publica los datos de los conexiones españolas

Netflix carga contra Movistar: "Está entre las operadoras más lentas de Europa"

El videoclub 'online' no está contento con la calidad del servicio que algunos internautas han experimentado en estas primeras semanas

Foto: La actriz Taylor Schilling, protagonista de la serie de producción propia de Netflix 'Orange is the new black'. (Foto: Reuters)
La actriz Taylor Schilling, protagonista de la serie de producción propia de Netflix 'Orange is the new black'. (Foto: Reuters)

Netflix encara su sengundo mes en España con varias luces y una gran sombra. Las primeras están relacionadas con la bienvenida que los usuarios españoles han dado a la plataforma de vídeo on demand online. La segunda tiene un único responsable: Telefónica.

La firma estadounidense publicará el próximo lunes 14 de diciembre el primer índice de velocidad de los principales operadores de internet en España. Esa herramienta la pone en marcha en todos los países en los que trabaja para que los usuarios tengan a mano los datos necesarios para juzgar qué operadores ofrecen el mejor servicio de Netflix.

En esa tabla, a la que ha tenido acceso Teknautas y que se puede consultar sobre estas líneas, destacan los malos números de Telefónica. De los siete operadores que Netflix ha listado hasta la fecha, la firma presidida por César Alierta aparece en la última posición con una diferencia notable respecto a su más inmediato predecesor. "Medimos todos los contenidos que ven todos los clientes. Sabemos que han visto tantos minutos de un archivo y tantos de otro, calculamos el tiempo y obtenemos una media de la velocidad", explica Nina Bargisen, responsable de redes de Netflix en Europa.

El logo de Yomvi, de Movistar, competidor directo de Netflix
El logo de Yomvi, de Movistar, competidor directo de Netflix

La firma no discrimina ningún contenido ni dispositivo y tan sólo filtra a los usuarios que ven series, películas o documentales a través de una red wifi. La medición se ha llevado a cabo en el denominado prime time, una franja nocturna de tres horas.

 

Telefónica, a mucha distancia

Seis de los siete operadores que protagonizan la primera lista que Netflix ha elaborado se mueven en un rango similar de velocidades y están separados por 0,43 Mbps, los que van de los 4,15 de Telecable a los 3,72 de Orange. Teléfonica queda relegada a la última posición con una velocidad de 2,15 Mbps.

"Si echas un ojo a la clasificación europea de proveedores, está entre los más lentos. En España existe un gran servicio de Netflix, sin tener en cuenta si tenemos acuerdos con otras firmas. Desafortunadamente, Telefónica destaca por estar en la zona más baja de los operadores del continente", certifica Joris Evers, vicepresidente europeo de la plataforma de streaming. Netflix desarrolla su argumento al comparar a Telefónica con los dos operadores que tiene por debajo: la irlandesa Imagine y la italiana Linkem. Ambos ofrecen conexión a internet vía WiMAX, con menor velocidad que las redes tradicionales de fibra, cable o ADSL.

Netflix 'no quiere llegar al extremo' de pagar a Telefónica para que sus clientes tengan un buen servicio.
Netflix 'no quiere llegar al extremo' de pagar a Telefónica para que sus clientes tengan un buen servicio.

Evers asegura que su compañía trató de negociar con Telefónica en su momento pero que la española no quiso conectar sus redes, un intercambio conocido como peering, a la red de distribución distribución de contenidos (CDN, en sus siglas en inglés) que Netflix tiene en Europa: "Tenemos acuerdos con el resto de operadoras que han podido conectarse a nuestra red, pero no ha sido el caso de Telefónica".

¿Qué tiene que decir la otra parte implicada al respecto? La operadora asegura que no está incurriendo en infracción alguna: "Telefónica cumple con las recomendaciones y reglamentaciones de interconexión que dictan las autoridades y los reguladores y que aseguran la interconexión de sus redes y las de otros proveedores de contenidos con la mejor calidad de servicio. Este modelo es el que Telefónica y el resto de operadores en todo el mundo lleva practicando desde hace años con otros emisores de contenidos".

Si no hay un problema de infraestructura sí que se está violando la neutralidad porque sólo afecta al servicio de Netflix

Fuentes del sector consultadas por Teknautas atribuyen a Netflix esa pérdida de calidad en el servicio que reciben los clientes que se conectan vía Telefónica. Los contenidos llegan directamente desde los servidores situados en Estados Unidos y esa es la causa de la latencia que experimentan los espectadores españoles. ¿Significa esta medida que Telefónica antepone antes los intereses de su plataforma de series y cine online? Las fuentes consultadas argumentan que es un debate diferente ya que el operador basa su negocio en la banda ancha y no puede ofrecer un acceso gratuito a su infraestructura.

Esas mismas fuentes aseguran que la plataforma estadounidense juega con diferentes normas en función de si lo hace en Estados Unidos, donde se ha visto obligada a llegar a un acuerdo económico con Comcast y Verizon para garantizar un buen servicio para sus usuarios, o en Europa, donde no paga a ningún proveedor de internet. Otras fuentes del sector consultadas por Teknautas señalan que el videoclub sí que tiene acuerdos con algunos operadores europeos aunque no lo ha hecho público.

Gasolina para el debate de la neutralidad

La disputa entre Telefónica y Netflix es un episodio más de la guerra por la neutralidad de la red. El debate pone sobre la mesa si las operadoras deben hacer todo lo posible para ofrecer el mejor servicio a sus clientes o si los creadores de contenidos deben poner de su parte para que las infraestructuras permitan soportar el tráfico que ellos generan.

"Si no hay un problema de infraestructura sí que se está violando la neutralidad porque sólo afecta al servicio de Netflix", argumenta Sergio Carrasco, abogado especializado en tecnología y telecomunicaciones. El letrado opina que la operadora está incurriendo en una contradicción si no ofrece una calidad acorde al ancho de banda "más que suficiente" que se ha contratado para disfrutar de ese servicio.

Directivos de Netflix (Foto: Corbis)
Directivos de Netflix (Foto: Corbis)

La disputa entre Netflix y Telefónica aparece unas semanas después de que la Unión Europea haya aprobado una normativa que restringe esa neutralidad. "La definición de la normativa es tan general y abstracta que abre las puertas a que los proveedores de internet puedan discriminar el tráfico, rompiendo así la neutralidad de la red que la propia ley pretende defender", explicaba Carrasco a Teknautas el pasado mes de octubre.

Netflix tampoco está contenta con la normativa y pone el acento en el hecho de que el streaming de vídeo no es un "servicio especial" sino uno de los motivos que empujan el consumo y la adquisición de banda ancha en los hogares. "Vamos a tener un problema si los proveedores creen que tenemos que pagar para que nuestro tráfico reciba un tratamiento diferente", opina Evers.

La situación europea difiere de la estadounidense. La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) aprobó el pasado mes de abril una normativa que protegía la neutralidad de la red y que entró en vigor el 12 de junio.

El usuario, el gran perjudicado por la disputa

Para el suscriptor de Netflix que se conecta a la red vía Telefónica, el enfrentamiento se traduce en una peor conexión en hora punta aunque la propia compañía estadouninse reconoce que el problema sólo se da durante las horas de mayor audiencia: "En horas valle no hay problema". Evers recalca que arreglar la situación será beneficioso para ambos contendientes: "Ganamos todos. Ellos ofrecen un buen servicio, Netflix se ve bien y la gente continuará en Movistar. Pero no va a ser bueno para Telefónica que sus clientes se sigan quejando por tener una mala conexión o porque no tienen el servicio que han contratado".

Rubén Sánchez, de Facua, remarca el perjuicio que supone para el consumidor que paga por un servicio que no disfruta en su totalidad: "Es un atentado contra los derechos de los usuarios de telecomunicaciones porque se capa el acceso a una parte de internet por intereses económicos".

Es un atentado contra los derechos de los usuarios porque se capa el acceso a una parte de internet por intereses económicos

El portavoz de la asociación que protege los derechos de los consumidores también señala el diferente uso que pueden hacer los usuarios del servicio que contratan. "Si pago una tarifa plana pero me dedico a navegar y no veo vídeos, doy mucho margen de beneficio a la compañía porque no consumo ancho de banda. Pero soy un heavy user si descargo archivos y películas, estoy todo el día en Youtube, veo la tele por internet y consumo programas onlineEs evidente que no le salgo tan rentable como mi vecino. Nos tienen que dar el mismo servicio. Si ofertas un buffet libre no puedes decir a la gente que sólo coma primero y segundo o que lo haga despacito: los hay que comen poco y otros comerán seis platos".

Sánchez insiste en remarcar que el usuario es un "rehén" entre "dos gigantes que quieren ganar dinero a costa del usuario". ¿Qué solución propone el portavoz de Facua? "Que intervenga la Administración, aunque no es muy proclive, para garantizar los derechos de los usuarios. A mí me da igual que se forren, queremos que la gente tenga la tarifa que contrata. La Administración tendría que regular y sancionar a quién haga falta para defender la neutralidad de la red".

Netflix pasó por el aro de Comcast en Estados Unidos porque la situación se había vuelto insostenible para sus usuarios. Preguntado sobre si la firma tomará esta medida en España, Joris Evers es cauto: "Esperamos que no pase. No queremos llegar a ese extremo".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios