TAMBIÉN HAY UN ONEPLUS 7 A SECAS

OnePlus 7 Pro: el móvil que sube a los 800€ para ofrecer lo mismo que los de 1200€

Cámara delantera retráctil y triple sensor trasero, pantalla de 6,67 pulgadas sin marcos y hasta 12 GB de RAM. El modelo de 6GB de RAM parte en 709 euros y el de 8GB, a 759€

Foto: OnePlus 7 Pro. Foto: M. Mcloughlin.
OnePlus 7 Pro. Foto: M. Mcloughlin.

OnePlus nació hace un lustro. Lo hizo con ciertos aires 'hippies'. Vendían por invitación, solo en su web. Algo que rompía las normas de juego del sector, dominando ya por aquel entonces por Samsung y Apple. Eran los tiempos, entre otros, del Galaxy S5. El Android de referencia costaba entonces 729 euros de salida. Su gran mérito era aparecer con un terminal de 269 euros que ofrecía bastante más que lo que su precio podría indicar. Con el paso de los años este fabricante se fue forjando la fama de ser un iPhone chino, bastante más asequible que el original.

Cinco años después esta última idea sigue bastante en vigor, pero lo que le rodea ha cambiado. La firma de ojos rasgados vende en Amazon y también lo hace en tiendas 'online' y físicas de distinta índole y naturaleza. El sector ha dejado de sonrojarse cuando se habla de terminales mil euristas. Ya hay modelos que pulverizan esa plus marca superándola holgadamente. Ahora que los plegables aparecen en el horizonte, el gremio se dirige hacia la siguiente cima: los 2.000.

Algunos ven en estos costes un exceso. Un lujo, dirán otros. Vaya por delante que cada uno hace con su capital lo que le viene en gana. Aquí entra en juego la llamada 'alta gama premium'. Una suerte de 'Champions League' de los 'smartphones', donde está la 'créme' de la 'creme'. Ahora OnePlus juega en esta liga. Y lo quiere hacer como hasta ahora: con un terminal que compita contra los que cuestan trescientos o cuatrocientos euros más. Y su candidato es el OnePlus 7 Pro, presentado este martes en un 'tecnosarao' en Londres. Un móvil que quiere demostrar que los excesos pueden ser (algo) menos lujosos. Para competir con los de 1.200, han apostado por 829 euros. El modelo de 8GB de RAM se queda en 759 y el de 6GB en 709 euros. Un iPhone 6 Plus en 2014, el año en el que la marca apareció en el mercado, costaba 799 euros. Por hacernos una idea.

La hora de las hormonas

OnePlus 7 Pro. (M. Mcloughlin)
OnePlus 7 Pro. (M. Mcloughlin)

Hasta el día de hoy OnePlus nos tenía acostumbrados a una hoja de ruta cerrada. Dos lanzamientos, uno en primavera y otro en otoño, por año. Ahora se multiplicarán por dos. Habrá un modelo estándar y un Pro en cada mitad del año. Podían haberlo llamado Pro, Max o Plus. Que viene a significar lo mismo: más. El OnePlus 7 Pro es más que el OnePlus 7. De cajón esta conclusión lumbreras. Pero, ¿dónde han centrado las mejoras en cada caso? En el caso del OnePlus 7 Pro, además de la habitual puesta a punto de potencia, tripas y software, han echado el resto en dos deudas pendientes que tenían y que los más exquisitos (no se nos olvide que este producto no deja de ser un móvil 'premium'): la cámara y la pantalla.

Todo ello se empaqueta en un diseño remozado y mejorado. Impresiona cuando uno lo saca de la caja. Aquí no hay 'notch' ni nada por el estilo. Se ha optado por una cámara 'pop-up'. Pueden llamarlo periscopio. Cuando uno activa la cámara frontal, el mecanismo se abre instantáneamente. Eso les permite que el panel SuperAMOLED de 6,67 pulgadas supere holgadamente el 90% de frontal. La sensación de pantalla sin marco se acentúa gracias al cristal curvado de su parte frontal. No son tan pronunciados como en los Samsung pero ayudan a disimular unos bordes ya bastante mínimos de por sí.

La cámara pop-up permite que no haya apenas bordes y no haya 'notch'

Este elemento de diseño, puramente ornamental, siempre ha generado controversia. Para unos ayuda y mucho a la estética general del terminal, como es el caso. Otros se quejan de posibles toques accidentales y de eventuales distorsiones en vídeos. No tiene más función que la decorativa. Un huevo de Fabergé.

El formato de 19.5:9 escogido le confiere un aspecto rectangular sin llegar a ser tan alargado como el Sony Xperia XZ1 que vimos en el Mobile World Congress. Es un móvil grande. Y un tanto pesado. 206 gramos. Yo personalmente no he tenido problemas, pero si tienes manos pequeñas, quizás no sea tu modelo preferido.

OnePlus 7 Pro. (M. Mcloughlin)
OnePlus 7 Pro. (M. Mcloughlin)

A diferencia de lo que se viene estilando, los botones de colocan a ambos lados. En el izquierdo tenemos los de volumen. A la derecha, el de bloqueo y la pestaña para pasar fácilmente al modo vibración o silencio. El inferior está reservado para el puerto USB tipo C (de tipo 3.1), así como para la bandeja de la nano SIM y uno de los altavoces estéreo. El otro se encuentra en la parte frontal superior. Casi imperceptible. El sonido, es compatible con Dolby Atmos, es bastante bueno teniendo en cuenta que es un móvil. Esto también es un paso adelante si tenemos en cuenta la trayectoria de la compañía.

El OnePlus 7 Pro estará disponible en tres colores. Un gris con efecto espejo que ya vimos en la pasada generación, un blanco crema con remates dorados y un azul mate que apunta a ser, percepción personal, una de las tonalidades más bonitas del curso. Solo el naranja que vimos en el P30 Pro de Huawei me ha impresionado tanto. Aunque su acabado puede llevar a pensar que es aluminio tratado, nada de eso. Es cristal templado.

ModeloColorPrecioConfiguraciónFecha
OnePlus 7 Pro Mirror Gray 709€ 6GB de RAM -128 GB 21/05
OnePlus 7 Pro Mirror Gray. Nebula Blue 759€ 8GB de RAM - 256 GB 21/05
OnePlus 7 Pro Almond 759€ 8GB de RAM - 256 GB Junio
OnePlus 7 Pro Nebula Blue 829€ 12GB de RAM - 256 GB 21/05
OnePlus 7 Gray Mirror 559€ 6GB de RAM - 128GB 21/05
OnePlus 7 Gray Mirror 669€ 8GB de RAM - 256GB 21/05

Palabra de OnePlus

Antes de entrar a hablar del caballo que mueve esta nueva generación, hablaremos de las renuncias. Aunque compita en la misma liga que el Galaxy S10 o el P30 Pro hay diferencias. La más polémica quizás sea el de la certificación IP, algo que conlleva pasar por caja. OnePlus afirma que sus terminales están preparados para soportar la humedad del baño si te metes en la ducha para seguir dándole al Spotify, que puede sobrellevar sin problema algún chapuzón ocasional y salpicaduras sin problema. Pero nada de piscina. Ni de mar. Siendo justos cabe decir que el agua salada raramente es cubierta por la garantía de casi nadie. Tampoco hay LED de notificaciones, para lo que han ideado un sistema por el que se iluminan los laterales del color que configures para las notificaciones de cada 'app'.

OnePlus 7 Pro. (M. Mcloughlin)
OnePlus 7 Pro. (M. Mcloughlin)

Otra de las ausencias destacadas es la carga inalámbrica. Destacada porque todo el mundo la mete en esta categoría, no porque realmente sea una utilidad demanda y requerida por un gran número de usuarios. En tiempos en el que ya empezamos a ver móviles que pueden compartir energía solo por contacto, OnePlus desoye los cantos de sirena y se centra en la carga rápida. En este caso, contamos con un sistema bautizado como 'Warp Charge' (con cable y adaptador dedicado) que nos el 50% de sus 4.000 mAh de batería en 15-20 minutos.

Tampoco habrá la posibilidad de ampliar por microSD. Ofrecen 128 o 256 GB de almacenamiento interno, bajo el estándar UFS 3.0 (2-Lane), el más rápido en el mundo móvil para escribir y leer archivos. Lo que quieren evitar es que utilicemos una mala tarjeta externa, que se ralentice el proceso y acabemos echando la culpa al terminal. Esto no es nuevo. Hugo Barra, ahora en Facebook, ya planteó esto cuando militaba en Xiaomi como máximo responsable de producto.

El Snapdragon 855 se puede jalonar con 6,8 oo hasta 12 GB de RAM en el OnePlus 7 Pro

El encargado de tirar de esta nueva gama es el Snapdragon 855. La factoría sigue fiel al pura sangre de la ganadería Qualcomm. Un procesador preparado para la versión 5G del One Plus 7 Pro (que no llegará a España por el momento) montando también el módem X50. Se trata de un procesador octa-core, de 7 nanómetros que corre a velocidades de hasta 2.84 GHz. ¿Te suena a chino? Basta con que sepas que es uno de los chips más fiables y destacados del momento. Puedes jalonarlo con 6, 8 o 12 GB de RAM. Este último guarismo, especialmente interesante para los 'gammers' y otros perfiles 'hardcore' como creadores que graben y editen vídeos en alta calidad solo con su móvil. A esta carta de servicio hay que sumarle sistema de refrigeración líquida. Toda esta potencia tiene sentido en poquísimos casos. La mayoría de seres humanos se sentirán más que sueltos con la configuración de 6 o con la de 8 gigas.

Pantalla y cámara: los hits

La pantalla es una de sus grandes mejoras. Han apostado por una SuperAMOLED, un panel fabricado por Samsung que cuenta con una solvencia destacada. La resolución sube hasta ser QuadHD +. La densidad de pantalla se queda en 516 píxeles por pulgada. Pero no solo de resolución viven los usuarios. Han mejorado la tasa de refresco del panel con 90 herzios. Es cierto que hay terminales especializados para 'gamming' con 120, pero aquí se nota desde el primer momento lo fluido que se ven animaciones y juegos. Para ahorrar batería puedes modular manualmente, ajustarla a 60 herzios y ganar autonomía. La latencia también ha sido reducida y la respuesta parece muy buena en este primer contacto.

Además del modo de lectura, han incluido un modo noche mejorado. Se trata de un modo que atenúa las luces azules para que no influya tanto en nuestra capacidad de conciliar el sueño. Gracias al software puedes incluso programarlo para que entre en funcionamiento automáticamente. Sobre la pantalla, un último apunte: han conseguido reducir el umbral mínimo de brillo hasta los 27 nits. Eso es oscuro. Muy oscuro. Más que la dichosa batalla de Invernalia de la última temporada de Juego de Tronos. Dentro

OnePlus 7 Pro. (M. Mcloughlin)
OnePlus 7 Pro. (M. Mcloughlin)

La triple cámara es otra de sus grandes novedades. Cuenta con un sensor RGB de 48 megapíxeles (f/1.6 y pixeles de 1,6 micras) un telefoto de 8 (tres aumentos ópticos, f/2.4 y píxeles de 1 micra) y un gran angular de 16 (f.2.2 y 117 grados de visión). DxOMark, el índice de referencia a la hora de valorar las capacidades de vídeo y foto de un 'smartphone', les coloca en el tercer cajón del podio tras el P30 Pro de Huawei y el S10 5G de Samsung, no disponible en España. Incluye un modo manual, compatibilidad con RAW, modo retrato mejorado y un modo nocturno que quiere dar caza a los mejores del sector, aunque habrá que esperar a la 'review' en profundidad.

La triple cámara, según DoXMark, se coloca tercera, tras el P30 Pro y el Galaxy S10 5G Edition

Tiene tres modos de enfoque, mediante profundidad, fase o láser. Cuenta con establizador óptico y electrónico (por ejemplo, a la hora de grabar en 4K no se puede utilizar el estabilizador óptico, por la carga de trabajo que supondría para el procesador). Puede captar vídeo a 30 frames o 60 frames por segundo tanto en calidad 4K como a 1080p y tiene súpercámara lenta de 480 fps en calidad HD. La cámara delantera, por su parte, cuenta con 16 megapíxeles, apertura de f/2.0, enfoque fijo y píxeles de una micra de tamaño. La grabación de este sensor se queda en 1080p a FHD.

Aquí no hace falta Face ID

OnePlus 7 Pro: M. Mcloughlin.
OnePlus 7 Pro: M. Mcloughlin.

La cámara delantera se puede configurar desbloqueo facial. En cuanto enciendes la pantalla o tocas el botón de desbloqueo aparece el periscopio y desbloquea el teléfono. Si estás preocupado por la esperanza de vida de esta pieza, OnePlus asegura que la ha sometido a test de estrés y el resultado es de 300.000 aperturas y cierres, lo que supone unas 150 al dia durante cinco años. Sin embargo, es de justicia decir que aquí 'Face ID' no tiene sentido. El sensor bajo la pantalla es el más rápido y preciso, incluso con el dedo mojado, que te puedas encontrar en el mercado a día de hoy.

Este móvil funciona con Oxygen OS sobre Android P. Lo cierto es que es una de las capas más ligeras del mercado y menos intrusivas y cuyas funcionalidades 'extras' están bastante justificadas. Quizás la más destacable sea el nuevo modo juego -dispone de un motor háptico para juegos- que optimiza el rendimiento al máximo de la RAM y para absolutamente todo lo que no sea el juego en cuestión. Dispones de un modo 'Zen', que te permitirá bloquear el móvil (a excepción de las llamadas y la cámara) durante 20 minutos. No se puede interrumpir.

El modo Zen, que bloquea 20 minutos todo menos las llamadas, puede ser tu remedio, nomofóbico

La gominola esa una función para recordar donde has aparcado el coche o los nuevos gestos de navegación, mejorados y completados de la última edición. Según AOSMark, el ranking que mide el ritmo de actualizaciones, OnePlus es la segunda marca en lanzar actualizaciones de Android, solo por detrás de Google.

Cabe mencionar aquí que la carta de servicios del OnePlus 7 Pro se completa, entre otras cosas, con Bluetooth 5.0, NFC y los códecs de sonido aptx y aptx HD de Qualcomm asi como LTE de cat.18

'No necesito tanto': OnePlus 7

El OnePlus 6T. (C. Castellón)
El OnePlus 6T. (C. Castellón)

OnePlus sabe que tiene una importante parte de su parroquia que huye de los excesos. Esos que están convencidos que un móvil de poco más de 500 euros puede darles una experiencia similar a la de uno de 800 o más. Que no necesitan tantos artifícos, sino que necesitan no echar nada importante en falta. Por eso también ha lanzado un OnePlus 7 a secas. Uno que se actualiza en lo que a las tripas se refiere pero mantiene el diseño, pantalla y ofrece una cámara dual en vez de triple. Con esto no echan a perder a un público fiel que no piensa en gastar más.

Nuevos auriculares de OnePlus

OnePlus también ha presentado una nueva edición de sus auriculares Bullets Wireless. La segunda remesa de este accesorio se beneficia, entre otras cosas, de Bluetooth 5.0, que debería darle más estabilidad así como del códec aptxHD de Qualcomm que mejora la calidad de la reproducfión inalámbrica de música.

Vuelven a repetir su diseño metálico con cierre magnético, remozado para mejorar la acústica y la resonancia, pero ahora cambian su forma para prescindir del accesorio de goma para fijarlo bien en la oreja. El micrófono se coloca en el control de reproducción del cable, en lugar de en la diadema. Ahi se coloca la batería, que ofrece una autonomía de hasta 14 horas. También tiene de carga rápida, así que con 10 minutos podrás reproducir hasta 10 horas de música. Entre las novedades, se incluye un modo de emparejamiento rápido con los teléfonos de la marca. Su precio es de 99 euros.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios