Las discográficas fuerzan a Spotify a limitar su oferta gratuita
  1. Tecnología
"Gratis es igual a la muerte"

Las discográficas fuerzan a Spotify a limitar su oferta gratuita

Universal Music Group, la mayor discográfica del mundo, está presionando a Spotify para que limite su servicio de 'streaming' gratuito con el objetivo de que más usuarios se pasen al modelo de pago

Foto:

Las bajas ventas que la industria musical está experimentando en los últimos años habrían llevado a un conjunto de discográficas, liderado por Universal Music Group, a presionar a Spotify para que limite el servicio de streaminggratuito, según han reportado varios medios estadounidenses durante los últimos días.

El modelo gratuito de Spotify, que incluye publicidad y que limita las opciones para escuchar música offline, cuenta con unos 60 millones de usuarios, frente a los 15 millones de suscriptores de pago, que no escuchan anuncios y sí pueden escuchar sus listas de canciones sin estar conectados a internet, con los que cuenta el servicio. Unas cifras que no convencena Universal. La discográfica, según cuenta el Financial Times, está utilizando la negociación de las licencias de los artistas a los que representa (entre ellos muchos de los que copan las listas de éxitos)para presionar a Spotify.

El modelo de Spotify es sencillo: atraer a los usuarios con elstreaminggratuito pero con publicidad y opciones limitadas para poco a poco convencerles de las ventajas del modelo de pago. La discográficaparece considerar que el paso de usuarios de uno a otro modelo no es suficiente o no ocurre a suficiente velocidad, y que la posibilidad de disfrutar de un servicio gratuito está frenando las descargas legales de servicios como iTunes y otros similares. "Está claro que la clave del éxito, tanto para los artistas como para los consumidores y Spotify, es desarrollando una oferta que lleve a más gente del modelo gratuito al de pago".

El objetivo de la discográfica no es que elimine la opción gratuita, sinoque haga algunos cambios, por ejemplo limitando el tiempo que se puede utilizar, para incentivar que terminen pagando.Universal argumenta, al menos en privado, que no hay suficiente diferencia entre el modelo gratuito y el de pago como para que los usuarios pasen del primero al segundo.

Spotify, sin embargo, se resiste a restringir o cambiar de alguna forma su servicio gratuito. Considera que hacerlo no hará necesariamente que los usuarios pasen directamente a la suscripción de pago, sino que muchos de ellos pasarían a las descargas piratas o a otros servicios gratuitos, como YouTube. "Sin un servicio gratuito, el de pago no funcionaría. Somos uno de los brotes verdesen esta industria, y no queremos desestabilizarlo. Nosotros creemos que este modelo funciona", asegura Jonathan Forster, jefe de la sección de Spotify para los países nórdicos.

Forster tampoco cree que su servicio gratuito le esté comiendo el negocio a iTunes ni otros servicios gratuitos. "Spotify no está canibalizando a iTunes, Spotify está monetizando a usuarios que no habían sido monetizados nunca antes".

"Gratis es igual a la muerte"

No es Universal la única que tiene un problema con el servicio gratuito de Spotify. Aunque nunca ha ejercido presión al respecto, Sony, el segundo grupo discográfico del mundo, también se ha manifestado en contra. Doug Morris, su CEO, dijo hace apenas diez días: "Yo equiparo gratis con la caída del negocio musical. ¿Por qué iba nadie a pagar por algo que puede tener gratis? En algunos asuntos, el debate merece la pena, pero en general, gratis es igual a muerte".

Sin embargo, según los analistas, como Mark Milligan, Spotify es hasta el momento el servicio que más éxito está teniendo a la hora de pasar a sus usuarios de un modelo gratuito a uno de pago. Pandora, un servicio de radio en streaming, tiene 80 millones de usuarios y solo 3,5 pagan. Mil millones de personas utilizan YouTube y prácticamente ninguno paga.

De hecho, es YouTube el gran topo en esta historia: la plataforma de vídeos es uno de los principales recursos de los más jóvenes para escuchar música de forma gratuita y sin límites. La compañía, que pertenece a Google, asegura que en los últimos años ha pagado 920 millones de dólares a las compañías discográficas y está trabajando en su propioservicio de música en streaming por suscripción que lanzará en 2015.

Según el diario norteamericano, las negociaciones entre Universal y Spotify siguen en marcha. La discográfica es la principal compañía del sector, y por tanto la gran proveedora de contenidos del servicio de musical. Está por ver si este desencuentro puede terminar causando una crisis mayor. En cualquier caso, parece que Spotify pretende resistir con su modelo gratuito intacto, al menos de momento.

Spotify Música
El redactor recomienda