Los cuervos también cuentan: poseen neuronas 'matemáticas' como las nuestras
  1. Tecnología
pueden estimar cantidades a simple vista

Los cuervos también cuentan: poseen neuronas 'matemáticas' como las nuestras

El cerebro de las aves es muy diferente al de los mamíferos, a pesar de ello ha evolucionado de forma similar para dotarles de una gran inteligencia. Un nuevo estudio aporta nuevas pruebas de ello

Foto: Los cuervos también cuentan: poseen neuronas 'matemáticas' como las nuestras
Los cuervos también cuentan: poseen neuronas 'matemáticas' como las nuestras

Los cuervos pueden presumir de compartir con los seres humanos una larga lista de habilidades, desde la fabricación de herramientas a la autoconsciencia, y por ello se les considera como uno de los animales más inteligentes del planeta. Ahora, una nueva investigación añade una nuevo logro a su colección: poseen neuronas capaces de estimar cantidades como también hacen los primates (y por ende nosotros).

“Es la primera vez que se encuentran neuronas numéricas en el cerebro de un animal no primate”, asegura a Teknautas el investigador de la Universidad de Tubinga (Alemania) y coautor del estudio publicado hoy en la revista PNAS, Andreas Nieder. Es decir, que las habilidades aritméticas de estas aves tienen una base neuronal muy similar a la nuestra a pesar de que el cerebro de las aves es muy diferente al de los mamíferos. El biólogo aclara que esto no quiere decir que un cuervo “pueda contar hasta diez”, pero sí estimar cantidades de forma aproximada con bastante precisión.

'Los datos muestran que la representación de los números en el cerebro de los cuervos es similar a la del nuestro'

Para demostrar estas capacidades, los investigadores pusieron a prueba a una pareja de cornejas negras (Corvus corone, perteneciente a la misma familia que los cuervos). El examen consistía en una pantalla táctil que mostraba un conjunto de entre uno y cinco puntos. Momentos después aparecía otro grupo: el animal debía tocar la pantalla sólo si el número era idéntico en ambos casos. A pesar de que los puntos tenían diferentes tamaños y estaban colocados en distintos lugares cada vez, la tasa de éxito superó el 77%. Eso sí, a las aves les costaba más acertar cuando ambas cantidades eran muy similares, especialmente si eran elevadas.

El siguiente paso consistió en comprobar si existía un tipo específico de neuronas que respondan al número de objetos, como ocurre con los primates. “Estas células ignoran la forma, el tamaño y la disposición de las cosas, sólo responden ante su cantidad, explica Nieder. ¿Existen los córvidos? La respuesta es afirmativa: tras medir la actividad cerebral mientras los animales resolvían la prueba, los investigadores hallaron una región, conocida como NCL, que destacaba sobre las demás. En ella, un grupo de neuronas se activaba al reconocer el uno, otras al ver el dos, y así sucesivamente.

Para el investigador, lo más interesante es que el cerebro de estas aves tenga capacidades similares a las de algunos mamíferos, a pesar de haber evolucionado y estar estructurado de una forma completamente distinta. “Los cuervos muestran comportamientos de lo más inteligentes: aprenden muy rápido y tienen en cuenta las acciones de sus congéneres, habilidades que sólo se encuentran en primates y seres humanos”, asegura Nieder.

En nuestro caso todas estas acciones, y muchas otras como la imaginación y la toma de decisiones, son posibles gracias a la corteza cerebral, seis capas de tejido nervioso responsables de la inteligencia en los mamíferos. Los cuervos y las aves carecen de ella, pero esto no ha sido un problema: han desarrollado una estructura anatómicamente diferente pero idéntica en su función, en un claro ejemplo de convergencia evolutiva.

Para Nieder estas semejanzas resultan sorprendentes:“Tanto las aves como los primates han adoptado, de forma independiente y diferente, mecanismos neuronales similares para interpretar las cantidades. Esto implica que los principios numéricos están profundamente enraizados en nuestra biología”.

Matemáticas para sobrevivir

“Los datos muestran que la representación de los números en el cerebro de los cuervos es similar a la del nuestro”, explica el biólogo, que recuerda que ya se han encontrado exactamente los mismos principios en la corteza de los primates. No resulta extraño si se tiene en cuenta que, para los cuervos y muchos otros animales, tener nociones matemáticas resulta algo fundamental para la supervivencia. Resulta muy útil, por ejemplo, diferenciar una fuente con muchos alimentos de otra con menos. O para evaluar aquellas situaciones, como las peleas, en las que la unión hace la fuerza.

¿Hasta donde puede llegar la capacidad aritmética de estas aves? Nieder asegura que todavía se ignora hasta qué punto pueden procesar los números para adaptar sus comportamientos: “¿Pueden efectuar cálculos aritméticos sencillos? Esto podría estudiarse en el futuro”.

Quizá las habilidades de los cuervos no lleguen a tanto y sólo los seres humanos puedan contar hasta diez. Aun así, el estudio de Nieder demuestra, junto con otros muchos, que nuestras capacidades matemáticas emergen de esta facultad para estimar cantidades. El entrenamiento y la educación hacen, en nuestro caso, el resto.

Animales Primates
El redactor recomienda