La 'youtuber' de 88 años que triunfa con el 'Merlos Place' y el debate de la palabra 'acho'
  1. Tecnología
MURCIANOS, TENÉIS DIFÍCIL CONVENCERLA

La 'youtuber' de 88 años que triunfa con el 'Merlos Place' y el debate de la palabra 'acho'

Rosario, natural de un pueblo de Badajoz, ameniza el confinamiento grabando vídeos para el canal de su nieto. Ahora le piden fotos hasta el butanero y ha debutado en la TV regional

placeholder Foto: Rosario, a sus 88 años, ha saltado del Instagram de su nieto a la televisión. (Foto: Gonzalo Mirón)
Rosario, a sus 88 años, ha saltado del Instagram de su nieto a la televisión. (Foto: Gonzalo Mirón)

"Cine de Barrio' a mí no había preparado para esta película que me están contando", confiesa Rosario Camisón, una anciana de 88 años natural de San Vicente de Alcántara, un pueblo de algo más de 5.000 habitantes de la provincia de Badajoz. Más conocida simplemente por 'la Rosario', su nombre artístico, esta extremeña lleva dos meses cumpliendo religiosamente el confinamiento al que España entera se ha visto obligada para atar en corto el coronavirus. Incluso ahora, que se ha empezado a relajar las restricciones, ella sigue encerrada en casa. "Las normas hay que cumplirlas. Los hay que no lo hacen pero yo sí. Además yo no puedo andar dando vueltas así que no salgo ni a la calle", comenta. Ella, como todos, no se esperaba de que la noche a la mañana nos sorprendiese una pandemia así. En sus planes tampoco entraban convertirse en una estrella local a raíz de sus monólogos en YouTube y sus pinitos en televisión.

Foto: Manuel Méndez, en el estudio central de la Buena Onda Radio. (Cedida)

"Para que tú veas en lo que me he metido yo a mis 88 años", cuenta a Teknautas. "El espíritu lo tengo y lo tengo muy bien, pero que son muchos años para andar haciéndome yo famosa", afirma cuando se le pregunta por los vídeos que ha ido colgando en internet su nieto Gonzalo, uno de los que se han ocupado de ir a atenderla, llevarle la comida y hacerle compañía en estas semanas. A la Rosario parece que no se le atraganta ningún tema. Lo mismo te resume con todo tipo de detalles el lío entre Marta López, Alfonso Merlos, Javier Negre y Alexia; que te disecciona a los "chulos de pueblo, chulos de discoteca y chulos de playa" del Tinder o te hace un desternillante alegato de los usos y costumbres de su región.

Acho, el origen

En España hay más crisis territoriales que las de Cataluña, aunque no se hable tanto de ellas. Una que lleva años dividiendo y enfrentando a dos comunidades como Murcia y Extremadura es el origen de 'acho'. "No, no. Que se olviden en Murcia. Eso es de aquí. De siempre", zanja. Si no han oído hablar nunca de la palabra, podría ser el equivalente al 'nano' valenciano o al 'tronco' madrileño. Explica, en una de sus piezas más virales, que lo mismo les sirve para saludar, para mostrar sorpresa o decepción.

"¿Que escuchas dos veces acho? Es que la cosa se está poniendo fea. ¿Qué te dicen acho, acho, acho? Ponte una pastilla debajo de la lengua que viene es gorda". Lección 1 de 'Extremeño' superada. Rosario es ante todo es una extremeña orgullosa de sus "orígenes". "Hay gente que nace guapa, hay gente que nace lista y hay gente que nace simpática y hay gente que nace extremeña, que es una mezcla de las tres anteriores", afirma. Metida en harina tampoco evita soltar una puya sobre la mayor reclamación de la región de los últimos meses. "Aquí tenemos de todo... De todo menos tren, de eso no tenemos".

La infidelidad que pudo con el covid

Hace unos días, uno de sus vídeos llamó la atención de María Patiño gracias a la magia de Twitter. Tanto la presentadora de 'Socialité' como las redes de 'Salváme' en su análisis de lo que la Rosario define como "historia actual de España": el 'Merlos Place'. "Con estos cuernos nos hemos podido olvidar un poco del coronavirus", dice. Ha visto las imágenes tantas veces de Alexia pasando en paños menores por detrás de Alfonso Merlos durante su intervención en el programa 'Estado de Alarma' de Javier Negre que parece que "la tiene metida en casa". La verdad que el resumen no tiene desperdicio para los que no se han enterado bien de la infidelidad más comentada desde la de 'Estefaníaaaaaaaaaaaaa' en la 'Isla de Las Tentaciones'.

Ahora está un poco desencantada del tema. Al principio lo siguió casi minuto a minuto y era del bando Marta López. "Ahora ya nada. La ves saliendo aquí, allá... Diciendo esto y aquello. Yo he vuelto a lo mío. La novela, que me entretiene mucho, y la Belén [Esteban]", remata. Vayamos a lo importante... ¿montaje o no?. "Yo creo que un poco de montaje sí que hay", sentencia.

Nieto, cámara, guionista y 'repre'

Estos monólogos le han dado un billete para debutar a los 88 años. "Yo me ponía muy nerviosa, la verdad", confiesa. Ha salido ya cuatro veces hablando en 'La tarde', un programa de Canal Extremadura al estilo 'España Directo'. "Nos contactaron también de Castilla La Mancha, de la productora de 'En Compañía', que presenta Ramón García para hacer alguna colaboración pero con el tema del covid está todo parado", cuenta Gonzalo, que es el que suele recibir y gestionar por sus redes sociales estas peticiones como si de Paquita Salas se tratase. El espacio del maestro de ceremonias de las Campanadas por excelencia busca emparejar a gente de la tercera edad. "No, no. Nada de pareja, hombre. Sería que entrase con algún vídeo o colaborando o algo así", remata.

placeholder La Rosario, en su pueblo, en una foto de archivo. (G. Mirón)
La Rosario, en su pueblo, en una foto de archivo. (G. Mirón)

¿Cómo se le ocurrió subir a su abuela a YouTube? El joven cuenta que todo comenzó en su Instagram. "Yo tengo muchas cosas en común con mi abuela. Tiene un humor muy 'millennial' y yo hablo con ella como hablo con cualquiera de mis amigos". Él residía en Madrid pero cuando iba al pueblo subía 'stories' (vídeos efímeros) del tiempo en el que pasaba con Rosario, en el que parodiaban canciones como 'Tusa' o 'Lo Malo' e imitaban algunos de los memes más celebres del internet patrio. "La gente me decía mucho hazle un canal de YouTube a tu abuela pero es que no había tiempo", aclara.

Ahora, que está de vuelta allí por unos meses, ha tenido tiempo para probarlo. "Empezó como una prueba de cámara. Lo hice por entretenerme, entretenerla y pasar más tiempo con ella y salió bien". Este joven, licenciado en Comunicación Audiovisual, es el que prepara un poco el guion y el tema del vídeo. "Lo hago por dirigirla un poco, sobre todo al principio, que ella se lía rápido y suelta cada perlita. Luego lo edito para que quede como un monólogo o una conversación y lo subo".

El selfi con el butanero

Todo este éxito ha convertido a esta 'youtuber' por sorpresa en la moda local de la cuarentena. "No hay día que yo o mi madre salgamos a la calle que no nos digan algo de la Rosario, que a ver si sale en la tele de nuevo", comenta su nieto. "Joder, si el otro día le picaron el timbre dos niños que querían una foto con ella".

Pero esos zagales no fueron los únicos. Hasta el butanero le ha pedido un selfi. "Me vino a traer la bombona y que quería una foto para enseñarla en casa. Pues eso, me saqué la foto", cuenta. "Otro día salgo a la terraza a las ocho y cuando acaban los aplausos, me aplauden a mí", cuenta entre risas. Pero insiste en que esto es pasajero. ¿Colaboradora habitual o tertuliana? "Que va, hijo. Si a mí ya se me va la cabeza y hay veces que me olvido de lo que tendría que decir". ¿Habrá más vídeos? Parece que sí.

"La verdad que cuando me ve hablando con alguien por las redes sociales se pone nerviosa y piensa que estoy ya cerrando una entrevista y dice que no quiere más líos ni grabar más. Va por días. Un día me dice que ni uno más y al siguiente que a ver cuándo hacemos el siguiente", explica Gonzalo. "A ver lo qué ocurre cuando me vaya a Madrid", remata. "Sí, eso. A ver cuándo marchas a Madrid, que tengo unas ganas", le espeta su abuela de fondo. Pues eso, que hoy no toca vídeo. Habrá que ver mañana.

Coronavirus
El redactor recomienda