un atentado contra la estética

Colores chillones y neón: ¿Por qué los ordenadores para 'gamers' son tan horteras?

Robustos, llenos de luces de colores, futuristas, agresivos... La estética de de los ordenadores de 'gaming' lleva tiempo alejada del minimalismo

Foto:

La resurrección del mítico Nokia 3310 ha sido una de las grandes noticias del Mobile World Congress. Aunque no todos estarán dispuestos a sustituir su ‘smartphone’ con pantalla de 5,5 pulgadas, tener de nuevo aquel pequeño móvil, famoso por la clásica serpiente, ilusiona a los nostálgicos de un diseño ya icónico. También fue en los primeros años del milenio cuando empezó a gestarse el futurista aspecto de los PC de ‘gaming’: cuerpos robustos y oscuros, aunque con almas de luces de colores. De hecho, en el Consumer Electronic Show celebrado en Las Vegas, que lógicamente dejó más novedades a los entusiastas de los videojuegos que la feria de Barcelona, pudimos ver esa estética.

Portátiles para ‘gamers’ como los nuevos Lenovo Legion, los transformados Alienware, o el ambicioso Acer Predator 21 X, todos semejantes entre sí y con la apariencia de sus antecesores adaptada a su tamaño, acudieron a la feria. La compañía que más sorprendió fue Razer, que presentó Project Valerie, un excesivo e impresionante portátil de tres pantallas al que Mashable comparó con el centro de mandos de Batman.

No es el único medio especializado que ha criticado esos agresivos diseños: The Verge ha calificado a los ordenadores de ‘gaming’ directamente como feos. Ahora bien, ¿por qué estos potentes ordenadores no se han impregnado en general del diseño minimalista y sobrio de Apple, como sí han hecho los demás? ¿Hay algún motivo por el que las torres enseñen sus mecanismos o por el que todos parezcan un árbol de Navidad? ¿Han convertido las marcas la rudeza en una de las señas de identidad o es una demanda de los ‘gamers’?

Luces de colores, lo pasaré bien...

“Ya en la década pasada aparecieron esas ventanas laterales que permiten ver los componentes y es relativamente sencillo añadir luces LED para mejorar aún más el aspecto”, explica Ángel Quintana, editor y presentador en la Liga de Videojuegos Profesional (LVP), a Teknautas. “Algunos fabricantes arriesgan algo más en los últimos años con el diseño del chasis, pero no acaba de imponerse una tendencia nueva”. Este veterano ‘gamer’ recuerda cómo compró su primera máquina para jugar en el año 2000: una torre ‘beige’. Eso sí, ese color evolucionaría hacia el negro que aún se mantiene para que “no pareciese material de oficina”.

Desde Alienware, la compañía enfocada al mercado ‘gaming’ que acaba de cumplir 20 años, nos confirman que el origen de la iluminación ‘gaming’ se remonta a esa época, aunque tiene una explicación. “La retroiluminación de teclado es ahora una característica común a los portátiles ‘premium’, ya que te permite usar tu teclado en entornos más oscuros, además de dar una apariencia estupenda a los sistemas de ‘gaming’”, detalla Eduardo Goyanes, jefe de producto en Alienware.

Alienware Aurora (Dell)
Alienware Aurora (Dell)

“A los ‘gamers’ les encantan, les gustan los teclados RGB porque pueden ser personalizados, así que pueden elegir el color de retroiluminación que quieren”, asegura por su parte Jaume Pausas, director de marketing de Acer en España, que coincide en que las lucecitas vienen muy bien para las sesiones de competición nocturnas.

Según nos cuentan desde el departamento de diseño de esta compañía, el aspecto sí juega un importante papel en los portátiles de ‘gaming’, que tienden a ser cada vez más delgados y silenciosos al tiempo que requieren un potente sistema de refrigeración. “Un considerable contingente de compradores de PC de ‘gaming’ demanda no solo especificaciones internas superiores, sino también la apariencia demostrativa para señalar esas especificaciones desde el exterior”, defiende Pausas.

La primera torre del Area-51 salió al mercado allá por 1998 y su carcasa azul ya demostraba el interés por crear máquinas de colores

Ahora bien, si a los entusiastas del League of Legends o el Dota 2 les interesa tanto la apariencia, ¿por qué nadie apuesta por los cambios? Pese a que Eduardo Goyanes asegura que “el diseño industrial” de Alienware ha tomado varias direcciones a lo largo de los años, reconoce que algunos de sus modelos rinden “homenaje” a sus antepasados.

Él mismo destaca que el Alienware Aurora está inspirado “en el lenguaje del diseño” de su antecesor, el Area-51, un agresivo ordenador de rocambolescas formas. De hecho, la primera torre del Area-51 salió al mercado allá por 1998, y aunque obviamente los ordenadores han evolucionado mucho desde entonces, su carcasa azul ya demostraba el interés por crear máquinas de colores. “Un diseño de vanguardia, texturas y materiales decididos y misteriosos, superficies cómodas” o “formas inteligentes inesperadas” son algunos rasgos de la identidad visual de la marca según su jefe de producto.

Acer Predator 21 X. (Acer)
Acer Predator 21 X. (Acer)

No se puede negar que las formas inesperadas o el diseño de vanguardia también están presentes en el monstruoso Acer Predator 21 X de la competencia, un gigantesco portátil (pesa 8,8 kilos) dotado de una pantalla curva de 21 pulgadas, 64GB de memoria RAM, un procesador Intel Core i7 de última generación y dos tarjetas gráficas Nvidia GTX 1080 X.

Pese a que cuesta la friolera de 10.000 euros y desde Acer lo definen como “un coche deportivo”, el ordenador parece agudizar esa estética agresiva. Lo mismo se puede decir de su sobremesa Acer Predator, que, como algunos apuntan, parece sacado de la película ‘Alien’ y que la propia compañía ubica “a la vanguardia del juego intergaláctico”. ¿Son los diseños cada vez más espectaculares en lugar de más innovadores?

Según el portavoz de la compañía china en España, los productos para ‘gamers’ presentan “colores vibrantes y más agresivos” o “formas afiladas” para asemejarse a los productos deportivos que también se distinguen por los rasgos de “fiabilidad, potencia y velocidad”. Cabe preguntarse entonces si estos son los valores que, a la hora de la verdad, acaban percibiendo los ‘gamers’.

A bordo de un deportivo (o una nave espacial)

Sensación de aventura, complejidad técnica, acción o futurismo son algunas de las palabras que se le vienen a la cabeza a Álex Parejo, director deportivo de G2 Vodafone, cuando le preguntamos por lo que le transmiten los ordenadores dirigidos a los ‘gamers’, cuya estética califica como “agresiva” y en ocasiones “un poco barroca”. “Pienso que intentan sumergir al usuario en una experiencia futurista, casi alienígena, a veces parece que estás pilotando una nave espacial”, comenta Parejo.

Por su parte, Ángel Quintana, editor y presentador de la LVP, explica que aunque la retroiluminación también es útil en ambientes oscuros, el aspecto futurista es una cuestión estética. “La personalidad de cada usuario se transmite también con un ordenador, de igual manera que puedo hacerlo su coche o su ropa”. A su juicio, el hecho de que los ‘gamers’ se reúnan frecuentemente en eventos les “hace más ‘presumidos’ también con su equipo informático”.

Quintana se decanta por los ordenadores simples y prácticos, con un aspecto que le transmita calidad “sin demasiado ostentación. Lo más importante para un PC ‘gamer’ es que sea modular, con un diseño oscuro y contundente para que nos dé la sensación de que en el interior hay potentes piezas de ‘hardware’”, destaca Quintana.

Cómo logran intuir las marcas esos deseos de los ‘gamers’ es también otro factor fundamental para acertar con el diseño. Desde Alienware nos cuentan que disponen de laboratorios de diseño para probar los prototipos, desde Acer que realizan investigación de mercado además de comunicarse con los consumidores, y el portavoz de Razer nos confirma que intentan entender cómo los consumidores usarán los ordenadores. “Tenemos siempre productos diseñados que a nosotros mismos nos gustaría tener”, afirma Kevin Sather, director global de ‘marketing’ de producto en Razer.

El Project Valerie de Razer.
El Project Valerie de Razer.

Analizan detenidamente las opiniones de los usuarios incluso después de plantear un diseño. A juicio de Sather, Project Valerie, ese gigantesco ‘laptop’ que paradójicamente lleva tres pantallas 4K, es “una solución mucho más portátil que llevar un ‘notebook’ y dos pantallas de escritorio”. Así que, en realidad, lo que pretendían era despertar el debate para “iterar en el concepto”. “No solo para juegos, sino también en otros usos profesionales puede resultar útil contar con más espacio de escritorio aunque sea a coste de que el equipo resulte más incómodo de transportar”, opina Ángel Quintana.

Así las cosas, ¿necesitan los ordenadores para ‘gamers’ ser cada vez más espectaculares o una renovación completa? “Me gustan los rasgos de la estética ‘gaming’, aunque acepto que podría haber más variedad de diseños, lo cual me resultaría menos monótono”, resume Álex Parejo. “Aunque no sea el motivo principal de compra, el diseño es un factor determinante porque habla sobre nuestra personalidad de la misma forma que lo hace nuestra ropa o accesorios”, añade Quintana. Así que, de un modo u otro, lo que parece claro es que el aspecto de los ordenadores de ‘gaming’, se defina como se defina, sí que importa.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios