¿Cómo se reparan estos gigantes de metal?

El ingenioso sistema que usa Canarias para cambiar enormes postes de luz desde el aire

Seguro que estás harto de ver sus estructuras destacar sobre los paisajes, pero puede que nunca hayas pensado en cómo se arreglan o recomponen los apoyos metálicos para líneas eléctricas

Foto:

Seguro que te has fijado en ellos alguna vez. Estas gigantescas estructuras de metal se han convertido en una figura típica en nuestros campos y montañas. Los apoyos metálicos para líneas eléctricas que llevan los cables de punta a punta del país ya son algo habitual en nuestro paisaje diario. Pero, ¿sabes cómo se cambian y arreglan estos armatostes?

Como imaginarás, muchos se sustituyen cortando dicha red durante un tiempo hasta poder reponer la estructura o realizando un empalme que evite justo ese apoyo, pero en otros casos estas maniobras no son posibles, y hay que optar por algo mucho más espectacular (y costoso). Un buen ejemplo es el de la compañía semipública Red Eléctrica Española, que lleva meses probando en Canarias una nueva técnica para llevar a cabo estas labores en zonas remotas y con difícil accesibilidad: el cambio de apoyos con grúas y helicópteros.

A través del programa MAR, que lleva desde 2011 poniendo a punto las instalaciones de red de las Islas Canarias, la compañía ha llevado a cabo un total de 457 cambios de apoyos con estas y otras técnicas en todo el archipiélago. Sustituyendo, o mejorando, hasta un 90% de las instalaciones que existían en Fuerteventura y un 82% de Lanzarote.

“Queríamos adecuar las líneas y subestaciones de Canarias a los estándares de los activos de Red de la Península y para eso necesitábamos renovar gran parte las estructuras”, explica a Teknautas Ainara Irigoyen, delegada de Red Eléctrica en Canarias. “Los más llamativo, por los porcentajes, son los casos de Fuerteventura y Lanzarote, pero hemos hecho cambios en todas las islas con una gran inversión”.

Debido a la orografía de las islas y la complejidad que ofrecen ya de por sí los terrenos insulares, optaron por usar estos helicópteros y grúas. “No es algo estandarizado, sino que son planes 'ad hoc', pues cada apoyo se encuentra en un punto diferente y nos enfrentamos a problemas particulares. En este caso decidimos utilizar estas herramientas porque creímos que eran las más adecuadas”, comenta Irigoyen.

Estructuras gigantes que se renuevan desde el cielo, pero ¿cómo se realiza un cambio con estas herramientas? Pues, según explican desde la compañía, llegan a participar hasta 12 personas por cambio y todo depende de las condiciones meteorológicas. “Trabajan entorno a 10-12 personas (como mínimo 2 operarios de helicóptero, 4 subidos en el apoyo, 2 al pie, 2 en la zona de acopio y un jefe de trabajo), sin incluir los técnicos de supervisión y seguridad. En función de la tipología del apoyo, se pueden sustituir uno o varios en un día, siempre y cuando haya una organización previa de los trabajos, unas condiciones meteorológicas adecuadas y el material necesario esté semiarmado y acopiado en las proximidades”, comentan desde la empresa.

Una inversión millonaria

Desde la empresa aseguran que su plan es un éxito y basan su optimismo en los datos obtenidos. “Solo hay que ver el tiempo de interrupción medio (TIM, Relación entre la energía no suministrada y la potencia media del sistema eléctrico) y su evolución desde que empezamos este proyecto. Ha pasado de hasta 244 minutos en 2010 a apenas 3 en 2017”, argumenta Irigoyen.

No hay datos del gasto total en cambios, pero desde Red Eléctrica aseguran que, sin incluir materiales, cada una de estas sustituciones con gruas o helicópteros ronda los 30.000 euros. Lo que sí conocemos es la inversión con la que ha contado hasta el día de hoy el proyecto MAR: 274 millones repartidos entre las cinco islas más grandes del archipiélago: 114 en Gran Canaria y Tenerife, 19 millones en Lanzarote, 18 en Fuerteventura y 7 en La Palma.

En cuanto a si estas técnicas se podrían usar en otros proyectos, Irigoyen lo deja en el aire: “todo depende de la problemática a la que te enfrentes. Como comentaba, son decisiones ad hoc y dependen de las condiciones que encuentres”. Eso sí, en lo que no duda es al hablar sobre si apareceran nuevas técnicas y opciones. “Por ejemplo en la sustitución de los apoyos de la línea Granadilla-Candelaria, en Tenerife, hicimos la primera sustitución en tensión de una línea de 220 kV en todo el archipiélago. Es algo súper novedoso y un ejemplo de que aún se puede seguir innovando en muchos aspectos”, termina Irigoyen.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios