El pionero que se adelantó a Glassdoor

El 'Forocoches' del empleo que aireaba las vergüenzas laborales: "Me llovían amenazas"

La web española Trabajobasura cerró en 2007 asediada por los problemas con decenas de compañías que veían cómo sus empleados acudían a esta página a destripar sus prácticas

Foto:

JGP prefiere que en 2019 se siga sin relacionar su nombre con Trabajobasura.com. "Al menos, que no sea directamente y en un entorno tan público como un periódico", explica. Han pasado más de 10 años desde que este ingeniero informático español tuviera que cerrar uno de sus primeros proyectos profesionales (nacido de su hastío por las malas condiciones laborales que le ofrecían) y todo un pionero de la web a nivel internacional. Él estuvo detrás del primer Glassdoor 'Made in Spain', una versión que nació antes que la web americana y que en los primeros tiempos de internet acabó por enfadar a demasiadas consultoras y grandes empresas.

Puede que su nombre no te suene en estos momentos. Internet ha crecido y cambiado tanto en tan poco tiempo que muchas de estas webs han quedado sepultadas en lo más hondo del mundo digital, pero ahora que la web americana donde millones de personas 'destripan' a sus jefes llega a España decenas de empleados del sector tecnológico y otros usuarios que acudían a esta página en busca de información sobre la compañía que estaba llamando a su puerta recuerdan, con nostalgia, aquellos años. ¿Su secreto para acabar con tan buena imagen? Ser los primeros en hacer algo así, al menos en nuestro país, y tener una sinceridad aplastante. A veces, demasiado aplastante.

"TrabajoBasura nació en 2005. Yo en esa época (justo después de la burbuja de las 'puntocoms') trabajaba en Madrid, donde estaban casi todas las empresas más importantes y grandes del sector y hacía muchas entrevistas de trabajo para intentar mejorar. Podía hacer 2 o 3 entrevistas por semana y en todas me vendían el empleo como algo maravilloso, sueldos de escándalo, promoción a futuro y formación, horas extras pagadas... Pronto me di cuenta que todo esto no era tan bonito como lo presentaban", explica JGP, en conversación con Teknautas.

Como ingeniero informático y tras vivir todos estos casos, tuvo la idea de crear un foro donde poder saber cómo era de verdad un trabajo fuera de lo que decían en las entrevistas. "Se me ocurrió crear un foro donde la gente que estaba trabajando en una empresa pudiera hablar de ella, comentando su sueldo, el ambiente laboral, qué tal eran los jefes, las promociones para subir dentro de la empresa, la formación, etc". Así, tomó el nombre de la película de Mike Judge (en inglés es Office Space) centrada en la vida de unos curritos informáticos, y montó en solitario una especie de foro súper básico (montado en Wordpress) en el que la gente podía comentar libremente, y despotricar, sobre lo que ocurría en su trabajo.

Una entrada en Trabajobasura.com
Una entrada en Trabajobasura.com

Los problemas del primer internet

Al principio, según explica el propio creador, todo era bastante básico y no pasaba de un mero proyecto personal más parecido a un blog que a un foro, pero pronto todo empezó a cambiar y no por gusto de su creador. En menos de dos años y en un instante en el que gigantes como Facebook o YouTube estaban en pañales o aún no habían nacido, Trabajobasura pasó de tener unos 500 comentarios sobre 300 empresas en 2005 a llegar a almacenar información de unas 700 empresas con 4.000 comentarios y más de 10.905 usuarios registrados en el momento de su cierre (septiembre de 2007). Centrados en el sector de la informática y la consultoría, la página se convirtió en un punto de paso obligado para todo aquel que trabajara en este sector.

"La plataforma era un formato blog pues en 2005 no existía la posibilidad de hacer un foro de forma sencilla y sin problemas. En esa época los foros no eran tan comunes y la gestión no era tan fácil de llevar como puede ser hoy día. En Trabajobasura el usuario podía, si no existía ya, introducir una nueva empresa que se creaba en el blog como una entrada nueva, y los comentarios que tenía esta entrada ya eran los comentarios de los usuarios. La gente que escribía no estaba obligada a registrarse (esto fue un punto clave para el éxito), es decir, eran usuarios anónimos, y también podían votar a dicha empresa", explica JGP. Al principio él solo dedicaba el tiempo justo para mantener todo en funcionamiento, pero el crecimiento de la web hizo que todo explotara.

La página se empezó a hacer famosa y los comentarios se multiplicaban, tanto los válidos y buenos como los que no servían para nada o eran fraudulentos. Tal fue el 'boom' que JGP vio cómo llegaban amenazas de empresas e individuos que aparecían en los comentarios y tuvo que comenzar a moderar todo personalmente. "Al principio era un 'hobby' que tenía después de las horas de trabajo, y moderaba cuando tenía algo de tiempo, pero la cosa se complicaba por momentos. Para que te hagas una idea, la moderación era de aproximadamente 300 comentarios diarios y de esos 300 yo creo que 150 no los podía publicar por insultos". Su 'ranking top basura', en el que se mostraban las empresas peor valoradas por los usuarios, se hacía cada vez más famoso y eso caldeaba aún más el ambiente.

"En esa época no estaba muy claro quién tenía la responsabilidad en una web la publicación de una amenaza. Me llegaron varias denuncias y un juez requirió al 'hosting' (que estaba en España) los datos del propietario de TrabajoBasura, es decir, mis datos. Fui requerido por la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional para entregar parte de la base de datos y la información de alguno de los usuarios, lo cual tuve que realizar aunque no estaba de acuerdo. En fin, me encontré en un lío que yo no había buscado por comentarios y amenazas realizadas por otras personas".

'Cárnicas' y especulación

De la noche a la mañana JGP se había encontrado con que su proyecto estaba en el foco de medio internet, asediado por las personas que se mencionaban en los comentarios y por grandes consultoras como Coritel, CapGemini o Atos Origin. ¿El motivo? Lo que se decía, pero también el posicionamiento. "Me llovían las amenazas por correo eléctrico. Me escribían de grandes bufetes de abogados de grandes empresas instándome a posicionar mi página por detrás de la suya y a borrar cualquier comentario relativo a sus clientes. Obviamente, yo no tengo la culpa de hacer un trabajo en cuanto a posicionamiento mejor que ellos con respecto a su propia empresa".

A finales de septiembre de 2007, arrastrando estos problemas y la falta de motivación de JGP para seguir echando horas en una web que ni siquiera daba beneficios, la web echa el cierre y su dueño pone a la venta el dominio por 3.000 euros. El ingeniero se queda la base de datos y ve cómo otro usuario intenta continuar su proyecto con Trabajobasura.info, pero el proyecto original se queda en el recuerdo de los usuarios.

Uno de los que mejor lo recuerdan es Alfredo de Hoces, compañero como informático de JGB que vivió de cerca todo el caso de Trabajobasura y uno de los pocos blogueros y periodistas que en ese instante se hacen eco en la red de los problemas que vive la web y de su cierre. "Era el primer 'boom' del 'software' y de internet en España y todo era nuevo. Los que estudiábamos la carrera de informática entrábamos en una de estas empresas sin saber muy bien qué nos esperaba dentro y buscando un trabajo para sobrevivir e ir creciendo. De repente nos encontrábamos con 150 personas trabajando a destajo en un sótano sacando 'software' como si no hubiese un mañana", explica el también escritor en conversación con este periódico.

Hoces acabó publicando todas estas historias en un blog que posteriormente convirtió en el libro Memorias de un ingeniero y su compañero optó por el foro. Asegura que la situación ha cambiado mucho en los últimos años y que queda poco de aquellos sótanos, pero aún recuerda muy bien aquellos años. "Trabajobasura nos marcó mucho porque hasta ese momento nadie se atrevía a hablar de las condiciones de estas consultoras y empresas. En ese momento se empezaron a conocer las 'cárnicas', se comenzó a hablar de los chanchullos de estos proyectos, de la especulación... Y con webs como estas nos dimos cuenta de que estábamos todos igual", apunta.

El 'far west' de la red

Después de leer todo esto queda una gran duda. ¿Qué ha cambiado en estos años para que Trabajobasura tuviera que cerrar y Glassdoor entre por la puerta grande? Pues la respuesta es más compleja de lo que se puede imaginar. Y, según David Maeztu, abogado especializado en derecho y tecnología, tiene que ver mucho con el tamaño de la compañía tras la plataforma.

"Todas estas plataformas se rigen por la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y más concretamente por el Régimen de Responsabilidad de los Prestadores. En ese régimen se explica, por ejemplo, que el administrador del servicio no es responsable de un contenido ilícito alojado en su web, pero en el momento en el que recibe la notificación por parte de un afectado o de las autoridades de la existencia del mismo tiene que proceder a su retirada", explica Maeztu. Esto ya denota que las plataformas necesitan de una estructura organizativa capaz de asumir la vigilancia permanente de la web, pero el asunto va más allá.

Según Maeztu, lo peor para estos pequeños 'sites' es que no pueden gestionar la demanda continua de empresas o particulares. "Recibida la notificación de la existencia del comentario, tú puedes negarte a borrar un contenido porque crees que no va contra las normas, ni difama, ni ataca el honor de nadie, pero claro, el afectado puede demandarte y ya tienes que ir a juicios, soportar gastos legales y demás. La mayoría de estas pequeñas plataformas no tienen ni tiempo ni dinero para soportar esto continuamente y acaban por cerrar o por moderar al máximo los comentarios".

Preguntado por si volvería a lanzar un proyecto como Trabajobasura, JGP es muy claro y quizá rompe el mito de algunos usuarios. "No volvería a hacer TrabajoBasura. Creo que fue algo muy útil y que nació con el mejor de los deseos, pero en este sector no puedes dar tanta libertad a la gente para que sean 'buenos' a la hora de escribir y valorar el sitio donde trabajan. La propia gente que hizo grande a TrabajoBasura, fue la que hizo que se cerrara".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios