MESA REDONDA EL CONFIDENCIAL

González Pons: "El mundo analógico es también una víctima del coronavirus"

La UE y las administraciones de los Estados miembros se enfrentan a un proceso imparable de desarrollo digital en el que los datos y la privacidad de la ciudadanía cobran vital importancia

Son muchos los investigadores y expertos que equiparan la digitalización de la sociedad con otros cambios de largo alcance que ha experimentado el ser humano a lo largo de su historia. Sin embargo, al margen de esta importancia social y de que, efectivamente, la transformación se está llevando a cabo, no se había reflexionado en profundidad sobre determinados temas hasta la aparición del coronavirus. En estos momentos, las empresas, la administración pública y los ciudadanos tienen encima de la mesa cuestiones tan relevantes como la gestión del dato, la confianza depositada en las multinacionales tecnológicas o la política común en materia digital.

Para abordar estas cuestiones de alcance, El Confidencial organizó un encuentro digital al que asistieron Ricardo Rodríguez Contreras, presidente de la AETD (Asociación Europea de Transición Digital); Esteban González Pons, vicepresidente del grupo del Partido Popular Europeo; Iban García del Blanco, eurodiputado socialista y vicepresidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos, y Sara Degli Esposti, investigadora Juan de la Cierva en el Instituto de Políticas y Bienes Públicos del CSIC.

Esteban González Pons, vicepresidente del grupo del Partido Popular Europeo.
Esteban González Pons, vicepresidente del grupo del Partido Popular Europeo.

Como no podía ser de otra manera, los participantes coincidieron a la hora de destacar lo imprevisto de la situación en la que todos estamos inmersos. Para Iban García, “nos encontramos en un terreno totalmente inexplorado. Se trata de una coyuntura nueva y, por lo tanto, la mayoría de los debates sobre digitalización no estaban maduros cuando apareció el virus”. El eurodiputado también quiso incidir en que, pese a la dificultad que entraña el momento actual, “debemos ser capaces de combinar la defensa de los derechos con las exigencias de los nuevos tiempos”.

Precisamente, uno de los ejes del debate fue la protección de los ciudadanos frente a las multinacionales del sector y cómo debe actuar la Unión Europea en este sentido. “Hasta ahora, los usuarios se han fiado de gigantes de internet como Google o Apple —señaló Sara Degli— y lo han hecho porque están familiarizados con sus aplicaciones, sin percatarse de que se estaba creando un oligopolio en el mercado de la telefonía móvil”. La investigadora del CSIC explicó que la mayoría de la población ha aceptado tradicionalmente las políticas de privacidad sin leerlas. “Ahora el escenario es todavía más grave, ya que, en pleno contexto de dificultades sanitarias y económicas, tenemos una administración pública que responde de forma lenta”, indicó.

"La mayoría de los debates sobre digitalización no estaban maduros cuando apareció el virus" ( Iban García del Blanco)

Con ella coincidió el presidente de la AETD, quien confirmó que sería interesante que la crisis “sirviera para empoderar a los ciudadanos a la hora de ceder sus datos a compañías internacionales” y añadió que “debemos ser conscientes de lo que esto supone y dejar de ser ingenuos”. No obstante, Ricardo Rodríguez igualmente defendió una postura “tecno-optimista” con respecto al debate sobre los derechos en el proceso de digitalización, ya que “la historia demuestra que las revoluciones humanas tienen siempre periodos de adaptación. Aunque es cierto que en Europa vamos con cierto retraso, de igual forma tenemos otras fortalezas en materia de protección”.

Sara Degli, investigadora Juan de la Cierva en el Instituto de Políticas y Bienes Públicos del CSIC.
Sara Degli, investigadora Juan de la Cierva en el Instituto de Políticas y Bienes Públicos del CSIC.

Por su parte, Esteban González Pons subrayó que “las fronteras pertenecen al pasado porque son analógicas y el mundo analógico es asimismo una víctima del covid-19”. Desde su punto de vista, “más allá de las pantallas no hay mercado, sino únicamente territorio” y se mostró tajante respecto a cómo actuamos los consumidores y usuarios: “No nos cuestionamos quién manda al otro lado de la pantalla, pero la realidad es que la democracia en el mundo digital no existe”, afirmó contundente.

La polémica 'app' europea

En algunos países, la gestión de la pandemia se está canalizando a través de una aplicación para teléfonos móviles. La posibilidad de crear una 'app' similar, que sea común para todos los Estados miembros de la Unión Europea, está siendo una tarea complicada. Sara Degli explicó que el principal escollo es que no hay alternativas a los gigantes de internet norteamericanos. “Los ciudadanos tienen derecho a solicitar sus datos y llevárselos a la competencia, es lo que se denomina portabilidad, pero, ¿a dónde se los van a llevar si no existen opciones más allá de Silicon Valley?”, indicó.

Ricardo Rodríguez, presidente de la AETD (Asociación Europea de Transición Digital).
Ricardo Rodríguez, presidente de la AETD (Asociación Europea de Transición Digital).

En la misma dirección, González Pons apuntó una circunstancia significativa: en 2019 ninguna de las quince mayores empresas tecnológicas estaba a este lado del Atlántico. A pesar de ello, el eurodiputado sí recalcó que podemos estar ante una buena ocasión para que el viejo continente actúe adecuadamente: “La 'app' es una excelente oportunidad para que la Unión Europea recupere su soberanía digital”. Además, añadió que "todos hemos aceptado estar encerrados dos meses, simplemente porque entendimos que era bueno para combatir la pandemia. Si los científicos defienden la creación de la aplicación como una necesidad sanitaria, debemos hacerles caso dado que ya en el pasado hemos renunciado a nuestra libertad en el terreno digital. Lo primero es salvar vidas y eliminar el virus".

Sobre la cuestión de la 'app' europea, Ricardo Rodríguez subrayó “la importancia que desempeña la confianza”. “Si los ciudadanos no tienen tranquilidad y seguridad, las empresas no pueden desarrollar ningún programa. De esto deben ser conscientes los gestores y también la propia ciudadanía”. En esta dirección, el presidente de la AETD resaltó que “la crisis del coronavirus ha colocado al ciudadano en el centro del debate sobre la digitalización”, del mismo modo que ha sacado a la luz una importante “falta de coordinación a nivel continental en esta materia”.

Iban García del Blanco, eurodiputado socialista y vicepresidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos.
Iban García del Blanco, eurodiputado socialista y vicepresidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos.

Iban García cerró la charla manteniendo el quórum con sus compañeros y destacando la necesidad de una apuesta clara por la interoperabilidad. “No podemos fragmentar tecnológicamente Europa, debe existir portabilidad de un país a otro. De hecho, la viabilidad futura de nuestro turismo depende en gran medida de esta compatibilidad”. Para concluir, el eurodiputado corroboró que la soberanía digital continúa siendo “un gran desafío para la Unión Europea”. Prueba de ello es que “la propia Comisión prevé que próximamente se duplique, o incluso triplique, el valor que tienen los datos en el mercado”.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios