Es noticia
Menú
La táctica de China para esconder sus naves de combate: cuevas submarinas secretas
  1. Tecnología
'CAZADAS' CON UNA IMAGEN DE SATÉLITE

La táctica de China para esconder sus naves de combate: cuevas submarinas secretas

Casi por casualidad, la imagen de un satélite ha dejado al descubierto uno de los grandes secretos de China: el lugar en el que ocultan algunos de sus submarinos nucleares

Foto: La táctica de China para esconder sus submarinos de combate: cuevas submarinas secretas. (Reuters)
La táctica de China para esconder sus submarinos de combate: cuevas submarinas secretas. (Reuters)

¿Se imaginan que las casualidades se alinean de tal forma que, casi sin querer, quedase al descubierto uno de tus grandes secretos militares? Eso es, precisamente, lo que le ha ocurrido a China, cuando un grupo de satélites de libre acceso, utilizados fundamentalmnete para llevar a cabo mediciones del clima, han revelado lo que parece ser una base submarina secreta en la isla de Hainan, en el Mar de la China Meridional, un lugar complejo en disputa entre varios países. Ahora, las imágenes han revelado lo que parece ser una base desconocida en la que el gigante asiático podría estar almacenando arsenal de guerra de última tecnología.

Se trata de una imagen captada por uno de los satélites de Planet Labs. Esta compañía, con base en San Francisco (California, EEUU), cuenta con numerosos sistemas de observación de la Tierra, programados para monitorizar diferentes franjas del planeta. Sus imágenes están disponibles online bajo una política de acceso libre de datos abiertos y, por ello, son usadas por organizaciones para fines como planificación urbana, monitorizar eventos meteorológicos, estudiar el clima, controlar la deforestación... es decir, para muchas buenas labores que nada tienen que ver con el espìonaje. Pero la casualidad ha hecho el resto.

Foto: Uno de los vehículos militares hallados en la cubierta del naufragio del SS Karlsruhe. (Reuters)

Fue 'Radio Free Asia' el primero en dar a conocer esta fotografía, en la que se puede ver, en primer plano, dos barcos que vigilan la base naval de Yulin. Pero lo extraño llega una decena de metros por debajo: justo debajo de ambas naves se observa un gran submarino entrando en la propia tierra, lo que hace suponer que en esta zona, de especial importancia estratégica, China cuenta con una base secreta en la que alberga submarinos de última tecnología. Y no solo eso, sino que podría contar con numerosos activos de guerra de los que el resto de grandes potencias poco o nada sabe, algo que se sabe que ya hace con otro tipo de armas.

Sin ir más lejos, hace unos años se descubrió que China ocultaba sus misiles balísticos intercontinentales bajo tierra, en una serie de instalaciones conocidas entre los militares del país como la 'Gran Muralla China subterránea'. El hecho de que en las últimas fechas también hayan salido a la luz la existencia de una amplia red de túneles en algunas de las ciudades más importantes del país, unido a la aparición de esta extraña fotografía, hace pensar que de unos años a esta parte, China está llevando a cabo una importante política de encubrimiento para evitar que las potencias enemigas sepan con qué tipo de tecnología exacta cuentan.

Tal y como han reconocidos los expertos, la nave captada por la fotografía de Planet Labs es un submarino nuclear de clase Shang, uno de los más novedosos del planeta. "Son sustancialmente más ruidosos que los clase Los Ángeles y Virginia de EEUU, pero los Shang cuentan con tubos de lanzamiento verticales para los misiles de crucero antibuque YJ-18 y podrían ser una amenaza para las fuerzas navales o los barcos logísticos de EEUU en mar abierto", explica Bryan Clark, exoficial de defensa de la Marina de Estados Unidos y experto militar del Instituto Hudson a 'Business Insider'.

Pero, más allá de la pura tecnología, lo que es evidente es que China ha dedicado cuantiosos esfuerzos en ocultar su poder armamentístico. En primer lugar, esconder sus submarinos tiene como principal objetivo no mostrar públicamente con cuántos Shang cuenta pero, además, se evita que estos estén expuestos ante un hipotético ataque. Por si fuera poco, se evita que las potencias rivales puedan llevar a cabo una estrategia acertada en caso de un hipotético combate o una respuesta operacional ante estos submarinos, además de permitir que alcancen aguas más profundas antes que otros submarinos que parten desde la superficie.

"Trabajan muy duro para asegurarse de que toda la información esté estrictamente controlada. Imagina que estás jugando al fútbol y, de repente, el rival pone a 14 personas más en el campo. Toda tu estrategia deja de tener valor. Así es como China ve la información. Si puedo esconderte cosas, cuando de repente revele sus nuevas capacidades, sus nuevos números, vas a tener que tirar todo tu libro de jugadas con el que has estado entrenando, en el que has gastado buenas recursos, porque no te va a servir para nada", explica Dean Cheng, un experto en estudios asiáticos de la Fundación Heritage, a 'Business Insider'.

Las grandes potencias creen que, de momento, China cuenta solo con seis submarinos nucleares de clase Shang y que no todos ellos se encuentran en la base secretar de Yulin. Eso sí, creen que puede ser el lugar en el que tengan escondido el mayor número de estas naves, pues este enclave militar se encuentra en la puerta de entrada estratégica al disputado Mar de la China Meridional, además de encontrarse en una zona privilegiada tanto en dirección a Taiwán como al Pacífico occidental. Casi por casualidad, una imagen de satélite ha revelado uno de los grandes secretos chinos: bases submarinas secretas con embarcaciones de última tecnología.

¿Se imaginan que las casualidades se alinean de tal forma que, casi sin querer, quedase al descubierto uno de tus grandes secretos militares? Eso es, precisamente, lo que le ha ocurrido a China, cuando un grupo de satélites de libre acceso, utilizados fundamentalmnete para llevar a cabo mediciones del clima, han revelado lo que parece ser una base submarina secreta en la isla de Hainan, en el Mar de la China Meridional, un lugar complejo en disputa entre varios países. Ahora, las imágenes han revelado lo que parece ser una base desconocida en la que el gigante asiático podría estar almacenando arsenal de guerra de última tecnología.

Tecnología
El redactor recomienda