3.000 personas acuden al evento

Locura en AliExpress: su primera tienda en España se colapsa en la inauguración

El gigante chino desembarca en España con su primera tienda en el centro comercial Xanadú, a las afueras de Madrid. El centro se ha visto sobrepasado en la apertura

Foto: Miles de personas colapsan la tienda en su inauguración.
Miles de personas colapsan la tienda en su inauguración.
Autor
Tiempo de lectura3 min

Cerca de 3.000 personas se han agolpado este domingo a las puertas del Intu Xanadú, un centro comercial de la localidad madrileña de Arroyomolinos, para optar a uno de los 500 regalos que el gigante asiático AliExpress daba en la apertura de su primera tienda física permanente en Europa. Aunque solo los 500 clientes más madrugadores de la enorme cola tenían derecho a un presente, han sido cientos las personas que han desafiado el sol y el calor con el único aliciente de ser de los primeros en cruzar la primera puerta europea entre el mundo 'online' y el desconectado del comercio chino.

El primero en acceder a la tienda, que ha abierto de forma puntual a las 12:00, ha sido David, un joven que llevaba acampado desde el viernes pasado a las puertas del centro comercial y que ha sido recibido, entre vítores y aplausos de los empleados de la tienda, con un 'smartphone' último modelo. Algo cansados tras 48 horas de espera y abrumados por el gran recibimiento y la expectación mediática, los siguientes agraciados también han ido recogiendo sus respectivos regalos, entre los que destacaban teléfonos inteligentes, patinetes eléctricos, robots aspiradores, drones o cámaras de acción.

La tienda de AliExpress en Xanadú, este domingo. (EFE)
La tienda de AliExpress en Xanadú, este domingo. (EFE)

Una vez dentro, los clientes más dormidos han tenido la oportunidad de espabilarse con un café —cortesía de la casa, que cuenta en el interior de la tienda con AliExpresso, un puesto de café gratuito para los usuarios— antes de lanzarse a su primera experiencia física con el gigante del comercio electrónico. Aunque más de uno se imaginaba la nueva tienda como un bazar chino abarrotado de baratijas y cachivaches electrónicos de toda clase, el nuevo AliExpress Plaza se asemeja más a una moderna galería, al estilo Apple Store, que a un almacén asiático de 'todo a un euro'.

De hecho, los 'stands' principales de la tienda, distribuidos en amplias mesas dispuestas a lo largo de un corredor diáfano, están ocupados por escaparates minimalistas de teléfonos y tabletas de marcas como Huawei, Xiaomi, Samsung o la propia Apple, que cuenta con una 'store' a escasos metros de su nuevo competidor. Además, por el centro de la tienda se suceden patinetes eléctricos, drones, robots aspiradoras, cafeteras y más aparatos electrónicos, que se integran junto a otras zonas temáticas, como un área de videojuegos que incluye un sofá frente a una pantalla plana donde los 'gamers' podrán probar las últimas novedades del sector.

El objetivo de AliExpress es introducir en Europa su idea del 'new retail', el comercio que fusiona la experiencia tradicional de compra 'offline' con las ventajas del mundo digital, con innovaciones como la sinergia de los códigos QR, que redirigen a los clientes a las especificaciones de la página web.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

En total, la nueva tienda de 760 metros cuadrados cuenta con unas 1.000 referencias de productos de más de 60 marcas, tanto españolas (Cecotec) como internacionales, especialmente asiáticas, ya que esta nueva extensión física busca ser un escaparate para marcas que aquí son menos conocidas, como Ugreen y Oppo Reno.

Lo cierto es que aunque la tienda física no cuenta con un catálogo tan amplio como el virtual, tiene sus ventajas: se acabaron las falsas expectativas generadas cuando uno ve el producto en la web, que luego derivan en fuertes cabreos cuando el cachivache llega a casa.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios