La polémica nuestra de cada día

El cónsul en Washington que fue cesado porque Susana Díaz no entiende Facebook

Así se gestó el cese de Enrique Sardà Valls por unos comentarios que la presidenta de la Junta y mucha otra gente interpretó como ofensivos para los andaluces.

Foto: (Montaje: AV)
(Montaje: AV)

Ayer por la tarde, el ministro de exteriores Alfonso Dastis anunció el cese del cónsul general en Washington, Enrique Sardà Valls, por unos comentarios que se interpretaron despectivos hacia la presidenta de la Junta de Andalucía y el habla de los andaluces. El propio vicepresidente andaluz, Manuel Jiménez Barrios, llamó por teléfono a Dastis para exigir la reprobación de Sardà Valls.

El comentario, que representamos a continuación, fue realizado por el cónsul a través de su Facebook personal, pero se hizo público la tarde-noche del lunes a raíz de su publicación en El Rastreador, un blog de eldiario.es

En el comentario se aprecia, junto a la hora de publicación, un pequeño icono que representa que la publicación estaba dirigida sólo a sus amigos en esta red social. Además, el ex-cónsul mencionaba el grupo "Amigos que aman a Letizia y se aficcionan a su belleza", clave para comprender toda esta polémica.

¿Qué demonios es ese grupo?

Este grupo fue creado en diciembre de 2015 por Juan Antonio Santos, un vecino de La Orotava (Tenerife) en homenaje a la Reina. El grupo, cerrado y al que sólo se accede por invitación (aunque no es difícil entrar) cuenta con 3.200 miembros. Quienes participan en el mismo suelen imitar la forma de escribir del creador del mismo, con una mezcla de ternura y condescendencia: incluyen erratas o faltas de ortografía conscientes o separan las palabras con puntos en lugar de espacios. Por ejemplo, ayer un miembro reaccionaba a la destitución de Sardà Valls de la siguiente manera: "Yolanda mira esta. Notidia del consul se aficciono muy fuerte a la belleza de letiza y fue exado inyustisia #freeconsul".

Comentario de un miembro del grupo en apoyo al cónsul en Washington (Facebook)
Comentario de un miembro del grupo en apoyo al cónsul en Washington (Facebook)

En declaraciones a Antena 3 esta mañana, el propio Sardà Valls ha reconocido que su intención era "seguir la broma" de este grupo. "Se usa exactamente este lenguaje y esta manera de escribir".

Para quien sea un asiduo a Facebook o Twitter, el episodio no requiere de mucha explicación. En muchos casos, la comunidad imita una forma de hablar concreta para reforzar un cierto sentimiento de pertenencia al grupo o simplemente por diversión. Observen, por ejemplo, las reacciones a esta cuenta que ya acumula casi 30.000 seguidores.

En el caso del excónsul en Washington, el registro premeditadamente desastroso en ortografía y la referencia a Susana Díaz, que aparecía con la Reina Letizia, desencadenaron una tormenta perfecta de indignación. A lo largo del día de ayer, Sardà Valls hacía referencia, en el mismo registro, al episodio: "Me akaban de sesar por ser aficcionado".

La tormentosa relación entre los cargos públicos y sus redes sociales personales sigue generando un debate necesario entre la libertad personal y la responsabilidad institucional. Vienen a la mente casos como el de Guillermo Zapata, reprendido por sus tuits de humor negro, el del concejal socialista de Langreo, José Francisco Torre, que en marzo publicó una foto de dudoso gusto, o el de Jonathan Cabeza, edil en Paredes de Nava que en 2014 deseó en su Facebook "un tiro en la nuca" para Pablo Iglesias.

Algunos de estos comportamientos están tipificados como delito, otros son simple torpeza o mal gusto. ¿Es comparable a estos casos el comportamiento de Sardà Valls donde estaba empleando un registro irónico dirigido a un grupo concreto de personas? ¿Dónde se sitúan en las redes sociales las líneas rojas entre un comportamiento delictivo, otro reprobable y otro en el que, como dejó escrito Ricky Gervais, sólo porque estés ofendido no significa que lleves razón?

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios