OBVIAMENTE NO LO NECESITAS PARA WHATSAPP

Por fin he probado un smartphone 5G: así funciona y qué cambia frente al 'viejo' 4G

Películas en tu memoria en cuestión de segundos y juegos en la nube súper fluidos. La nueva generación de internet móvil ya se puede contratar pero...¿realmente es para ti?

Foto: Captura de las pruebas de velocidad hechas en un momento de la mañana. Fotos: Michael Mcloughlin.
Captura de las pruebas de velocidad hechas en un momento de la mañana. Fotos: Michael Mcloughlin.

"Esto es igualito que cuando ponías el eMule y tenías que dejar ahí el ordenador dos o tres noches", bromea uno de los técnicos que nos acompaña en la prueba. Se acaba de descargar una película. En un abrir y cerrar de ojos. Dos horas y diez de película. En poco más de medio minuto. No es obra de la más refinada de las fibras ópticas. El dispositivo es cuestión es un móvil. Un 'smartphone' conectado al 5G. No se trata de una de las tantas pruebas de laboratorio y demostraciones que llevan viéndose en el gremio durante los dos últimos años. No es un golpe de pecho de la 'teleco' de turno. Cualquiera puede hacerlo. Tras mucho escuchar hablar de ello, uno ya puede ir y contratar una tarifa con esta nueva generación de internet. Por fin, tras dos años de ruedas de prensa y comunicados, hemos podido probarlo.

Ha sido Vodafone la primera de los operadores en subir el escalón que separa el 4G del 5G. "Esto irá cambiando y mejorando prestaciones". La firma ha sobrepasado esta meta volante en solitario. Orange no ha terminado de aclarar sus planes para subir revoluciones hasta este punto y Telefónica descarta hacerlo "masivamente" antes de 2021, cuando la red esté preparada al cien por cien. Ahora lo que tenemos entre manos es un 5G, por llamarlo así, de media cocción. La solución de la 'teleco' inglesa es una conjugación de artificios técnicos que aunque no alcanza todas las virtudes de las que nos llevan hablando durante tanto tiempo, si que nos permite hacernos una idea de lo que nos encontraremos en esta tierra prometida.

De momento, hasta 1Gbps

Foto: Michael Mcloughlin.
Foto: Michael Mcloughlin.

La prueba se ha realizado en el centro de Madrid, una de las quince ciudades que han sido regadas por el 5G. Concretamente en la céntrica Puerta del Sol y las calles aledañas. Se ha hecho con dos terminales diferentes. Parecen pocos pero suponen el 66% de la oferta de móviles compatibles con esta tecnología en España. Se trata de un LG V50 Thinq y un Xiaomi Mi Mix 3 5G. Estos dos terminales están equipados con el Snapdragon 855 y el módem X50, también de Qualcomm, piezas indispensables para poder realizar la conexión. El trío lo completa el Galaxy S10 5G, que llegará en los próximos días.

Actualmente, la red 5G de Vodafone alcanza 1gbps de descarga. A final de año lo duplicarán

Actualmente, en condiciones óptimas, la red 5G de Vodafone puede alcanzar velocidades de descarga de hasta 1 gigabit por segundo. A finales de este 2019 irá cogiendo ritmo y podrá rozar los dos gigas por segundo. Eso supone multiplicar por diez las virtudes del 4G +, un 4G crecido que, "en condiciones óptimas", puede alcanzar picos de unos 250 megas. ¿Para qué puede servir entonces estas capacidades? La primera, por citar una, para descargarse archivos grandes. Series o películas. La primera prueba va sobre eso.

Media temporada en minuto y medio

Fotos: Michael Mcloughlin.
Fotos: Michael Mcloughlin.

Abrimos Amazon Prime Video y probamos con 'La casa del reloj en la pared'. Peliculón (percíbase el tono irónico) Pero no es para verla, es para descargarla. 108 minutos. Aquí no se dan datos exactos del peso pero guiándonos por otras referencias esto puede suponer entre 600 y 700 megas. Le da al botón de descargar y el indicador de porcentaje empieza a correr. Unos 20 segundos después ya lo tenemos en nuestra memoria. Siguiente test. Capítulos de series. Primera temporada de 'Big Bang Theory'. Son píldoras más pequeñas. Un tercio de hora cada uno aproximadamente. Disparo a disparo en un minuto tenemos ocho de los 17 capítulos de la primera temporada en nuestra memoria.

Nos movemos de la céntrica plaza madrileña donde se levanta la sede del Gobierno regional de Madrid. Cronómetro en mano ponemos a competir un terminal con 4G y un 5G con el mismo objetivo. Descargar 'Lost in Space' desde, nuevamente, Amazon Prime Video. Alcanza el 99% en 32 segundos. El servidor tarda en procesar ese 1% tres segundos. 35,33 como nota final. Cuando uno mira el que está configurado con la actual generación, solo lleva un 29%. Un minuto y medio más tarde, cuando tomamos la foto de ambos terminales, lleva un 53%. "Los tiempos también variarán en función de la aplicación o la plataforma. No solo hace falta preparar teléfonos o antenas, también hace falta optimizar los servidores para responder a lo que les está pidiendo una conexión 5G", nos cuentan durante las comprobaciones.

Ciudades y tarifas 5G

La operadora puso en marcha el pasaado sábado su oferta 5G en quince ciudades. Además de Madrid, también está disponible en Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Zaragoza, Bilbao, Vitoria, San Sebastián, La Coruña, Vigo, Gijón, Pamplona, Logroño y Santander. 

Vodafone no ha creado una tarifa expresamente para el 5G sino que lo ha añadido a las llamadas 'ilimitables'. Concretamente a las de mayor rango. Los usuarios que tengan contratado Vodafone Ilimitada Total (solo móvil 49,99€/mes) Vodafone One Ilimitada Total (paquete convergente, 109,99€/mes). 

Los límites de velocidad

Recurrimos a los 'speed' test para hablar de megas en lugar de tiempo. Para tener dicha referencia en ese momento utilizamos una aplicación homónima en ese mismo lugar. Ya sabemos que se trata de algo orientativo (interfieren otros factores a la hora de la verdad) pero nos sirve para tener una idea de por dónde van los tiros.

La aguja empieza a subir y la cifra pasa en pocos segundos de cien a ochocientos megas por segundo. Llegamos a superar los 860. Aseguran que han conseguido en ese mismo lugar, en condiciones óptimas, rozar los 940. Con ese mismo terminal forzamos la conexión a una red 4G +. La aguja vuelve al inicio tras tocar techo ligeramente por encima de los 114,5. Las diferencias son notables. Al realizar este juicio en la barra de un bar, el resultado final de 717. Aunque hay que probarlo en profundidad, esto encaja con la versión de la compañía que asegura que a pesar de que estén tirando de la red de 3,7 Ghz (que funciona mejor en exteriores) también están teniendo un buen resultado en interiores.

Las pruebas en un entorno como el centro de Madrid se han resuelto con un pico de 860 mbps

Momento para las aplicaciones. Probamos con una de Vodafone TV, que pesa 18 megas. Presionamos el botón de descargar. El cronómetro se detiene en dos segundos. En ese abrir y cerrar de ojos ya está la app abierta. Hacer esa misma acción con la red actual se demora más de un minuto.

Hay que tener en cuenta que la infraestructura que están utilizando para proporcionar este tipo de conectividad es la conocida como 'Non Stand Alone'. Básicamente utilizan la red existente con mejoras para alcanzar estos guarismos. Paralelamente, tanto ellos como otros trabajan en el 'Stand Alone', un despliegue por y para el 5G que permitirá multiplicar los beneficios. Para 2021 esperan, al menos en Vodafone, tenerlo listo. Y ahí ya hablan de más de 4,6 gigas por segundo de velocidad. Casi nada.

Foto: Michael Mcloughlin.
Foto: Michael Mcloughlin.

Youtube en 8K

Turno para YouTube. Y para el 8K. La calidad no importa más allá del peso, que con estas pantallas no vamos a poder apreciar tanta resolución. No le cuesta moverlo. No tenemos ni un mínimo tirón seleccionando puntos aleatorios del vídeo. Además consigue hacer el suficiente 'buffer' (explicado 'grosso modo', almacenar la parte de clip que está por venir) en todas las ocasiones. No se queda colgado en ningún momento. Es más, consigue hacerlo más rápido que el iPhone Xs Max con el que abro un vídeo en 720 con mi tarifa de datos. Sin embargo, con el 'streaming' no tiene mucho sentido. "Con la calidad actual puedes perfectamente a calidad que ofrecen las aplicaciones", rematan desde la compañía. La historia será diferente, si es que llega ese momento, en el que las pantallas 4K se popularicen en dispositivos móviles.

Una de las virtudes del 5G es la latencia. ¿Y esto qué es? Pues básicamente es el tiempo que tarda un dispositivo en enviar una señal al servidor y recibir una respuesta. Con el 4G se consiguió un desfase de entre 50 y 150 milisegundos. La operadora logró con sus conexiones 4G+ reduce esa cifra, en condiciones óptimas, hasta los 20-18 milisegundos. En esta primera generación del 5G que ofrece Vodafone, según explican, se mueve en niveles en torno a los 12 en el mejor escenario. Esto todavía tiene margen de mejora cuando se avance en el despliegue de la red. La teoría nos habla de niveles tan ínfimos de cinco milisegundos e incluso por debajo.

Fotos: Michael Mcloughlin.
Fotos: Michael Mcloughlin.

Por eso la nueva generación de internet es tan importante también para el Internet de las Cosas. Una respuesta cuasi instantánea entre coches autónomos, drones o robots que estén trabajando en una línea de montaje es fundamental.

En el caso de un móvil, los que más agradecerán acortar estos tiempos son los 'gamers'. Los jugones, que suena más cañí. Más que nada porque el futuro, tal y como llevan tiempo pergeñando PlayStation, Xbox y más recientemente Google con Stadia, se dirige a los de videojuegos en la nube. El último experimento se hace con Hutch, una plataforma de 'cloud gamming' orientada a terminales y conexiones de 5G. La empresa se ha aliado, entre otros, con Samsung en países como EEUU para caminar conjuntamente en las temporadas venideras.

La latencia es una de las grandes virtudes del 5G. Pero donde realmente importa es en el IoT

En este caso lo probamos en el LG V50 Thinq. Un aviso nos advierte de que los juegos están concebidos para esa velocidad, aunque también se pueden disfrutar con Wifi o redes de menores prestaciones. Pues bien cuando lo hacemos con 5G, la sensación es la de no notar ni un solo 'lag', mientras que con el 4G nos encontramos parones minúsculos, casi imperceptibles. Claro, para el común de los mortales esto será insignificante. Personalmente me ha costado, mi ojo no está tan entrenado percibir esos pequeños lapsus. Sin embargo, para aquellos que dan duro, especialmente, a los juegos de 'shooting' (de disparos) esto lo valoran a las mil maravillas.

Esto es lo que da de sí el 5G a día de hoy. En los próximos días haremos un análisis más reposado para profundizar en estas primeras impresiones. Al menos la versión de Vodafone, un aperitivo de lo que está por venir. "Si podremos disfrutar de la parte de velocidad de descarga, pero aspectos como la cobertura en espacios muy abarrotados llegarán más adelante", explicaba recientemente Sergio Rios, ingeniero de telecomunicaciones y profesor de la UNIR, en un artículo en Teknautas. "Hay que esperar a la subasta de la banda de los 700 Mhz, que es la que habilita estas cosas", remata. Este trámite se producirá en el primer trimestre del próximo año dando paso a un segundo dividendo digital. No hay que olvidar que ese espacio está ocupado ahora por la TDT. Por eso, Telefónica y Orange han preferido esperar.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios