la primera línea de productos nueva desde 2010

Diez preguntas y respuestas sobre el Apple Watch, que ya se puede comprar en España

Se trata de la primera línea de productos nueva que presentan desde la muerte de Steve Jobs, así como su incursión en el mundo de los 'wearables'

Foto: Diez preguntas y respuestas sobre el Apple Watch, que ya se puede comprar en España

El último invento de Apple ya está aquí: desde hoy es posible comprar el Apple Watch en España, que se une a la segunda oleada de países en recibirlo junto con México, Italia, Corea del Sur, Singapur, Suiza y Taiwán. La expectación es comprensible, ya que se trata de la primera línea de productos nueva que presentan los de Cupertino desde la desaparición de Steve Jobs y su primera incursión en el mundo wearable. Desde el 2010 con el iPad que no se armaba tanto revuelo.

Sin embargo, las largas colas ante las Apple Stores, parte indisoluble del lanzamiento de cada nuevo iPhone, no se verán esta vez. La compañía ha optado por la compra online: será posible recibir el reloj en nuestra casa o bien recogerlo en una tienda. Y aquellos que quieran probar lo que compran antes podrán reservar con cita una demostración en la propia tienda.

Apple llega tarde al mundo de los smartwatches: uno de los primeros y más apreciados ejemplos es Pebble, que llegó al mercado en 2013 y cuyo último modelo acaba de aterrizar. Pero si algo puede conseguir la compañía de Tim Cook es popularizar este tipo de dispositivos que hasta ahora son minoritarios. Veamos qué tiene de especial este reloj.

¿Para qué sirve?

Los smartwatches están concebidos como una extensión del smartphone: una segunda pantalla en la que poder consultar notificaciones y llevar a cabo tareas sencillas. De esta forma no es necesario sacar el móvil cada dos por tres para mirar si ha llegado un mail o para contestar un WhatsApp. Tampoco para pasar la canción que estamos escuchando o para saber cómo llegar a la parada de bus más cercana. De hecho incluso es posible contestar llamadas a través de él.

Su sensor de movimiento y de pulso también permiten controlar nuestro estado de salud y medir nuestros progresos con aplicaciones como Runtastic. Además, el propio gadget avisa si pasas demasiado tiempo sentado, por ejemplo.

Ah, y también da la hora.

¿Qué modelos hay?

Existen 38 modelos distintos. No es una errata: 38 Apple Watch para él, para ella, y para todos. Por un lado hay dos tamaños de esfera, 38 y 42mm. Por otro, tres versiones: Sport, Watch y Edition. Y para poner la guinda al pastel, tres tipos de correa, goma, cuero y acero.

La opción Sport es la más económica y ligera. La carcasa es de aluminio mientras que la pantalla es de ion-x. Curiosamente, aunque es la versión deportiva, es la que tiene el cristal más frágil. En cuanto a la correa sólo hay una opción posible, plástico, en cinco colores: blanco, negro, azul, verde o rosa.

Tanto el modelo Watch como el Edition tienen una pantalla de cristal zafiro, mucho más resistente. La diferencia es que mientras que el modelo estándar cuenta con una carcasa de acero, la opción de lujo incluye oro de 18 quilates. En ambos casos la correa podrá ser de plástico y de cuero, mientras que el modelo normal también podrá tener una de acero.

¿Cuánto cuesta?

La versión más económica cuesta 419 euros. Se trataría del Apple Watch Sport con correa de goma en formato pequeño, que en EEUU tiene un precio de 349$.

A partir de aquí los precios suben conforme mejoramos el modelo y la correa. Obviando que el Edition más caro supera los 18.000 euros debido al oro y a la calidad de su correa, el Apple Watch más caro (sin oro ni lujos) supera los 1.200 euros según el tipo de correa escogida.

¿Con qué dispositivos es compatible?

Otros smartwatches son compatibles con cualquier sistema operativo, pero Apple no es famosa por adaptarse a otras marcas, ni tampoco le interesa echar a perder un motivo más por el que comprarse un iPhone. En otras palabras, será necesario tener un iPhone 5 o posterior con iOS 8.2 o posterior.

¿Funciona con iOS?

Apple Watch utiliza una versión adaptada del sistema operativo móvil de Apple, bautizado como watchOS. Este mismo otoño se lanzará la segunda versión, que dará más libertad a los desarrolladores para hacer uso de funcionalidades como el sensor de movimiento.

¿Qué aplicaciones son compatibles?

Este reloj inteligente cuenta con su propia tienda de apps, de la que ya se pueden descargar más de 3.000. Facebook, Foursquare, Shazam, Flipboard y así hasta una larga lista de aplicaciones similares a las que podemos encontrar en nuestro teléfono. Están todas, y las que no estén pronto llegarán.

En cuanto al mercado español, varias compañías nacionales tendrán listas hoy mismo sus aplicaciones: Zara, La Caixa, Vueling, Tuenti, Wallapop y Banco Santander son algunas de ellas, aunque es de esperar que cada día se sumen otras nuevas.

¿Será compatible con Apple Pay?

Este servicio de pago móvil todavía no está disponible en España y no hay fecha a la vista, por lo que se trata de una funcionalidad con la que no contará el Apple Watch. Una lástima, ya que se trata de una de las características más útiles del dispositivo, que sin duda lo habría diferenciado de la competencia.

¿Cuáles son sus puntos fuertes?

En primer lugar, y como no podía ser de otra forma si hablamos de Apple, el cuidado diseño del dispositivo. Una de las críticas más repetidas a los smartwatches anteriores es que eran feos y parecían más un juguete que aquello que debe ser un reloj (sea inteligente o no): una joya que quede bien a la vista. Desde luego esta no es una objeción que se le pueda poner al reloj de Apple.

También se traslada a este dispositivo otra de las características omnipresente en los productos de los de la manzana: la exquisita conectividad entre productos. Sólo hay que hablarle al reloj para pedirle a Siri que mande un WhatsApp o programe una cita en el calendario, que luego podremos ver y modificar en nuestro iPhone o iPad.

Por último, el Apple Watch incluye varias funciones interesantes y poco habituales en la competencia, como la existencia de un sensor de pulso cardíaco para monitorizar nuestra actividad física. Además, las notificaciones llegan de una forma mucho menos invasiva a traves de pequeñas vibraciones en nuestra muñeca

¿Y en qué falla?

Como suele ser habitual en la tecnología moderna, la batería es el talón de Aquiles del Apple Watch. Para que un wearable resulte útil debemos poder olvidarnos de él, y tener que cargar todos los días este dispositivo no ayuda. Según los análisis, un uso intensivo provoca que apenas dure hasta volver a casa por la noche, aunque su utilización más moderada alarga la vida de la batería hasta incluso los tres días.

Otro aspecto que se ha criticado es lo difícil que resulta acostumbrarse a él en los primeros días. Aprender a configurar el reloj con las notificaciones deseadas para sacarle todo el partido puede llevar un tiempo.

¿Qué alternativas tengo?

Para aquellos que deseen tener un smartwatch pero no tengan iPhone, el Apple Watch les parezca demasiado caro o simplemente no les guste Apple, existen varias alternativas en el mercado. La más importante es, sin duda alguna, Pebble Time.

Este reloj sacrifica algunas funcionalidades como la pantalla, que es de tinta electrónica, a cambio de dos importantes ventajas: es mucho más barato (199 dólares) y la batería dura más (unos 5 días). Además, es compatible con iOS y Android.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios