¿HABRÁ EFECTO PANDEMIA?

Empieza la guerra entre la PlayStation 5 y la Xbox Series X: el precio no lo es todo

Sony lanzará la PS5 por 499 euros en el caso de la versión con lector de discos y por 399 la digital. La batalla con la máquina de Microsoft se resolverá por el contenido

Foto: Sony desvela el precio y la fecha de lanzamiento de la PlayStation 5 (Reuters)
Sony desvela el precio y la fecha de lanzamiento de la PlayStation 5 (Reuters)

Si hay a un gremio al que el 2020 le haya sentado bien es a la industria del videojuego. Una pandemia que obliga a medio mundo a confinarse en casa para ganar tiempo contra un coronavirus que tiene pocos visos de querer dar una tregua en el corto plazo. Una surrealista situación que da pie a lo que se ha venido a llamar nueva normalidad, un escenario en el que la precaución sanitaria cercena la palabra ocio a base de limitación de aforos en cines, teatros, restaurantes y conciertos y que manda a un coma profundo a miles de locales de ocio nocturno, festivales o partidos con público sin saber bien cuándo podrán volver a ser lo que eran. Piénselo. Hay bastantes papeletas para que más de uno se haga con una consola.

Pero el año pintaba bien antes de que estallase esta atípica situación. ¿Por qué? Porque como ocurre aproximadamente cada siete años, toca saltar de generación. Y ya van nueve. La guerra de las consolas ya ha comenzado después de que Sony haya desvelado, por fin, el precio y la fecha de lanzamiento de su PlayStation 5. Queda atrás la PlayStation 4, después de unas cifras de venta de 112 millones en todo el mundo.

Precio de la PS5 de Sony

Llegará a Europa el 19 de noviembre. Lo hará una semana más tarde que su estreno en Japón, EEUU, Canadá o Australia, entre otros. Habrá dos precios diferentes. 499,99 euros para la versión con lector de discos y 399,99 euros para la versión digital. Microsoft ha puesto un precio de 499 euros a su Xbox Serie X, mientras que el modelo de entrada, la Xbox Serie S, tendrá un precio de 299 euros. Llegarán a partir del 10 de noviembre.

Foto: Efe.
Foto: Efe.

La nueva máquina de la compañía nipona está llamada a protagonizar un nuevo pulso con Microsoft, que después del pinchazo que ha sufrido en los últimos años, pretende levantar el vuelo con su Xbox Series X, cuyo coste y estreno se dio a conocer hace unos días. El tercero en discordia es Nintendo, quien parece bailar a su propio ritmo. Esta compañía lanzó Switch en 2017, su primera consola híbrida, que podría ser renovada el próximo año con una versión 4K y otras mejoras.

Esa lucha Sony-Microsoft se juega en varios frentes. El precio va a ser uno de ellos. La potencia también será clave. El diseño, aunque pueda parecer anecdótico, también ha dado mucho que hablar. Pero una consola puede estar muy bien ideada, ser capaz de tener los mandos más ergonómicos del mundo, tener motor para mover cualquier cosa y permitirte jugar en cualquier lugar e irse al traste si no tiene un catálogo completo. Por eso el evento de este miércoles que sirvió para poner la PlayStation 5 en la parrilla de salida versó prácticamente sobre los juegos que llegarán en lo que resta de año y a lo largo del próximo a esta plataforma.

Más juegos para PS5

Y aquí hay que hablar de una palabra clave: exclusivos. Teniendo en cuenta que hay juegos que trascienden a las marcas y se comercializan para todas las consolas, lo que puede acabar inclinando la balanza son esos títulos que solo tu comunidad podrá jugar.

En uno evento celebrado en junio ya dejó ver algunas de las grandes apuestas que llegarán en la ventana de lanzamiento de la máquina como puede ser una nueva entrega del 'Ratchet&Clank' o 'Spiderman: Miles Morales'. Este nuevo 'spin-off' del hombre araña se dejó ver anoche con un aspecto bastante atractivo.

Pero también se mostraron cosas como un avance de 'Final Fantasy XVI', una de las grandes sagas de la casa; el tráiler de 'Hogwarts Legacy', una aventura anterior a Harry Potter que pretende explotar un fenómeno fan que entiende poco de edades; 'Call of Duty: Black Ops', 'Resident Evil Village', 'DeathLoop' y 'Oddworld', entre otros tantos que se unen a los desvelados ya en su momento. Una carta de presentación que parece estar a la altura de lo esperado. Sin embargo, aún tienen que concretar el listado de exclusividades, algo que no quedó claro del todo anoche en algunos casos.

Una guerra que empieza como acabó

La nueva guerra de las consolas empieza de la misma manera que terminó la otra. Por un lado tenemos a Microsoft con una consola más potente que la de Sony. No hay que olvidar que la Xbox Box Series X (la de mayor rango de las dos que llegarán) alcanza los 12 teraflops de potencia, mientras que la PS5 se queda en 10,28, una marca nada desdeñable pero que no es más que una indicación, ya que los juegos no exprimen todavía esa capacidad. Esta carrera de fuerza bruta, que como decimos es importante pero no es un asunto central, ya la ganaron los de Redmond en su momento.

Sony se agarra a su éxito de grandes producciones y Xbox confía en el empuje de Game Pass

La Xbox One X ya era más potente que la PS4 Pro, pero apareció en un momento en el que los japoneses ya habían logrado una ventaja diferencial gracias a su catálogo, teniendo exclusivas de juegos como 'The Last of Us 2', 'Spiderman', 'Horizon Zero Down' o 'Ghost of Sushima' que le funcionaron especialmente bien. Ahora vuelve apoyarse en esta estrategia.

Foto: Xbox.
Foto: Xbox.

¿Quiere decir esto que Microsoft no tenga juegos exclusivos? En absoluto. El 'Halo', el 'Forza Horizon', el 'Gears of War' son algunos de ellos que suelen ser sinónimo de éxito. Pero tiene menos. Bastantes menos. Para remediarlo, Microsoft ha tirado de chequera y ha comprado prácticamente una veintena de estudios en los últimos años. El problema, que todavía no ha tenido tiempo suficiente para cocinar esas producciones.

Pero no se pliega a la superioridad inicial de grandes franquicias de su rival y se aferra a su tarifa plana 'Game Pass', una suerte de 'streaming' a la carta de videojuegos. El punto fuerte es que las producciones de los estudios propios estarán disponibles desde el día uno. Es como si Disney + lanzase Mulán a la vez en cines y en 'streaming' sin 'sajarte' 21 euros. A estos habrá que añadir títulos de terceros que se sumarán a esta barra libre unos meses después de su estreno. Es el caso de 'GTA V' o 'Red Redemption 2', que fueron algunos de los grandes 'hits' de una plataforma que según sus creadores lleva ya diez millones de usuarios. 'Fligth Simulator', por ejemplo, se lanzó también aquí.

El precio del paquete estándar es de 9,99 euros al mes. Sin embargo, si optas por el paquete 'Ultimate', por 12,99 euros mensuales, se tendrá acceso también al catálogo de Electronic Arts. Los títulos como el nuevo FIFA no se lanzarán al mismo tiempo en versión física que aquí, pero acabarán llegando. Cada uno decide si quiere comprárselo por separado, con un coste de 50 o 60€, o prefiere esperar. También se gana acceso a la versión móvil y la versión PC de la plataforma.

No es el único que ha apostado por este modelo de suscripción. Apple Arcade es uno de ellos, aunque con los matices de que no hablamos de juegos de primer nivel, sino de una biblioteca más centrada en juegos 'indies' y casuales'. Google Stadia es la otra. Eso sí, los de Mountain View todavía tienen que echar mucha más leña en el fuego si quieren resultar algo más que una anécdota. Sony también tiene su servicio 'online'. PS Now, que ofrece 800 juegos. Sin embargo, hay dos factores que juegan en su contra. Ese aspecto de que los estrenos no se producen simultáneamente y la calidad de la trasmisión, que es de un máximo de 720p. La comunidad de seguidores de la PlayStation no ha sido tan entusiasta como el caso de Microsoft.

Tecnología: un punto para cada uno

Ambas marcas lanzarán dos modelos de la consola. Por un lado Sony lanzará dos máquinas idénticas con la única salvedad del lector de disco Blue-Ray. El diseño de los nipones, que ha dado mucho que hablar, es también muy similar salvo por esa pequeña diferencia. Las tripas también son compartidas por ambas vesiones. Así manejan una CPU de 8 núcleos a 3,5Ghz, una GPU que alcanza 10,28 TFLOPS, una memoria RAM de 16 GB (256bits), un ancho de banda que alcanza hasta 448GB/s y una memoria interna de 825GB. Ambas permiten almacenamiento externo mediante SSD. Estas consolas serán compatibles con el set de VR, algo por lo que la compañía ha apostado fuerte los últimos años.

Foto: Efe.
Foto: Efe.

En el caso de la Xbox hay más diferencia. Así el modelo de mayor categoría, la Xbox Serie X, maneja un procesador de ocho núcleos a 3,8Ghz, una GPU que alcanza 12 TFLOPS, una memoria RAM de 16GB (320 bits), un ancho de banda que alcanza hasta 560GB/s y una memoria interna de hasta un 1TB. También cuenta con lector Blue-Ray cosa que la Xbox Serie S no.

La versión barata, que rebaja su precio en 200 euros, maneja unas prestaciones más sencillas. Podrá trabajar a 1080p a 60fps o 1440 a 30fps y no en 4K. No tendrá lector de discos. Cuenta con la misma CPU, una gráfica más discreta, algo menos de memoria RAM así como la mitad de almacenamiento (512GB), aunque por fortuna se puede ampliar por SSD externa.

La pandemia: cara...¿y cruz?

Hay algo que ha arrojado muchas dudas desde que estalló la pandemia. Desde el principio los ojos de muchos se dirigieron hacia Microsoft y Sony. ¿Por qué? Pues básicamente por saber si las interrupciones en las cadenas de producción chinas tendrían incidencia en el lanzamiento de estas máquinas. Cosa que finalmente parece que no ha sucedido. Ambas consolas llegarán a tiempo para la fundamental campaña de Navidad, aunque otra historia es que lo hagan en un número más limitado. Este miércoles, cuando restaban seis días para abrir la preventa, los responsables de la Xbox Series X anunciaron que habría una tirada inicial más corta.

Foto: Efe.
Foto: Efe.

En el caso de los japoneses han tenido que salir al paso de informaciones de Bloomberg que señalaban problemas y un recorte de la producción inicial (de 15 millones) por problemas con el chip. Desde la compañía han dicho que es rotundamente falso. Otra cosa diferente es que la PlayStation 5 consiga esquivar también esos problemas derivados de la pandemia o no. Las previsiones, incluso con esas limitaciones, pasan por vender 5 millones de la consola en los 5 primeros meses. En el caso de Microsoft, la previsión es de vender 3 millones en ese tiempo.

Nintendo baila sola

Aunque la novena generación de consolas parezca cosa de dos, no es así. Hay que tener en cuenta a Nintendo, que ha conseguido reverdecer viejos laureles con su Switch (superando a Xbox en cuota de mercado), que según apuntan algunos rumores en 2021 podría tener una actualización con capacidades 4K y otras mejoras. De momento ha encargado subir su producción, según Nikkei, un 20%, hasta 25 millones en su actual curso fiscal.

En el corto plazo Nintendo tiene algunas fechas señaladas. Para empezar este viernes estrenan 'Super Mario: 3D All Stars', una adaptación de juegos clásicos de su saga más exitosa visto como Mario 64. No es lo único que tiene en cartera. En las próximas semanas llegarán cosas como el 'Pikmin 3' o el circuito en realidad aumentada que te permitirá convertir tu salón en una competición del Mario Kart. 

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios