nuevas excepciones contra la neutralidad de la red

Europa abre una brecha en la neutralidad de la red con sus nuevas directrices

El organismo que aúna a los reguladores de telecomunicaciones en toda Europa ha publicado hoy nuevas directrices sobre la neutralidad de la red. Y hay malas noticias

Foto: (Foto: Corbis)
(Foto: Corbis)

Bruselas ha acotado hoy un poco más sus planes para asegurar la neutralidad de la red, el principio según el cual los proveedores de acceso a internet deben tratar todo el tráfico por igual, sin beneficiar a unas compañías de contenidos (como Netflix o YouTube) frente a otras. La Comisión Europea aprobó el pasado año su reglamento para proteger la neutralidad (entró en vigor este abril), pero el texto era peligrosamente abierto y ambiguo. Hoy, el Berec, el organismo que agrupa a todos los reguladores de telecomunicaciones en Europa, ha publicado nuevas directrices sobre cómo implementar en cada país las reglas europeas. Y hay malas noticias: sigue dejando la puerta abierta a cargarse la neutralidad de la red.

El Berec ha reunido más de 480.000 aportaciones enviadas por todo tipo de partes interesadas: desde asociaciones de consumidores a operadores de telecomunicaciones pasando por compañías de contenidos (Netflix...) o de mensajería en el móvil. El resultado es un documento de 45 páginas (lo puedes leer aquí) que no cambia las reglas anteriores de Bruselas, si no que aporta una guía a los reguladores nacionales (la CNMC en España) sobre cómo actuar en caso de conflicto.

Tanto el reglamento del año pasado como las nuevas directrices publicadas hoy por el Berec son, sobre el papel, muy claras. Según el artículo 3.3 del reglamento, "los proveedores de acceso a internet deben tratar todo el tráfico por igual, sin discriminar, restringir o interferir el contenido al que se accede o se distribuye, independientemente de quién lo facilita, las aplicaciones utilizadas o el terminal desde el que se accede". Traducido: los operadores de telecomunicaciones tienen en teoría las manos atadas para cargarse la neutralidad de la red. Pero hay excepciones.

Gestión del tráfico 'online'

La más importante es la gestión de ese tráfico en momentos de congestión. Según detalla el nuevo documento del Berec, "los reguladores de cada país deberán considerar los mecanismos internos de red de los IPSs usados en momentos de congestión como un recurso en línea con el trato igualitario [del tráfico] y, por tanto, permisible, siempre y cuando estos mecanismos sean agnósticos de las aplicaciones y no se circunvale la regulación". ¿Qué es agnóstico y qué no? Eso ya queda a la libre interpretación de los reguladores nacionales.

Si los ISPs toman la medida de "intervenir" el tráfico en momentos de congestión, tendrán que justificarlo ante los reguladores de cada país

Si los operadores toman la medida de "intervenir" el tráfico en momentos de congestión, tendrán que justificar (en España a la CNMC) por qué lo han hecho, y demostrar que no ha habido bloqueo, reducción, alteración o restricción del tráfico de ningún tipo. Está por ver si los ISPs utilizarán este resquicio en casos de congestión para alterar el tráfico en favor de proveedores de contenido con los que tengan acuerdos comerciales. El problema es que el reglamento de la UE y sus nuevas directrices abren una posibilidad real a ello.

Aplicaciones sin consumo de datos

Otro frente polémico que las nuevas directrices del Berec no aclaran del todo es el de la llamada práctica del 'zero-rating': los casos en los que los operadores excluyen a una aplicación (como Spotyfy o WhatsApp), o un grupo de 'apps', (de música, vídeo, juegos...), del consumo mensual de datos. Es decir, básicamente regalan el uso de estos programas. Para ello, los operadores de telecomunicaciones por un lado, y compañías como Spotify, Netflix u otras, llegaría a acuerdos comerciales privados que podrían perjudicar a otras firmas más pequeñas y, al final, la libre competencia y elección de los usuarios.

El presidente de Telefonica, José María Álvarez-Pallete. (EFE)
El presidente de Telefonica, José María Álvarez-Pallete. (EFE)

¿Qué dicen las nuevas directrices del Berec al respecto? Si, una vez agotas tus datos mensuales, los operadores reducen la velocidad de todas las 'apps' excepto aquellas sujetas al acuerdo comercial, la práctica iría en contra del artículo 3 (3) de la regulación de la UE. Bien. Pero, de nuevo, hay huecos y excepciones.

El operador podrá ofrecer gratis una aplicación determinada (por ejemplo, Facebook, o YouTube), reduciendo también su velocidad si te quedas sin datos. El problema es que ya está introduciendo una ventaja a favor de esa 'app' y en contra de todas las demas por el mero hecho de excluirla del consumo de datos.

Ante semejantes prácticas, el Berec enumera una serie de análisis a realizar por parte de los reguladores nacionales, pero en términos tan abiertos y generales como "establecer si las medidas garantizan el funcionamiento continuado del ecosistema de internet como una fuente de innovación". ¿Qué significa eso? Será la CNMC quien tendrá la decisión final en España y analizará caso por caso, pero dada la amplitud de interpretación (y el poder de 'lobby' de las telecos), todo puede pasar.

Pese a no ser perfectas, las nuevas directrices del Berec han sido bien recibidas por plataformas como Savetheinternet, una de las que más presionó al organismo para defender al máximo la neutralidad de la red. En un comunicado, aseguran que el documento ofrece una de las "mayores protecciones que se podían desear", pero avisa: "mientras las medidas sean impuestas correctamente a nivel nacional por los reguladores, representan una sonada victoria para la neutralidad de la red". Le toca mover ficha a la CNMC. 

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios