"No se puede hacer un Spotify del cine. Las industrias no tienen nada que ver"
  1. Tecnología
JAUME RIPOLL, DIRECTOR DE FILMIN

"No se puede hacer un Spotify del cine. Las industrias no tienen nada que ver"

Jaume Ripoll es uno de los socios fundadores y director de Filmin. Junto a Juan Carlos Tous y José Antonio de Luna han creado la web de cine de referencia en España

placeholder Foto: Jaume Ripoll, director de Filmin (Informativos.net)
Jaume Ripoll, director de Filmin (Informativos.net)

Jaume Ripoll es uno de los tres socios fundadores y director de Filmin. Junto a Juan Carlos Tous y José Antonio de Luna han creado el portal de referencia de visionado de películas online en España. Destaca especialmente por su amplio catálogo de cine de autor y cine independiente y por su arriesgada apuesta por productos audiovisuales fuera de la norma. Se han adaptado bien a los nuevos tiempos escuchando las necesidades del usuario y haciéndolo partícipe.

PREGUNTA: ¿Cómo os va afectar la nueva ley?

RESPUESTA: En términos deportivos, nunca nos ha gustado hablar de árbitros. No nos metemos. Del mismo modo que no hablamos de piratería o enlaces legales o ilegales en nuestras entrevistas. Nosotros pensamos en hacer la página mejor y crecer en catálogo y servicios. Depende del Gobierno y de los poderes judiciales.

P.: Estas páginas defienden que llevan tráfico a los videoclubes legales.

R.: Sí, nos llega. Pero es un porcentaje muy bajo, no el que ellos dicen. Defiendo que es necesario que existan páginas que enlacen a webs legales. En Reino Unido existen estas webs y generan ingresos por publicidad. Son necesarias para saber dónde están las películas que buscamos. Nos cuesta mucho trabajo y ojalá fuera tan fácil todo como subir un enlace.

P: Estamos viviendo una época radical de cambios en la distribución de los productos audiovisuales.

R.: La industria del cine ha cambiado mucho en los últimos cinco años. Antes, las películas tardaban unos meses en llegar a las casas. Esta semana estrenamos Adiós al lenguajede Godard, que se ha estrenado hace unas semanas en las salas. Hay que acortar los plazos. Es impensable que una película llegue un año después de su estreno. España es uno de los países más avanzados en estrenos simultáneos.

Carmina o revientao la nueva Icíar Bollaín son ejemplos. En Francia es impensable y en EEUU se hacen estrenos simultáneos sólo en algunas ciudades y el resto de Estados lo ve en internet ya que lo dividen por IP; aquí no funcionaría. Somos críticos con lo nuestro y estamos bastante mejor de lo que la gente cree comparado con nuestro entorno. No se puede hacer un Spotify del cine ya que cine y música no tienen que ver a nivel industrial. Tenemos catálogos muy potentes y con tarifas planas con mucho alcance.

P.: ¿Especializarse en tener librerías de series es el camino del éxito?

R.: Hay diferentes públicos. No sólo existe un público de series. Hay otro que paga por tener acceso a documentales, películas clásicas y que por ocho euros al mes tiene acceso y puede ver desde Fritz Lang a un documental sobre el Bulli o los Foo Fighters. Corremos el riesgo de tener pensamiento binario y no todos son ceros y unos. Hay muchos segmentos de público al que dirigirnos. Invito a la gente a descubrir series como la original de House of Cards y no el remake americano o Love/Hate. Tenemos series muy potentes y que cuando la gente las descubre alucina. Es fácil recomendar House of Cards ahora pero cuando trajimos la original inglesa, para mí bastante mejor, los primeros que la vieron alucinaron.

P.: ¿Cómo es posible la supervivencia con una tarifa plana tan barata?

R.: Con la voluntad de aumentar los suscriptores. ¿Se puede mantener en EEUU Netflix a ocho dólares? Se trata de generar riqueza para que los productores se arriesguen. El cine es un deporte de riesgo y plataformas como la nuestra tienen que arriesgarse.

P.: ¿La llegada a España de Netflix será buena para Filmin?

R.: En Filmin nos hemos planteado no estar en la liga de Transformers, Harry Potter o Skyfall. Su llegada afectará a quienes ambicionan ese tipo de catálogos. Vamos a otro público. Y la diversidad es buena y no que dos compañías determinen el gusto de una audiencia. Creo que su llegada, si ocurre, hará que la gente se acostumbre a pagar en internet.

P.: ¿Cómo ves el futuro del VOD en España?

R.: Hay muchos futuros posibles. Ni el cine en salas está muerto, ni el DVD está muerto, ni todo el consumo pasa por la red. Cada vez más sí, es incuestionable. Pero la gente cree que dejar de usar algo quiere decir que ya no existe. El alquiler en DVD genera riqueza. No en España, una parte minúscula del cine mundial. Pero si miras a EEUU ves lo mucho que sigue facturando el alquiler de películas. En España es un negocio casi desaparecido. Pasó con la fotografía y la revolución digital. Es un cambio en el modelo de negocio.

P.: ¿Cómo nace Filmin?

R.: Empezamos en 2007. Planteamos desde Cameo que el futuro estaba en internet y que lo mejor era estar preparados. Convencimos a los socios de Cameo y a Vertigo para poner dinero en un proyecto extraño. La primera beta se lanzó en 2008 y tras año y medio corrigiendo lanzamos la oficial en 2010. Fuimos los primeros en Europa más allá de Amazon en ofrecer una tarifa plana y tener aplicación móvil y streaming en HD. Fuimos muy radicales. El catálogo ha ido creciendo con la convicción de que el proyecto defendiese y tratase bien el cine indie y de autor. No todo es el mainstream estadounidense. Era necesaria una plataforma así.

P.: Precisamente esta etiqueta de cine indie y clásico distingue vuestro portal.

R.: No tratamos de ser elitistas. Contentamos desde los que sólo ven a Truffaut hasta a los locos de Tarantino. Para nosotros es un valor diferencial. Si yo entro en un McDonald's no pido un Steak Tartar. En nuestro orden de prioridades está la búsqueda de ese cine. Es un reto.

P.: Filmin va a más: blog, redes sociales, Atlántida Film Fest...

R.: Siempre fue la idea, que el usuario fuese a Filmin para más cosas: leer sobre cine, subir cortos... En el blog hablamos de todo, no sólo de lo que tenemos. Pedimos listas a la gente. Desde Javier Cercas a Almodóvar. Sabíamos que era una manera de acercarnos y ser una marca que la gente identificase a un estilo determinado. El Atlantida Film Fest va más allá. Un festival online que funciona muy bien. Estamos contentos.

P.: ¿Cuántas películas ves a la semana?

R.: Menos de las que querría. O por la mañana o por la noche, antes de ir a la oficina. Quince películas es lo normal. Vamos a todos los festivales y allí caen desde 40 a 70.

P.: Una última reflexión.

En España no estamos fatal y no es real que no hay catálogo. Es falso sabiendo lo que hay por el resto del mundo. Soy vicepresidente de EuroVoD, que agrupa webs de once países, y sé lo que hay en nuestro entorno. No tenemos tiempo para verlo todo. Con todo lo que tenemos hay campo para mejorar y estamos mejor.

Spotify Netflix Piratería Propiedad intelectual
El redactor recomienda