un proyecto pionero en españa

Ingenieros valencianos crean 'Satan', un 'software' para cazar corruptos: así funciona

Este equipo de la Universitat Politécnica de Valencia ha desarrollado un programa que rastrea las bases de datos de la Generalitat para descubrir posibles casos de fraude

Foto:

César Ferri lo ve como algo de lo más normal. "Lo podría haber hecho cualquiera", asegura a Teknautas. Pero su proyecto Satan (Sistema de Alertas Tempranas Anticorrupción) es algo bastante especial. Realizado junto a su equipo de la Universitat Politécnica de Valencia, y en colaboración de la Generalitat Valenciana, supone el primer sistema anticorrupción diseñado por y para una entidad pública de este tamaño en España.

Ferri y los otros 5 compañeros con los que comparte proyecto son los creadores de esta especie de perro detective virtual que acaba de ser aprobado por Les Corts tras un año de desarrollo y pruebas. Un programa encargado por el propio gobierno levantino que buscará por los rincones de las instituciones públicas para encontrar cualquier indicio de irregularidades, controlará los contratos que se adjudiquen y lanzará alertas cada vez que encuentre algo que no cuadre. “Hay que dejar claro que no es un policía. La idea es que lance alertas que pongan sobre aviso a los inspectores y que sean ellos quienes tiren de la manta”, explica el ingeniero.

El funcionamiento de Satan a día de hoy es tan simple como novedoso para los entornos públicos nacionales (uno de los pocos acercamientos similares es la base creada por los notarios). El programa analiza y filtra las bases de datos de la Generalitat, las cruza con las de otros organismos e instituciones e intenta encontrar indicios extraños. En el momento en el que caza algo manda una alerta que reciben los inspectores y categoriza las alarmas según lo importante o llamativas que puedan ser. Aunque Ferri habla con cautela, pues están en una fase muy inicial.

“Lo que sacamos, por ahora, es todo público y accesible, cualquiera podría montar un sistema similar. Lo que hacemos es automatizar toda esa información pública, cruzarla con otras bases y llamar la atención a la Administración si algo no cuadra. Por ejemplo, el otro día encontramos un local en Valencia en el que en un día crearon 20 empresas y mandamos una alerta con ello. Lo hallado no quiere decir que eso fuera algo ilegal, pero sí sospechoso”, explica Ferri.

Así funciona el sistema Satan. (Imagen cedida)
Así funciona el sistema Satan. (Imagen cedida)

Por ahora, solo trabajan con datos públicos de la Generalitat y los cruzan con los del BORME (el Boletín Oficial del Registro Mercantil) a través de la base de datos LibreBORME, montada por el también ingeniero Pablo Castellano. Es un buen inicio para perseguir todo tipo de contratos y relaciones entre empresas e instituciones, pero esperan poder seguir creciendo poco a poco y llegar al objetivo que les pusieron al principio: poder prevenir los delitos. “Estos sistemas necesitan su tiempo de aprendizaje si queremos que lleguen tan lejos”, explica Ferri.

Un algoritmo difícil de entrenar

Desde fuera de las instituciones públicas valencianas hay comunidades que se han fijado en este programa, pero este valenciano, especializado en Machine Learning, habla con cautela. Según él, aún queda mucho por hacer. "Solo hace un año que empezamos con esto por encargo de la Generalitat, que nos puso las pautas por las que debía ir el proyecto. Es verdad que es un gran avance para las instituciones públicas en algo muy novedoso, pero aún es muy pronto para tener un algoritmo totalmente a punto".

La Generalitat destinó 55.000 euros para financiar el programa y un equipo de 7 personas se puso con ello desde la UPV. Pero no es fácil trabajar en un entorno como este. “No hay que olvidar que hablamos de un sistema público con bases de datos ingentes con muchos fallos, que no están bien guardadas o que hay que curar. Eso es de lo que más nos está costando, tenemos que poner a punto los archivos para que podamos automatizarlos”, apunta Ferri.

El 'Dashboard' de Satan (Imagen cedida)
El 'Dashboard' de Satan (Imagen cedida)

Además, si se busca que el algoritmo pueda incluso prevenir el delito, éste debe conocer cómo funciona algo así. “Puede chocar mucho, pero para nosotros es un grave problema que no haya fraudes suficientes para entrenar el programa”.

De momento, y para ir practicando, están usando casos antiguos y datos de hace años con la idea de ir afinando el programa. La idea es ir enriqueciendo a Satan y que así pueda encontrar y clasificar mejor todo lo que vaya encontrando.

Fácil de exportar, relativamente

Aunque no está entre las prioridades, Ferri tiene muy claro que su programa se puede exportar, y que se hará. “Sabemos que ya muchas comunidades están preguntando por él y es seguro que se extenderán estos programas. En entornos privados, como los bancos, llevan muchos años funcionando con algoritmos similares. Lo raro es que el sistema público no se haya animado hasta ahora”, apunta el ingeniero.

En Europa ya existen herramientas como ARACHNE que vigila los posibles fraudes en la Unión Europea, aunque en España existen algunas peculiaridades que complican la opción de generalizar un solo sistema para todo el Estado. “Cada comunidad tiene sus propios procesos, tiene su forma de archivar los datos y registrarlos, por lo que se necesitaría una medida estatal para crear un sistema común, y eso es muy complicado”.

Tardará su tiempo en llegar, pero Ferri de lo que no duda es de su utilidad. “Esto es como un radar de tráfico contra los corruptos. Está claro que habrá quien sea capaz de saltarse el control, pero muchos frenarán solo al ver que hay un programa que controla si cumples, o no, las normas”.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios