educación, moda, 'fintech', viajes estelares...

Las compañías en las que están invirtiendo los mayores gurús de la tecnología

Tienen dinero para despreocuparse de trabajar el resto de su vida, pero siguen empeñados en cambiar el mundo. Estas son las inversiones de los líderes tecnológicos

Foto: (Reuters)
(Reuters)

¿Hacia dónde se dirige la tecnología? La pregunta es imposible de responder a menos que te llames Elon Musk, Mark Zuckerberg o Sundar Pichai, aunque se puede intuir si se atiende a los movimientos de algunos de los grandes nombres de Silicon Valley.

[De Viuing a Playspace: las 10 'startups' españolas más prometedoras de 2016]

Hace pocos días que Eduardo Saverin, cocreador de Facebook y ahora al frente de un grupo inversor afincado en Singapur, B Capital Group, anunció la creación de un fondo de 143 millones de dólares para promocionar las pequeñas empresas de India y el sureste asiático, donde el comercio 'online', los clones de Uber, las plataformas de pago o los competidores de Airbnb son algunos de los proyectos que levantan mayores expectativas, según TechCrunch.

Saverin no es el único gran nombre de la tecnología que destina dinero en busca de la próxima gran idea que reviente la banca. Una idea que puede aparecer en el lugar más inesperado. Peter Thiel, cofundador de PayPal, acaba de invertir en los últimos meses en Vivid, una empresa dedicada a la domótica como servicio, más allá del 'hardware'. Pero también han sido estrambóticos los anuncios de Yuri Milner o de Dmitri Itskov con planes para viajar hasta la estrella más cercana o para abrazar la inmortalidad.

En 2015, se invirtieron 58.000 millones de dólares en Estados Unidos. Solo en 1995 se destinó una cifra mayor a la promoción de las pequeñas empresas

Solo en 2015, en Estados Unidos se invirtieron 58.000 millones de dólares, una cifra que únicamente fue superior en 1995. En España, la inversión disminuyó en 2015 y se quedó en 2.700 millones de euros por los 3.500 del curso anterior. Esos cerca de 60.000 millones del mercado estadounidense ofrecen un vistazo hacia las tecnologías que darán que hablar en años venideros. "Se va a empezar a hablar de 'insurtech', tecnología relacionada con los seguros", vaticina Iñaki Arrola, hoy en activo en un fondo inversor en España, Vitamina K, que ha invertido en Sin Delantal u Otogami.

Las aplicaciones van a ser otro de los campos donde florezca el dinero, "porque son las herramientas con las que nos comunicamos". Arrola también augura oportunidades de negocio en el campo de la publicidad 'online': "Ni siquiera Google ha sido capaz de encontrar una solución en teléfonos móviles".

Pero tratemos de responder a la pregunta inicial. ¿Qué tecnologías van a dar que hablar en los próximos meses? La respuesta la podemos encontrar en algunas de las inversiones de estos gurús del sector.

Chris Sacca

Educación. Una oportunidad de negocio que nunca va a caducar porque siempre será necesaria. El caso de Chris Sacca, uno de los tipos que supieron apostar antes que nadie por Twitter o Uber, recuerda que no todo se reduce a apostar por la próxima idea que vaya a cambiar las reglas del juego. En ocasiones, basta con abrir las ventanas y dejar que entre aire fresco.

Sacca ha invertido 600.000 dólares, junto al millonario Marc Cuban, en Brightwheel, una plataforma educativa que conecta a padres, alumnos y profesores para hacerles la vida más fácil a todos, todo ello de manera gratuita tanto para las familias como para los colegios.

"Es muy necesaria la la inversión en educación, pero no ha habido grandes éxitos, por lo menos en Europa. Las plataformas que relacionan a los padres, colegios y alumnos son interesantes, pero hay muchas barreras que levantar, como que las instituciones se involucren", explica Aquilino Peña, socio fundador de Kibo Ventures, inversora española que cuenta con Cartodb o Minube entre sus 'startups'

La aparición de tecnologías que modifiquen el ámbito de la educación implica, en palabras de Peña, "un cambio cultural en cada una de las bases. Cuando usas WhatsApp, haces una cosa que ya hacias mas rápido y barato. Falta la preparación y la voluntad para hacerlo".

Mary Meeker

La única mujer de esta lista forma parte de Kleiner Perkins, otro de los grandes nombres de la inversión, y es conocida por sus informes anuales de tendencias en la red. A través de la firma para la que trabaja, ha visto una oportunidad de negocio en Stance, una web dedicada al comercio de calcetines. En España existen ejemplos similares, como Hawkers

(Reuters)
(Reuters)

"Un porcentaje creciente del mercado va a ir a canales electrónicos", afirma Peña. "Cuando comenzamos con Acierto, solo se contrataba un 1% de seguros por canal electrónico, por el 50% del Reino Unido. Ahora estamos en torno al 25% y tenemos una posición de liderazgo", afirma.

Para Peña, no todo se reduce a tener presencia 'online' sino a mantener esa posición de privilegio: "La captación de clientes es cara y requiere de mucho capital". 

Elon Musk

Después de poner en marcha PayPal, Musk ha acaparado titulares en diferentes ámbitos. Pretende viajar a Marte con SpaceX, liderar la revolución del coche eléctrico con Tesla y cambiar el transporte en Estados Unidos de la mano de Hyperloop.

Entre sus últimas inversiones se encuentran OpenAI y Neuro Vigil. El millonario anunció en diciembre de 2015 OpenAI, un proyecto pensado para trabajar en el campo de la inteligencia artificial con el objetivo de hacer públicos todos los conocimientos y compartirlos con cualquier persona interesada en la materia. En el caso de Neuro Vigil, Musk se convirtió en el principal accionista de una empresa que estudia señales cerebrales para conocer el impacto de los fármacos en la materia gris hace justo un año, en mayo de 2015.

Musk ha invertido en los últimos meses en una firma de inteligencia artificial y otra que estudia el impacto de los medicamentos en las señales cerebrales

"El de la inteligencia artificial es un sector para gente con los bolsillos muy profundos", opina Cabiedes. "Hay que ser consciente del deporte en el que puedes jugar: no te dediques al baloncesto si mides 1,60. Este es un deporte para gente muy alta", explica el inversor español, que no tiene claro que sea un sector "en el que haya lugar para las 'startups".

Peter Thiel

Cofundador de PayPal, Thuiel también estuvo involucrado en un primer momento en Facebook, por lo que su ojo clínico no debería ponerse en duda. Pero su más reciente inversión, Vivint, supone un reto mayúsculo: lograr que la locomotora de la domótica se ponga en movimiento. Ni Apple ni Google lo han conseguido todavía.

(Reuters)
(Reuters)

"Es la eterna promesa. Hace años parecía que todo iba a girar alrededor de la televisión y ahora parece que todo va a ser un altavoz", resume Cabiedes. El inversor recuerda que el cambio de modelo se ejemplifica con la transición de Apple TV al Echo de Amazon, pero tiene una conclusión demoledora: "El nivel tecnológico de los hogares es muy bajito".

Que el hogar conectado no despega es una realidad palpable. Vivint no es un proveedor de 'hardware' al uso sino que ofrece un servicio: hacer que las casas de sus clientes sean, cada vez, más inteligentes.

Marc Andreessen

Twitter, Facebook, Instagram, Skype, Oculus VR... son algunos de los nombres que Andreessen financió en su día. Desde Horowit & Andreessen, fondo que codirige, se ha hecho en los últimos meses con Codecombat, una herramienta que pretende enseñar código a los niños desde muy temprana edad, para que aprendan "como si estuvieran jugando", según reza el comunicado con el que se hizo público el movimiento.

(Reuters)
(Reuters)

"El código va a ser el inglés de nuestra generación", explica Peña. Para el fundador de Kibo Ventures, la preparación académica de los próximos años debería exigir idiomas y conocimientos en lenguajes de programación.

CodeCombat debe ser esa herramienta que permita que las generaciones de programadores de las próximas décadas lleguen al instituto y a la universidad con los conocimientos básicos para convertir en realidad todas las líneas de código que tienen en la cabeza.

Eduardo Saverin

El cocreador de Facebook se llevó un buen pellizco de manos de Zuckerberg cuando abandonó, con una jugarreta de por medio, la red social. Con parte del dinero de esa operación, decidió hacer las maletas y mudarse a Singapur. Allí fundó B Capital Group, un fondo inversor, que en los últimos días ha puesto 143 millones a disposición de las 'startups' locales que logren seducirles.

(Reuters)
(Reuters)

"Todos los inversores tienen una tesis", afirma Luis Martín Cabiedes, uno de los grandes inversores del sector en España. "Esa tesis puede ser geográfica y que se apueste por hacerlo en Asia o en Europa. Asia es un mercado que crece y que es más tolerante con los errores", señala. 

Para Cabiedes, la situación económica es un plus que aporta seguridad al inversor: "Las 'startups' van a cometer errores y uno de los salvavidas es que se encuentren en un mercado que crece económicamente". Coupang es un comercio electrónico que tiene el honor de ser la tienda digital que ha registrado el mayor crecimiento en los últimos años, a pesar de haberse fundado en 2010.

Ben Horowitz

Junto a Andreessen, ha puesto en marcha una de las mayores firmas de capital riesgo para levantar negocios de la nada. En los últimos meses del año pasado, invirtió en Medium, una red de blogs llamada a suceder a Wordpress. Entre sus inversiones también destaca Branch, un aplicación de créditos rápidos situada en Kenia que ha logrado hacerse con 9,2 millones de dólares.

"Las novedades en el ámbito 'fintech' me las tenías que haber preguntado hace tres años. Aquí se ha acabado ya toda la cerveza", advierte Cabiedes. De las palabras del inversor se puede extraer una lección de cara al corto y medio plazo: "Soy contrario a predecir. Busco en ámbitos que están fuera de moda, porque es más fácil encontrar oportunidades. Seguir una moda es peligroso y hará que llegues tarde".

Yuri Milner

Milner se ganó un lugar en las portadas de los medios de comunicación de medio planeta cuando anunció, hace pocas semanas, un plan para enviar naves diminutas hasta Alpha Centauri. Pero en el currículo de Milner se encuentran otros nombres cuya proyección está más que probada: Facebook, Twitter, Spotify o Airbnb son algunos de esos proyectos.

¿Tiene sentido el proyecto Starshot o es un brindis al sol? Según Cabiedes, es más realista de lo que pueda parecer a simple vista, aunque hay que cogerlo con pinzas. "Los programas de investigación son una carrera de relevos. Yo voy a correr 100 metros de los 500 que dura la carrera, pero sé que alguien va a recoger mi testigo", argumenta el inversor.

Las compañías en las que están invirtiendo los mayores gurús de la tecnología

El beneficio se encuentra en la entrega del testigo. Puede existir una rentabilidad aunque el proyecto no llegue al mercado. ¿Cómo? Dando con un inversor "que cubra la segunda etapa". El proyecto Starshot no es la única inversión reciente de Milner. Además de los 100 millones de dólares que deberían impulsar el viaje a través de la galaxia, el millonario también ha adquirido parte de la compañía china Horizon Robotics, destinada al estudio de la inteligencia artificial.

Dmitri Itskov

Milner no es el único millonario y emprendedor ruso que ha invertido en un proyecto cuya viabilidad, 'a priori', parece complicada. Dmitri Itskov, dueño de un grupo empresarial llamado New Media Group, tiene una idea todavía más enrevesada, de nombre 2045 Initiative y que pretende encontrar una solución que permita derrotar a la muerte.

Cabiedes, una vez más, se muestra cauto ante estos proyectos: "Llegará un punto en el que alguien coja el proyecto en fase animal, humana o preclínica. El mensaje es que, aunque sea muy a largo plazo, sepas que habrá un inversor al final del camino".

El proyecto liderado por Itskov asegura que logrará conectar un cerebro humano a un cuerpo robótico en la próxima década y que en 2030 logrará replicar el cerebro humano en un ordenador.

Bill Gates

No todas las inversiones esperan un retorno económico, como puede ser el caso de Bill Gates. Uno de los muchos proyectos del fundador de Microsoft lleva por siglas BGC-3, que responden al nombre de Bill Gates Catalyst 3, y cuya finalidad es combatir la pobreza mediante el diseño y desarrollo de 'software' y de 'hardware'.

(Reuters)
(Reuters)

"La mayor filantropía es dar recursos a la gente para que aprenda -opina Peña-. Piensa en España hace 40 años, solo tenías la biblioteca del pueblo. Ahora, con un móvil, te cuelas en la biblioteca del Congreso de Estados Unidos. Que la gente aprenda a través de internet es una oportunidad única".

Que esté alejado de Microsoft no significa que Gates esté fuera de juego. En octubre, el millonario invirtió en Impossible Foods, una 'startup' que vende carnes y quesos creados a partir de plantas.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios