TIENE 40.000 CONDUCTORES EN LA CIUDAD

Duro golpe a Uber: Londres le retira la licencia para seguir operando

El consorcio de transportes basa su decisión en la conducta de la compañía respecto a la denuncia de delitos, la obtención de certificados médicos y el uso de un polémico software

Foto: Londres, la última en vetar el servicio de Uber (Reuters)
Londres, la última en vetar el servicio de Uber (Reuters)

A Uber le han vuelto a dar el alto. Y es que Londres ha decidido sacar a los coches de las plataformas de sus carreteras. Las autoridades que se encargan de regular el transporte municipal ('Transport for London') han anunciado en un comunicado que retiran la licencia para operar en la capital británica por "motivos de seguridad". La compañía, que tiene tres semanas para apelar la decisión, tendrá que paralizar el servicio a partir del próximo día 30 de septiembre, cuando se le acaba el actual permiso.

Este asunto no parece un asunto baladí. La comunidad de Uber en Londres asciende a 3,5 millones de usuarios. Un volumen de negocio demasiado grande como para dejar pasar este asunto sin guerrear, judicialmente hablando. "Deben estar atónitos ante esta decisión", asegura Tom Elvidge, director general de la compañía en Londres. "Están cediendo ante un reducido grupo de personas que pretenden limitar la libertad de elección de los consumidores", remacha la respuesta hecha pública minutos después de conocerse la noticia.

"Potenciales problemas de seguridad pública"

El comunicado de 'Transport for London' ha sido contundente con la empresa de origen estadounidense. "Consideramos que el enfoque y la conducta de Uber demuestran una falta de responsabilidad corporativa en relación con una serie de casos que tienen implicaciones potenciales de seguridad pública", reza el documento hecho público este viernes.

A su enorme parroquia de usuarios hay que sumar el ejercito de 40.000 conductores que tiene la compañía en esa ciudad. Conductores que han estado en el centro de la polémica durante el último lustro, tiempo que lleva operando Uber en Londres. Años en los que se ha vivido una gran tensión con el gremio de los taxistas, como ha ocurrido en otros países europeos como España. "Si se confirma esta decisión, los más de 40.000 conductores profesionales que hoy operan en Londres perderán su trabajo y los londinenses perderán una alternativa de transporte práctica y accesible", afirman desde la aplicación.

'Greyball', un polémico software

La postura de la TFL se sostiene en varios puntos como el proceder de la empresa a la hora de así como dudas en el proceso de obtención de los certificados médicos de sus 'chofers'. El consorcio también le acusa de hacer uso de 'Greyball', un polémico software.

Según una investigación del New York Times, la compañía había utilizado esta plataforma para mantener las miradas de las autoridades lejos de su aplicación y así poder actuar sin su escrutinio. La compañía ha desmentido este extremo y ha asegurado que "una investigación independiente" ya demostró que no habían hecho uso de este programa. Además, replica que sus conductores "han pasado los mismos controles" que los taxistas para obtener la licencia.

A la espera de la apelación

El comunicado de las autoridades de transporte ha recibido rápidamente la bendición de Sadiq Khan, alcalde de la ciudad: "Apoyo plenamente la decisión. Sería un error que Uber continuase con la licencia de la TFL si existe algo que pueda representar una amenaza para la seguridad de los londinenses".

Sea como sea, se avecina un largo culebrón. La apelación de Uber ya está en marcha. La TFL puntualiza que si se produce este recurso, Uber podrá seguir circulando mientras se resuelven sus alegaciones.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios