ENTRE 0,08 EUROS Y 6,45, POR AHORA

¿Cuánto vas a pagar cuando entre en vigor el nuevo canon digital?

Lo pagaran los fabricantes y distribuidores, que luego decidirán si aumentar el precio de los productos a los consumidores o asumir ellos el coste

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

El Consejo de Ministros ha aprobado este lunes el decreto ley mediante el que se modifica la compensación por copia privada, es decir, el canon digital, ajustándolo así al derecho comunitario. Pero, ¿qué pagas con el canon digital? Una retribución a los autores originales de las obras por las copias privadas de sus creaciones.

Con esta cantidad, según la Ley de Propiedad Intelectual, se busca compensar a los autores que tienen derecho a cobrar por cada reproducción que se haga de su obra.

Con la nueva Ley, en sustitución de la normativa que Estrasburgo declaró ilegal el pasado año y que preveía este pago a cargo de los Presupuestos Generales del Estado, se vuelve al concepto principal que entró en vigor en el Gobierno de Zapatero para gravar a los aparatos que permiten la reproducción.

Es decir, la compensación a los autores por la copia de sus obras se cargará en los equipos, aparatos y soportes digitales (móvles, CD y memorias de almacenamiento).

¿Cuánto va a ser gravado cada aparato?

Según este Real Decreto, las cantidades que gravaran a cada equipo oscilarán en torno a los 0,08 euros y los 6,45 euros. Pero esta cantidad será por ahora, puesto que según el texto del mismo, tiene un "carácter transitorio" de un año, que se realizarán por orden ministerial como mínimo una vez cada tres años.

  • 1,10 euros: Los móviles con capacidad para reproducir vídeo y sonido
  • 0,24 euros: Memorias USB y discos duros
  • 3,15 euros: Tablets
  • 5,45 euros: Reproductores de sonido o vídeo
  • 6,45 euros: Reproductores no integrados
  • 4,50 - 5,25 euros: Impresoras
  • 0,33 - 1,86 euros: Grabadoras de discos duros
  • 0,08 - 0,28 euros: Discos (CD y DVD)

¿Y quién lo paga?

Sin embargo, esta es la cantidad con la que los fabricantes y distribuidores serán gravados, por lo que deberán repercutir el importe de la compensación "de forma separada en la factura que entreguen a su cliente", según establece el texto.

Por lo que, traducido, lo que el consumidor acabe pagando al final dependerá no sólo de las cantidades establecidas en el decreto ley sino de lo que el distribuidor y fabricante establezcan, puesto que decidirán si aumentar el precio de los productos o asumir ellos el coste.

El texto señala que quedan exceptuados de pago las adquisiciones de equipo las personas físicas y jurídicas que justifiquen el destino profesional de los equipos y soportes, como los autónomos, además también de las entidades del sector público.

En cuanto a su fecha de aplicación, no se pagará por el momento, sino que para eso habrá que esperar al día 1 del mes siguiente a su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios