, una de las funcionalidades que más se ha anunciado a bombo y platillo este año en el sector de la tecnología. A pesar del ruido en torno a esta característica, que nadie ha sabido responder de manera 100% convincente la razón por la que el 'españolito' de a pie necesita tener esto 24/7 activo en su muñeca. Eso no ha sido óbice para que lo hiciese Huawei, lo hiciese Apple, lo hiciese Samsung, Fitbit y ahora también lo hace Xiaomi.

He convivido algo más de 7 días con la Mi Band 6, el 'weareable' más vendido del mundo junto al Apple Watch. Todo para intentar diseccionar el alcance real de esta nueva entrega y, sobre todo, si sigue siendo el chollo que tradicionalmente ha sido. El bolsillo fue, es y será el órgano más sensible del ser humano. La relación calidad-precio es una vez más argumento de venta de un aparato 'low cost'. Pero que esté bien para el precio que tiene no siempre es suficiente y puede que la Mi Band te sirva,pero también hay probabilidades de que necesites algo diferente o mejor. Es bastante posible que más de uno se pregunte si le merece irse la pena a una Fitbit de unos cuantos euros más o apostar por uno de los clones que han sacado marcas como realme u Oppo, por citar algunas, que han intentado replicar el éxito de Xiaomi en la materia.

Poco hay que comentar sobre el exterior de la pulsera. El cuerpo no ha variado significativamente en los dos últimos años. Vuelve a ser una cápsula central con una pantalla central, donde se contiene toda la maquinaria y sensores para monitorizar los diferentes parámetros de nuestra actividad.

Maneja una resistencia IP68 al polvo y al agua, lo que significa que podemos sumergirla en una piscina sin problema. No hay mucho más misterio que ese. Dicha pieza se engarza en una pulsera de goma, que cuenta con una textura normal y corriente (ni te va a enloquecer ni te va a molestar), está disponible en varios colores y cuenta con un cierre lo suficientemente sólido para evitar que se sienta suelto haciendo deporte.

placeholder La Xiaomi Mi Band 6 (i) y la Mi Band 4 (d). Foto: M. Mcloughlin
La Xiaomi Mi Band 6 (i) y la Mi Band 4 (d). Foto: M. Mcloughlin

Aunque es cierto que los cambios en el fuselaje son mínimos, no se puede decir simplemente le hayan calzado la misma caja y solo hayan cambiado las piezas interiores. La pantalla ha crecido en tamaño. Tenemos ahora una OLED de 1,56 pulgadas de 450 nits, suficiente brillo para cualquier escenario. El panel ha mejorado una barbaridad frente a anteriores entregas. En lo que se refiere al tamaño, no es la panacea pero esa media pulgada extra respecto a la Mi Band 5 se agradece mucho. Crece a lo largo, lo que permite tener algo más de espacio para carátulas o módulos de información, pero a la hora de la verdad no tenemos mucho espacio adicional para leer notificaciones.

Aquí nos encontramos con un problema habital en muchos de estas pulseras: el espacio es muy estrecho. Eso penaliza a la hora de leer notificaciones y de que las interacciones que se pueden realizar son más limitadas. A pesar de ello, en mi opinión, cumple su función de sobra. Es fácil navegar por las opciones del menú y en el caso de los avisos, tengo margen para saber si el mail, mensaje, llamada o lo que quiera que me envíen requiere mi atención o no. Sobre lo de contestar, pues qué quieren que les diga: si en un Apple Watch u otro 'smartwatch' ya me parece incómodo andar intentando responder un whatsapp, aquí directamente me resultaría desquiciante si me diesen la posibilidad, cosa que no ocurre ni echo en falta.

Saturación de oxígeno en sangre

La gran novedad es la monitorización de la saturación de oxígeno. Como decíamos, empresas como Apple ya lo han integrado en sus relojes. ¿Para qué sirve? Pues de momento tiene muchas posibilidades de acabar siendo una golosina para hipocondriacos. Es cierto que el desembarco generalizado de esta tecnología ha coincidido en el tiempo con la pandemia originada por el coronavirus. Esto es una situación inédita que ha disparado la venta de pulsioxímetros, algo que sirve para ver si el oxígeno en sangre se mantiene en niveles aceptables.

A diferencia de otros modelos, en la Mi Band 6 este caso hay que activar la medición cuando se quiere hacer. Solo lo puedes automatizar por las noches, algo que debes activar desde la app. Fitbit, por ejemplo, en su reloj Sense opta por hacerla únicamente duermes, lo que puede facilitar, por ejemplo, la detección de apneas del sueño. En la comparación con un pulsioxímetro de dedo ha coincidido en los resultados de las lecturas. También ha mostrado resultados prácticamente idénticos a los de un Apple Watch.

placeholder Medición de oxígeno en sangre. Foto: M. Mcloughlin.
Medición de oxígeno en sangre. Foto: M. Mcloughlin.

Si hay algo que te escama, pregunta al médico. Si te encuentras mal, aunque te diga que vas bien (por encima de 90-95%) consulta al doctor. Salvo en un puñado de ocasiones concretas, en el día a día solo va a servir para indicarte que la cosa sigue como estaba: bien. Tenerlo y abusar de ello cada jornada debe ser algo parecido a ponerte a buscar y combinar síntomas aleatoriamente en Google porque tienes dolor en un costado.

El medidor de pulso ofrece un rendimiento a la altura que se puede esperar de un aparato de esta categoría. Por supuesto, no hace electrocardiogramas. Obviamente si eres de los que entrenas con una banda en el pecho, no vas a encontrar aquí un sustituto a ese sistema. Más que nada porque no puede ofrecer esa misma precisión que buscan los que en su momento recurrieron a ese accesorio.

Que sea lo más completo por su precio, no tiene por qué ser lo que necesitas

Si lo que haces es ir al gimnasio a la cinta de elíptica, darle caña a la bici estática o salir a correr con cierta regularidad sin más aspiraciones que mantenerte activo y sudar las copas que te bebiste el fin de semana pasado te puede hacer un buen apaño.

Lo he probado en varias situaciones diferentes y ha mostrado, una gran parte del tiempo, un rendimiento similar al del Apple Watch SE o la Fitbit Sense. La horquilla en la que ha variado normalmente ha sido de 5 o 6 pulsaciones de diferencia. Sin embargo, ha habido algunas situaciones en las que me he encontrado que la medición parecía dar errores y situarse por debajo (unas 20 o 30 pulsaciones) de otros modelos. Las dos situaciones que ha ocurrido fue haciendo carrera en exteriores cuando subí el ritmo considerablemente durante un tiempo y haciendo una pequeña sesión de HIT. Al repetir otro día la carrera, no me encontre variaciones tan fuertes en la segunda ocasión. Mi consejo, si lo utilizas para ver en qué zona estás (cardio, quema de grasas,...), deberías tomarlo como una referencia y no como algo escrito en piedra.

placeholder Sigue un diseño muy similar que su predecesora. Foto: M. Mcloughlin
Sigue un diseño muy similar que su predecesora. Foto: M. Mcloughlin

Incluye 30 modos de medición deportiva, pero solo una quinta parte de los mismos se activan automáticamente. Si sales a caminar o a correr en exteriores hay que reconocer que detecta con cierta fiabilidad que lo estás haciendo. Es cierto que andando tarda más en reconocerlo que corriendo. Sea como sea si quieres registrar el recorrido en exteriores tienes que salir con el móvil encima, ya que esta pulsera no tiene GPS integrado. Esta debería ser una de las próximas iteraciones. No hay que olvidar que competidores como Huawei ya habían integrado esta funcionalidad en modelos anteriores de un rango de precios similar.

En interiores, mis pruebas han tenido resultados algo dispares. Mientras la máquina de remo me lo ha reconocido relativamente pronto, ha tardado más en darse cuenta de que estaba encima de la bici estática o la elíptica. Diría que lo mejor es que te acuerdes de activarlo, siempre que te acuerdes. No vayas a ser que te pierdas las estadísticas de un entrenamiento.

¿Cada cuánto se carga?

Otra de las cosas que este aparato es capaz de hacer, como ocurría en anteriores ocasiones, es el registro tanto del estrés como de la calidad del sueño. El problema es que tampoco certificar si es una monitorización exacta o no más allá de la sensación que tengo de estar cansado cuando tengo una puntuación baja o viceversa. Esta nota que te ofrece todas las mañanas (te compara con el resto de la comunidad) es una de las variables que te pueden resultar de guía para saber tu índice PAI. Este es un sistema que viene a decirte lo lozano y sanote que estás, incitándote a lograr cien puntos diariamente.

placeholder La Xiaomi Mi Band es el producto más vendido de Xiaomi. Foto: M. Mcloughlin
La Xiaomi Mi Band es el producto más vendido de Xiaomi. Foto: M. Mcloughlin

Se van sumando puntos dependiendo tu actividad, la intensidad y no sé qué variables más... Digo no se qué variables porque no directamente no las concreta. Estaría bien que explicasen un poquito mejor su funcionamiento para entender el valor de lograr o no esa puntuación y cómo realmente computa cada tipo de actividad. Es algo similar a lo que ocurre con la 'zona de actividad' que ha creado Fitbit en sus aparatos con un fin similar. Sin embargo, ahí recibes un aviso cuando se activa esa funcionalidad y vas viendo los minutos que sumas. Para el público femenino han incluído un apartado de monitorización de salud femenina.

Otro de los puntos importantes en estos aparatos es la autonomía. Los responsables de la pulsera hablan de hasta 14 días. Sin embargo, esa cifra tiene muchos peros. ¿Por qué? Porque todo depende del uso que hagas de la pulsera. Si solo la quieres para recibir notificaciones, contar pasos y poco más, probablemente te acerques a esta cifra. Haciendo un uso alto, midiendo varios entrenamientos y tirando de funcionalidades varias (como lectura de pulso en diferentes intervalos o utilizando la medición de oxígeno en varias ocasiones), según mi experiencia, va a quedarse a las puertas de lograr cubrir una semana . Tampoco es ningún drama: el tanque de gasolina tarda apenas media hora en pasar de cero a cien. Siempre digo lo mismo: este tiempo es prácticamente lo que uno tarda en ducharse, tomarse un café y vestirse antes de salir de casa por la mañana.

placeholder El monitor de pulso más útil que el de oxígeno. Foto: M. Mcloughlin
El monitor de pulso más útil que el de oxígeno. Foto: M. Mcloughlin

Después de todo esto hay que preguntarse: ¿merece la pena? ¿Es tan chollo cómo parece? Por este precio, 44,95 euros, te vas a encontrar pocos modelos más completos. Al César lo que es del César. Un año más repite prácticamente los mismos argumentos en contra y a favor. Si te gastas un poco más (60€) encuentras ya cosas como la Huawei Band 6, que ofrece un aspecto más similar al de un reloj inteligente.

El problema es que la Mi Band, más que una pulsera deportiva es más bien una pulsera de actividad, debido a que no está pensado para deportistas que quieran entrenar con cierta regularidad e intensidad. Personalmente no creo que el gran público vaya a encontrarle gran utilidad a la lectura del oxígeno en sangre más allá de aquellos con alguna afección respiratoria o gente que esté bastante preocupada por el covid, que se ha convertido en un poderoso argumento de marketing para esta tecnología. Si no te interesa mucho este sensor y quieres un modelo más sencillo, la Mi Band 5 ya se puede encontrar por debajo de los 30 euros.

Puede ser interesante para el que quiera experimentar un 'wearable' por primera vez

El lector de pulso, aunque puede dar algun fallo puntual entrenando a cierta intensidad, sí que puede resultar una herramienta algo más úitl para controlar eventualmente nuestras sesiones ligeras de ejercicio, nuestro ritmo diario y darnos alguna pista, por ejemplo, si vamos subidos de revoluciones en la oficina o en una situación de estrés

Se puede resumir que una pulsera como la Mi Band 6 es un dispositivo sencillo, de entrada, para el que quiere motivarse a moverse un poco más y mantener una vida más activa. También puede ser buena opción para aquellos que no están seguros de que vayan a aprovechar un 'wearable' más completo y antes de gastarse 200 o 300 euros en un reloj inteligente, quieren catarlo si realmente pueden sacarle partido. Y ya. Si lo que buscas es llevar un control algo más exahustivo de tus entrenamientos se te va a quedar corta a todas luces y el cuerpo te va a pedirte algo más sotisficado. En ese caso puedes optar por una marca especializada (Garmin, Polar...) o irte a algunos smartwatches más sotificados como el Apple Watch, un Huawei GT 2 o una Fitbit Sense o similar si buscas un reloj inteligente.

Si tiene cualquier consulta adicional o quieres que probemos algún 'gadget' en concreto, puede escribirnos a teknautas@elconfidencial.com

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Xiaomi
El redactor recomienda