SIN QUEJARTE A TU COMPAÑÍA

Cómo hacer que tu wifi vaya más rápido (con cuatro simples consejos)

En ocasiones, mover un par de objetos o desconectar los dispositivos que no estás usando pueden ya aportar un extra de velocidad

Foto: Istock.
Istock.

La velocidad del wifi es algo que, para muchos, es casi una cuestión de vida o muerte. Si lo notamos lento, nos entra la desesperación y ya estamos llamando a nuestra compañía para quejarnos o investigando si el vecino nos lo está robando.

Antes de todo eso, quizás deberías leer estos consejos que, con la ayuda de Popular Science, te damos para acelerar tu conexión y evitar algunas prácticas que están afectando de manera importante a tu velocidad de conexión casera.

Actualiza el software del router

Al igual que tu ordenador portátil y tu teléfono móvil, los routers tienen un software propio. En este caso, se llama firmware porque está ligado al hardware: el fabricante lo preinstala y lo configura antes de entregarte el dispositivo. Las empresas no suelen lanzar actualizaciones para el firmware de sus routers, pero muchas hacen que las nuevas versiones del firmware estén disponibles para su descarga. Estas actualizaciones corrigen errores y también pueden incluir actualizaciones de rendimiento, así como soporte adicional para dispositivos más nuevos en el mercado.

La mejor manera de encontrar nuevo firmware para tu router es dirigirse al sitio web del fabricante o al proveedor de servicios de Internet que te entregó el router. Si no puedes encontrar un enlace de descarga, busca en Internet "firmware" seguido de la marca y el modelo de tu router.

La conexión de 5 GHz usala para dispositivos que estén cerca del router, la de 2,4 GHz para los móviles

La instalación depende de cada router. El paquete descargado generalmente incluye instrucciones de instalación, pero si todavía no estás seguro de cómo hacerlo, consulta el manual de instrucciones del router o busca las instrucciones en la Red.

Cambiar el canal

El router debe tener una configuración que le permita modificar el canal bajo un encabezado como "Wireless" o "Advanced". Si no puedes encontrarlo inmediatamente, busca las instrucciones en línea o en el manual del router.

La mayoría de los routers utilizan el canal 6 de forma predeterminada. Modifícalo al canal 1 o al canal 11 (para minimizar la interferencia con el canal 6) y es posible que observes un repunte en el rendimiento de wifi. Todos tus dispositivos conectados también necesitarán conectarte a este nuevo canal, pero la mayoría de tus equipos lo hará automáticamente, sin necesidad de ajustar el nombre o la contraseña del wifi.

Algunos routers más avanzados ofrecen dos bandas de frecuencia: la banda estándar de 2,4 GHz y la banda de 5 GHz, más rápida. Estas bandas siguen el mismo principio que los canales mencionados anteriormente, pero cuando cambias de banda, estás cambiando la frecuencia mucho más. Eso significa que los dispositivos habilitados para wifi que conectes a diferentes bandas no interferirán entre sí.

Si tu router admite bandas duales, normalmente verás dos redes wifi diferentes a las que puedes conectarte. Divide tus dispositivos en ambas redes, dependiendo de la velocidad y el alcance que necesite cada uno de ellos. Por ejemplo, la banda de 5 GHz normalmente ofrece velocidades más rápidas pero de menor alcance, por lo que los dispositivos más cercanos a su router deben usar esa. Utiliza la banda de 2,4 GHz para los dispositivos que se mueven alrededor de tu casa, como los teléfonos móviles, o para aquellos situados más lejos del router.

Controlar el ancho de banda

El uso de Internet puede consumir rápidamente el ancho de banda disponible, especialmente en conexiones lentas o en las compartidas entre varias personas. Así que si sufres de velocidades lentas, trata de investigar qué más está sucediendo en su red y si estás ejecutando diversas aplicaciones al mismo tiempo (Netflix, videollamadas, Smart TV…) ya que eso afectará a la velocidad de tu conexión.

Tener una pecera en medio hará que tu conexión pueda ralentizarse

Puede visitar una web como Speedtest.net para identificar las velocidades que estás obteniendo actualmente. Pero tomar medidas para aumentar esas velocidades significa que tendrás que vigilar el uso específico de tu red wifi doméstica. Un truco es apagar los dispositivos que no están actualmente en uso (tablets, smartphones, consolas...) para evitar desperdiciar un ancho de banda que puedes estar necesitando para otro objetivo.

Al mismo tiempo, puede que tengas "invitados" no deseados en tu red wifi. Cambiar tu contraseña de la red de forma regular (y mantenerla en secreto) puede ayudarte en ese propósito de mantener tu red para ti y tus invitados.

Otra opción es especificar qué usos de Internet valoras más. Algunos routers incluyen una característica llamada Calidad de servicio, o QoS, que te permite priorizar ciertas aplicaciones (como HBO) o tipos de contenido (como vídeo) sobre otros. Otros routers también te permiten priorizar ciertos dispositivos (portátiles) sobre otros (móvil).

Evita objetos en medio

Intenta mover tus muebles para poner el menor número de objetos posible (incluidas las paredes y las "peligrosísimas" peceras) entre tus dispositivos y tu router. Además de los objetos voluminosos, cualquier cosa que emita una señal inalámbrica puede interferir con el wifi que emite el router. Esto incluye aparatos como teléfonos fijos inalámbricos, microondas, teclados Bluetooth y ratones.

Todos estos generan interferencias electromagnéticas que pueden reducir tus velocidades de carga y descarga. No obstante, una solución fácil para esto es cambiar tu router a su canal de 5 GHz, ya que la mayoría de las microondas y otros equipos inalámbricos utilizan la frecuencia de 2,4 GHz.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios