Es noticia
Menú
Aterrizaje con el motor y el tren dañados: a qué se enfrentaban los pilotos de Air Canada
  1. Tecnología
El aterrizaje ha sido un éxito

Aterrizaje con el motor y el tren dañados: a qué se enfrentaban los pilotos de Air Canada

El avión tuvo que aterrizar con un solo motor y el tren de aterrizaje dañado. ¿Cuán complicada es esta maniobra de realizar con éxito?

Foto:

El Aeropuerto de Barajas se preparaba para el aterrizaje de emergencia de un Boeing 767 de Air Canada con un problema en el tren de aterrizaje y el motor. Según informaciones de Enaire y controladores aéreos consultados por este diario, el aparato, con 128 pasajeros a bordo, sufrió un fallo en una de las ruedas del tren de aterrizaje que ha afectado al motor, quedando este inutilizado. El avión tuvo que aterrizar con un solo motor y el tren de aterrizaje dañado. Realizó la maniobra con total éxito. ¿Cuán complicada era esta maniobra de realizar con éxito?

Se trata de un Boeing 767-300 (ER) de Air Canada, el vuelo AC837, que despegó en dirección a Toronto poco después de las 14:33 horas. El avión es un modelo de Boeing que lleva ya bastantes años en el mercado pues hizo su primer vuelo en 1981. Ha sido el primer avión de Boeing de fuselaje ancho con solo dos motores y ha tenido mucho éxito comercial.

La variante 300ER es una versión desarrollada en 1988 a la que se le pudo aumentar el peso máximo al despegue llegando hasta los 184.612 kg alargando su fuselaje casi seis metros y medio, gracias lo cual se le aumentó sensiblemente la carga de combustible y, por consiguiente, su autonomía. Fue una versión muy extendida y competidora del Airbus A-300.

El avión de Air Canada averiado aterriza en Barajas sin incidentes

Según las fuentes consultadas, el avión habría tenido un problema en una rueda (todo apunta a un posible reventón) que habría afectado al tren principal. Adicionalmente también se confirma la pérdida de uno de los motores, que sería el número uno, el del lado izquierdo, afectada por restos del revento que habrían penetrado en el motor. En un comunicado, Air Canada ha confirmado también justo esta situación: un problema en el motor y en el tren de aterrizaje, que obligó a los pilotos a un aterrizaje de emergencia.

placeholder (EFE)
(EFE)

La pérdida de una rueda es un incidente relativamente frecuente y, cuando no hay más daños en el tren principal, no suele ser un problema durante el aterrizaje. La pérdida del motor es muy posible que se haya debido a la ingestión de partes de la rueda que habrían afectado a una de las turbinas. De hecho, en un vídeo publicado online se aprecia cómo el motor número uno da fallos de combustión. Sin ser una pérdida total del motor, por seguridad la tripulación habría procedido al apagado de ese motor para evitar daños mayores.

El avión no disponía de un sistema para lanzar combustible (solo lo tienen algunos aviones grandes) por lo que se tuvo que quemar en vuelo. Este hecho de quemar combustible es necesario para reducir el peso, ya que el avión, máxime en un vuelo transoceánico, iba cargado al máximo y con ese peso no podría aterrizar. Además, aligerar el avión es una medida más de seguridad. Con todo, el aparato vuela perfectamente con un solo motor y ese problema no debe afectar al aterrizaje más que el incrementar el nivel de atención y de estrés que ya deben tener piloto y copiloto. Una vez más el adiestramiento ha sido fundamental para lograr un final feliz.

El Aeropuerto de Barajas se preparaba para el aterrizaje de emergencia de un Boeing 767 de Air Canada con un problema en el tren de aterrizaje y el motor. Según informaciones de Enaire y controladores aéreos consultados por este diario, el aparato, con 128 pasajeros a bordo, sufrió un fallo en una de las ruedas del tren de aterrizaje que ha afectado al motor, quedando este inutilizado. El avión tuvo que aterrizar con un solo motor y el tren de aterrizaje dañado. Realizó la maniobra con total éxito. ¿Cuán complicada era esta maniobra de realizar con éxito?

Aeropuerto de Barajas