Los consumidores, sin alternativas

El regreso de la Sinfín de Yoigo rescata el sueño de las tarifas planas de datos

Los usuarios españoles vuelven a tener una tarifa de 20GB. Sin embargo, en Europa y EEUU estas tarifas ya son normales desde hace tiempo. ¿Por qué los operadores no las adoptan en España?

Foto: (Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Yoigo ha rescatado de ayer la tarifa Sinfín de 20GB con una promoción que mantendrá en vigor hasta el próximo 31 de enero. La firma considera que esta maniobra es "una promoción" ya que la tarifa habitual se queda en 8GB. Por 29 euros al mes, IVA incluido, un usuario puede disfrutar de una cantidad de datos cuasi ilimitada así como llamadas gratis. Este tipo de ofertas son ya muy comunes en otros países europeos o en EEUU y, sin embargo, los operadores en España se resisten a introducirlas.

La Sinfín vio la luz por primera vez el 5 de marzo aunque encogió por arte de magia a finales de septiembre: mantuvo el precio pero redujo sus prestaciones hasta los 8 GB al mes. La operadora justificó la maniobra ya que, desde el principio, fue “una promoción” que, como tal, “había terminado”. Esa promoción, argumentaba la operadora, les permitió realizar un estudio de mercado durante los seis meses que la oferta estuvo en vigor: “Nos sirvió para conocer el uso y las necesidades de nuestros usuarios. Durante ese tiempo, diseñamos una tarifa que se ajustara más a las necesidades de los clientes y que tuviera un precio rompedor pero sostenible", explica Eduardo Taulet, CEO de la compañía. Así, justifica, nació la versión reducida de la Sinfín.

Yoigo admite que el cambio en la tarifa provocó una caída del 15% en el número de altas en el mes de septiembre, que Taulet atribuye a la “fuerte competitividad” de los rivales pero se escuda en que el 85% de los clientes no utilizaban más de 8GB: “El promedio del consumo de los clientes de la Sinfín de 8GB es de 2GB”.

El 85 de los clientes de Yoigo no utilizan más de 8GB: “El promedio de consumo es de 2GB“.

Dos meses después de haber cancelado la Sinfín, Yoigo la ha reactivado casi sin aviso. Fue el pasado viernes, 27 de noviembre, cuando se anunció que la promoción volvería a estar activa durante dos meses. ¿Qué sucedía si un usuario se daba de alta antes del 1 de diciembre? Su Sinfín sólo tenía 8GB. "Siempre que se lanza una tarifa se anuncia la semana antes. No se ha hecho diferente a otras veces", añaden desde la firma a la vez que remarcan el carácter promocional del movimiento.

Que la Sinfín aparezca y desaparezca, como el Guadiana, pone de relieve una realidad de la telefonía móvil en España: la carencia de tarifas de datos casi ilimitadas. Rubén Sánchez, de FACUA, cree que el verdadero inconveniente se encuentra en la ausencia de una legislación que permita la competencia del mercado: “Los avances van muy lentos pero la gente ya utiliza internet en el móvil hasta para ver la tele. ¿La solución? Precios máximos regulados por el gobierno para que las compañías puedan competir por abajo. Los consumidores no tendrían unos precios tan caros”.

El portavoz de FACUA cree que el éxito de la tarifa Sinfín de Yoigo ha pillado desprevenida a la operadora —“no se lo esperaban”, asegura— aunque las compañías todavía tratan a los consumidores que quieren una tarifa plana de datos como “un nicho de mercado”.

Roberto García, administrador de GSM Spain, uno de los principales foros de información sobre telefonía móvil en España, cree que la decisión viene motivada por el escaso uso de datos móviles en España y por otros motivos adicionales: “Algunas operadoras apuestan por los puestos wifi en las ciudades, con 5GB más para navegar por ser cliente. Sin contar con que hoy en día prácticamente todo el mundo tiene conexión wifi en casa o en el trabajo y con ello pueden ahorrar datos móviles”.

En Teknautas probamos la Sinfín de Yoigo durante los últimos dos meses de promoción. ¿El motivo? Estar fuera de casa durante agosto y septiembre sin acceso a internet en la residencia temporal. Acostumbrados a tarifas mínimas, como la de 1GB de Pepephone, el salto fue más que notable: se acabó estar pendiente del consumo o de capar Instagram para que no se disparara el contador. En agosto gastamos 9GB y en septiembre la cifra se amplió hasta los 15GB. No nos cortamos con nada: navegación, juegos por internet, música en streaming y hasta alguna descarga puntual de videojuegos en Steam.

No es una tarifa para el visionado de cine y series online de manera habitual pero se considera una tarifa plana porque es complicado acabar con el tope de datos y se pude utilizar para crear una red wifi que permita trabajar desde un portátil. De acabar con todos los datos, siempre queda la opción de navegar a baja velocidad, 128 kb/s, o de adquirir algún bono extra.

Las alternativas a los 20GB de Yoigo demuestran la pobreza de ofertas. Vodafone ofrece 10GB, MásMóvil 8GB y Movistar, Orange y Pepephone 5GB

Las alternativas a los 20GB de Yoigo demuestran la pobreza de ofertas en el sector. Vodafone ofrece una de 10GB y MásMóvil otra de hasta 8GB; Movistar, Orange y Pepephone se quedan en los 5GB de tope y Tuenti se queda algo por detrás del resto con 2GB.

Martín Expósito, responsable de clientes y de producto online de Pepephone, justifica las tarifas de la compañía por las necesidades de sus usuarios: “Hemos visto más demanda de clientes que necesitaban algo intermedio entre 2GB y 5GB y por eso hemos lanzado recientemente la [tarifa] de 3GB”. Pero la firma afincada en Mallorca no cree que exista una necesidad de cubrir un nicho de mercado para clientes que solicitan una tarifa plana: “Los usuarios más consumidores, que no son muchos, no suelen exceder demasiado la tarifa de 5GB. No consideramos ahora mismo rentable ni necesario aumentarla, aunque con el paso del tiempo probablemente sí será necesario”.

Pepephone mantiene una política de precios low cost que le ha hecho famosa en el espectro más bajo del mercado. Expósito certifica que la tarifa más popular es, “con diferencia”, la de 1GB: “Es el punto de entrada en datos para cualquiera”.

Francia: 50GB a 19,99 euros

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Frente a Europa y Estados Unidos, la precariedad española vuelve a salir a la palestra. En el Reino Unido se pueden contratar 20GB, ofertadas por Vodafone y BT, por 30 y 25 libras respectivamente, y también hay una intermedia de 10GB. Pero la palma se la lleva Free en Francia con una oferta devastadora: 50GB por 19,99 euros. La competencia ofrece otros planes más caros que amplían la libertad de elección del consumidor. Bouygues tiene en su catálogo una oferta de 40GB por 69 euros y otra de 16GB por 24,9 euros. 

Al otro lado del charco, en Estados Unidos, hay una opción para, prácticamente, cualquier consumidor y operadoras como T-Mobile o Sprint tienen una tarifa plana ilimitada, de datos y voz, por 80 y 70 dólares respectivamente.

Frente a la evidencia, FACUA lamenta el panorama actual de la telefonía en España: “Se ha convertido en un gran oligopolio de tres compañías (Movistar, Vodafone, Orange) que han absorbido a las pequeñas y han subido los precios”. Rubén Sánchez tiene clara cuál es la medida que tiene que llevar a cabo el gobierno aunque no tenga ninguna fe en el ejecutivo: “Reclamamos una tarifa plana de datos. Las compañías tendrán, en breve, capacidad para ofrecerla. Pero no es que el gobierno vaya por detrás de la realidad, es que no va”.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios