primer servicio de alquiler compartido por móvil

El 'Uber' de los patinetes eléctricos llega a España (y desafía a los ayuntamientos)

Dos emprendedores estrenan en julio en Valencia el primer servicio en España de alquiler de patinetes compartidos como los que arrasan en Silicon Valley. El siguiente paso es crecer en Madrid y Barcelona

Foto: Patinetes eléctricos compartidos que Bbuho estrena el 15 de julio en Valencia. (bbuho)
Patinetes eléctricos compartidos que Bbuho estrena el 15 de julio en Valencia. (bbuho)

Están comenzando a ser una alternativa cada vez más extendida en espacios urbanos. Tanto, que grandes ciudades como Madrid y Valencia se han visto forzadas a tener que plantearse su regulación mediante ordenanzas específicas con el fin de encauzar el uso de una forma de movilidad en auge. Los patinetes eléctricos, el modelo de transporte que hasta hace unos meses parecía exclusivo de adolescentes y ejecutivos excéntricos, crece en otros segmentos de la población.

Valencia acaba de publicar su propia normativa, que autoriza la circulación por su cada vez más amplia red de carril bici a una velocidad no superior a los 15 kilómetros por hora. Madrid, por su parte, ha preparado una normativa similar, con la diferencia de que su carril bici es mucho más limitado, lo que ha generado no pocas críticas de los usuarios, que ven en la práctica una fuerte restricción. En Barcelona, el Ayuntamiento de Ada Colau, dio luz verde en mayo pasado a una ordenación de los llamados vehículos de movilidad personal (VMP) algo más benévola con los patinetes: permite su uso en carriles bici, plataformas únicas o en calzadas de velocidad reducida. También Sevilla tiene su norma.

Bbuho quiere estar en septiembre en Barcelona y Madrid. "La clave está en hacer un posicionamiento muy rápido", dice Gustavo Santana

El afán regulatorio se explica por el auge de este tipo de vehículo, que hasta ahora era de uso particular, pero para el que en España dos emprendedores están a punto de lanzar su primera versión compartida, al estilo de las motocicletas compartidas Moving, eCooltra o IoScoot. Se trata de Bbuho (bbuho, en minúsculas es su marca), una iniciativa que a partir del próximo 15 de julio comenzará a funcionar en Valencia de la mano de dos emprendedores, Gustavo Santana y Javier Costa. Van lanzados y aseguran haber levantado financiación externa de fondos de 'venture capital' para comenzar a funcionar con una valoración de la compañía de más de dos millones de euros.

El proyecto nace con 100 patinentes eléctricos que podrán alquilarse mediante el sistema de 'scooter sharing'. En una primera fase, los promotores de la iniciativa han alcanzado acuerdos con grupos hoteleros para establecer los llamados 'puntos bbhuo', en los que el usuario podrá recoger o dejar el patinete (modelo 'Pick & Drop'), al igual que ocurre ahora con los servicios de bicicletas públicas como Valenbisi o BiciMAD. Para poder ser usuario habrá que descargarse la aplicación que permitirá desbloquear el patinete, geolocalizado de forma permanente y con alarma antirrobo.

Gustavo Santana, un militar en la reserva, ingeniero de telecomunicaciones y consultor en proyectos digitales, explica a Teknautas que, por ahora, lleva detrás dos fondos de inversión, uno nacional y otro extranjero, que han suscrito una primera ronda de financiación. El plan de negocio contempla extender el servicio a partir de septiembre con un millar de patinetes en Madrid y Barcelona de forma muy rápida para posicionarse y después probar en otras ciudades e, incluso, explorar el mercado internacional.

"Nuestra innovación realmente está en ser los primeros en implantar un servicio donde detectamos una necesidad porque lo estamos viendo en las calles. Además, aportamos una tecnología de uso fácil y sencillo, una movilidad que va a dar libertad de uso y un producto que no existe ahora mismo. Hay que tener en cuenta que, por ejemplo, en Madrid van a restringir el acceso con coche a los no residentes. El patinente ahorrará sudoración, lo puedes bloquear para meterte en el metro, por ejemplo".

Uno de los patinetes de Bbuho.
Uno de los patinetes de Bbuho.

Sobre los objetivos a largo plazo, Santana afirma que su vocación es superar en un período corto de tiempo su vocación local para ser una empresa internacional. "La clave está en hacer un posicionamiento muy rápido", señala.

Lo cierto es que en Europa son pocas las iniciativas similares. En Estados Unidos, empresas californianas como Bird o LimeBike están arrasando en Silicon Valley con esta suerte de 'Cabify' o 'Uber de los patinetes' (aunque aquí el chófer eres tú mismo) y han captado ya más de 200 millones de euros. Han sido los primeros en aterrizar en el Viejo Continente colocando sus artilugios en Berlín o Zurich.

Bbuho no es menos ambicioso, aunque habrá que ver cómo responde el usuario español. La segunda fase de su proyecto pasa por un modelo en el que la recogida y entrega ya no será en 'puntos bbuho' hoteleros, sino en lugares mucho más amplios, con un sistema similar al de motos compartidas. Para esto, el plan de negocio pasa por una segunda ronda de financiación de hasta ocho millones de euros, que podría completarse con una tercera en la que estiman llegar a una valoración de 26 millones. Los patinetes son un diseño propio fabricado con proveedores locales.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios