Mentiras y poder dominante: por qué Facebook es el nuevo 'ogro' de Internet
  1. Tecnología
EUROPA SE MOVILIZA

Mentiras y poder dominante: por qué Facebook es el nuevo 'ogro' de Internet

Alemania le acusa de posición dominante. Francia da un ultimátum para que deje de jugar con los datos de usuarios de WhatsApp. Europa tiene a la red social en el punto de mira

Foto:

Menuda semanita me está dando Europa”. Esta frase perfectamente podía haber salido de la boca de Mark Zuckerberg en las últimas horas. La primera cucharadita de ricino llegó el lunes desde Alemania. El organismo del país teutón encargado de velar por la competencia hacía pública parte de una investigación en la que acusa a Facebook de abuso de poder y critica abiertamente la forma en la que obtiene datos personales en sitios de terceros. Sin tiempo para digerir este amargo trago, segunda ronda. El martes las autoridades francesas amenazaron con cuantiosas multas si la compañía seguía tomando datos de WhatsApp sin consentimiento de su comunidad.

Foto: (Foto: Reuters)

Estos dos casos son las últimas muescas de un rosario de enfrentamientos legales a diferentes niveles en el Viejo Continente. Medias verdades, mentiras, 'fake news' y abuso de poder. Facebook es el último ogro de Internet y Europa está preocupada por evitar que campe a sus anchas. Y hay disposición a tomar medias como se hizo en su momento con Google o Microsoft.

Abuso de poder

placeholder (Reuters)
(Reuters)

Como muestra un botón. El de 'Me Gusta', concretamente. Esta función que incluyen millones de páginas en todo el mundo ha sido el que ha despertado la desconfianza teutona. La Oficina Federal de la Defensa de la Competencia ha acusado abiertamente a Facebook de “abuso de posición dominante” al condicionar el uso de su red social a que se le de una suerte de 'barra libre' a la hora de recoger todo tipo de datos generados en páginas y aplicaciones de terceros.

No sólo en Instagram y WhatsApp. La API (la función que permite integrar dicho botón) recolecta datos en todo momento. No sólo cuando se presiona. De esta forma, cualquier persona que tuviese su perfil logueado estaría suministrando información de sus movimientos en estas webs aunque no interactúe con esta opción.

Alemania reprocha a Facebook que condicione el registro a una suerte de barra libre a la hora de recolectar datos

La agencia del país europeo, que no valora la posible violación de las políticas de protección de datos, alega que como “empresa dominante”, Facebook no tiene en cuenta “que los usuarios no tengan alternativas en otras redes sociales” e imponga estos requisitos para registrarse. Le reclama, dado lo extenso del uso de sus APIs, mayor transparencia y opciones para los usuarios. La respuesta de los de Menlo Park no se ha hecho esperar: sólo el 41% de los alemanes tienen cuentas activas en su red por lo que compañía “dominante” es una denominación inexacta.

Para evitar un enfrentamiento abierto, ha tendido la mano para colaborar con las autoridades del país, que no publicarán el informe completo hasta mediados del próximo año. ¿Y en España? ¿Puede desatarse una investigación similar? Fuentes de la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia aseguran que “no tienen ningún procedimiento en marcha” sobre Facebook, pero recuerdan que este órgano puede actuar “tanto de oficio como a raíz de una denuncia”.

WhatsApp y Facebook, un matrimonio cuestionado

placeholder

“A mi todo este lío con Alemania me recuerda al debate de que Facebook recolectaba datos de WhatsApp. Es lo mismo pero con webs”, aclara el experto en derecho digital, Borja Adsuara. Desde que en 2012 Mark Zuckeberg anunciaba, coincidiendo con su primer bolo en el Mobile World Congress de Barcelona, la compra de la aplicación de mensajería instantánea surgió este miedo.

Según la Comisión Europea, la empresa aseguró en 2014 que “no tenía capacidad de desviar los datos de los usuarios de una plataforma a otra”. En agosto de 2016 cambió las condiciones de uso, abriendo la puerta a cruzar información de una cuenta a otra. Algo que fue castigado con 110 millones de euros de multa, al considerar que ocultó información. “Aquel consentimiento se hizo de forma tácita: si no decías nada, daban por supuesto que lo aceptabas. Y si no, no accedías al servicio”, afirma Adsuara.

Francia ha dado 30 días a WhatsApp para que deje de compartir información

Francia ha ido un paso más allá: da un mes de plazo para poner fin a esa transferencia de información entre sus compañías. La razón, que vulnera su Ley de Protección de Datos. La Comisión Nacional de la Información y Libertades (CNIL) ha señalado que, a través de WhatsApp, Facebook está accediendo a datos de personas no registradas en la red social y ha amenazado con cuantiosas sanciones si no se ajusta a la normativa gala.

El problema, explica Adsuara, es cuando los datos se “comparten de manera identificativa”, es decir, asociado a parámetros concretos que permiten identificar a uno y otro usuario. Este experto recuerda que el nuevo Reglamento de Protección de Datos que entrará en vigor en 2018 complicará estos movimientos. “No valdrá con un consentimiento genérico ni tácito. Los usuarios tendrán que aceptar cada uso que se le va a dar a sus datos”, añade. “Hay un problema clave: muchas veces no entendemos las condiciones de uso ni cuando las leemos. Y eso es fundamental”.

'Fake news', la última preocupación

placeholder Reuters
Reuters

'Fake news'. Es uno de los 'trending topics' de los últimos meses. El problema se puso de manifiesto en las pasadas elecciones estadounidenses y la campaña de desinformación ejecutada supuestamente desde Rusia para influir en el resultado y acabar aupando a Donald Trump a la poltrona del país más poderoso del mundo. En España, así como en otros puntos de Europa, hemos vivido nuestro propio episodio con las noticias falsas, hasta el punto de que el Gobierno ha dado luz verde a la creación de un plan para combatir la desinformación en la web.

Varios exempleados de Facebook reniegan del poder que ha acumulado la red social y la capacidad de influencia que tiene

Cada vez son más los sectores que ven con preocupación la capacidad de influencia y de amplificación de mensajes falsos o exagerados por parte de la red social. Un exgerente de producto de la empresa, Antonio García-Martínez, ya puso sobre la mesa que Facebook es completamente consciente de la capacidad de influencia que tiene en sus usuarios gracias a la información que recoge sobre ellos, tal y como relata en 'Chaos Monkeys'. Sean Parker, uno de los inversores que apoyó a Zuckerberg al principio, denunció hace tiempo cómo la plataforma “explotaba una vulnerabilidad de la psicología humana”.

El último en sumarse a esto ha sido Chamath Palihapitiya, antiguo responsable de crecimiento de usuarios, que ha criticado “la compañía que él mismo ayudó a crear”. “Ha destrozado el discurso social, no hay cooperación. Hay desinformación y falsedad”, aseguró en una reciente charla en Stanford Graduate School of Business. Y el ejecutivo, que recomienda “desconectar” de estas aplicaciones, avisa: “No es un problema de EE UU o Rusia. Es una problema global”.

"El problema es que se ha multado a posteriori, en vez de vigilar los términos y condiciones de uso a priori", resume Adsuara. "No puede ser que Facebook y otras redes 'pasen por el aro' cuando las imposiciones vienen de un gobierno como el de Pekín y a los gobiernos y legislaciones europeas no les haga ni caso".

Fake News Mark Zuckerberg WhatsApp Facebook
El redactor recomienda