útil en medicina e ingeniería espacial

Investigadores españoles desarrollan una resina que se autorrepara

Si se corta con una tijera por la mitad y se pone en contacto de nuevo, tras 10 o 15 segundos, el nuevo material se une sin necesidad de utilizar ningún adhesivo o estimulación externa

Foto: Investigadores españoles desarrollan una resina que se autorrepara
Autor
Tiempo de lectura2 min

Investigadores del Laboratorio de Adhesión y Adhesivos de la Universidad de Alicante ha desarrollado un material polimérico flexible capaz de autorrepararse. Esta resina transparente fue patentada el pasado junio.

Este nuevo componente es “enormemente versátil“, indica José Miguel Martín, investigador de la Universidad de Alicante y coautor del invento, y podría tener aplicaciones concretas en numerosas industrias, como la automoción, médica, textil, pinturas, cosmética e, incluso, para la aeroespacial, por su capacidad de autoregeneración.

Se repara solo porque, si se rompe o corta por la mitad y se vuelve a poner en contacto, en 10 o 15 segundos, queda completamente unido sin mediar ningún otro producto aditivo o ser objeto de estimulación externa (en otros casos suele ser necesario aplicar calor).

De esta manera, se arreglaría casi inmediatamente el elemento utilizado, ya fuera médico –como un catéter o una prótesis– o en piezas de un satélite en el espacio, explica el investigador.

Actúa mediante un proceso físico (no químico) que se puede repetir cuantas veces sea necesario con la misma eficacia y, según Martín, "el hecho de que esta autoreparación se dé igualmente fuera o dentro de un fluido aporta una característica excepcional que no se había observado en ningún otro material conocido".

Elástico y con memoria

Además, es elastomérico (puede estirarse hasta mil veces sin romperse) y tiene memoria de forma, lo que hace que a los minutos de ser deformado vuelva por sí solo al estado original, según señala el doctor Jofre, quien cree que, por ejemplo, sería útil en parachoques de vehículos porque, tras el impacto del golpe, regresaría a su fisonomía poco después.

Entre las valiosas particularidades del nuevo material está que carece de reacción química, lo que evita su alteración y, además, lo convierte en biocompatible para fines médicos, sin rechazo por el cuerpo, y de esta forma se amplía el abanico de aplicaciones.

Puede estirarse mil veces sin romperse y tiene memoria, por lo que puede recuperar su forma traas un impacto

“Desde el punto de vista científico tiene una relevancia extraordinaria al ser un desarrollo innovador y con futuro. Hay grupos de Estados Unidos que han conseguido materiales con algunas de estas propiedades pero ninguna con todas ellas y, sobre todo, con la capacidad de autoregeneración en un medio fluido”, destaca Martín.

El hallazgo de la formulación para conseguir un material tan polivalente se produjo de manera casua” hace poco más de un año al realizar una investigación con otro fin encargada por una empresa multinacional al Laboratorio de Adhesión y Adhesivos.

Los investigadores vieron que, tras medir las propiedades mecánicas a las piezas del material desarrollado, estas volvían a regenerarse tras haber sido fracturadas y deformadas, siendo difícil diferenciar, pasadas unas horas, las piezas que se habían ensayado de las que no.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios