Es noticia
Menú
“Tenemos laboratorios punteros, pero sin financiación no entrará sangre joven”
  1. Tecnología
María yzuel, premio de física 2014

“Tenemos laboratorios punteros, pero sin financiación no entrará sangre joven”

María Yzuel estudió Física y se convirtió en la segunda mujer catedrática de España. Ahora, la investigadora ha recibido un reconocimiento a toda su carrera

Foto: María Yzuel, Medalla de la Real Sociedad Española de Física 2014
María Yzuel, Medalla de la Real Sociedad Española de Física 2014

Dos físicas atraídas por la óptica, dos generaciones de investigadoras pioneras en España, unidas por un premio. María J. Yzuel (Jaca, 1940) y Susana Marcos (Salamanca, 1970) recibieron la semana pasada la Medalla de la Real Sociedad Española de Física y Fundación BBVA, y el Premio de Física, Innovación y Tecnología, respectivamente, por su carrera.

A pesar del trabajo de estas dos científicas, en pleno siglo XXI la presencia de mujeres todavía es desigual en muchas ramas de la ciencia, debido a un techo de cristal que en ocasiones les impide alcanzar los puestos más altos, a pesar de ser igualmente capaces y brillantes. En este contexto, Yzuel se licenció en Física en 1962, una época todavía más difícil, en la que se pensaba que había ramas más apropiadas para una mujer.

Tras eso se convirtió en la primera mujer en dar clases de Física en una universidad española, y más tarde en la segunda catedrática del país, ya en 1982. “La investigación es ahora más fácil para las mujeres”, asegura Yzuel a Teknautas, “aunque siempre es complicado y habría que dar más facilidades”.

Además, la investigadora considera que, aunque todavía existe un techo de cristal, cada vez se ven más casos positivos. Menciona a la última directora del CERN y a la del Sincrotrón ALBA en España, ejemplos que hace unos años hubieran sido “inviables”.

Lo cierto es que, mientras que en campos como la Biología, el número de mujeres ha crecido con los años, la Física sigue siendo mayoritariamente masculina. Yzuel explica que “no ha aumentado gran cosa”, ya que la media en el resto del sistema universitario español es del 50%, cuando en su campo apenas alcanza el 30%.

“Las mujeres no están muy atraídas porque lo ven como una cosa abstracta”, comenta Yzuel, quien asegura que le encantaría que las sociólogas hicieran estudios al respecto para averiguar mejor la causa.

Miedo a la fuga de cerebros

A la investigadora oscense le preocupa mucho más la situación de la investigación en España, y denuncia cómo cada vez tienen más dificultades para conseguir dinero y becas para los estudiantes: “El nivel de la ciencia es mucho mejor que hace 30 años, con laboratorios de física que hacen investigación puntera a nivel internacional, pero sin financiación para que entre sangre joven peligra”.

Por este motivo, Yzuel advierte que si esto no cambia, el nivel de la investigación corre el riesgo de bajar mucho en pocos años, y lamenta que a veces no tiene más remedio que aconsejar a sus estudiantes irse fuera. “Viajar siempre es bueno aunque haya trabajo, pero desanima mucho no tener la posibilidad de volver”, aclara.

Al margen de los recortes, Marcos señala el problema de la burocracia: "Se debe agilizar la gestión para que los pocos científicos que estamos podamos competir como en otros países".

Yzuel está jubilada oficialmente, pero continúa en la Universidad Autónoma de Barcelona como profesora emérita. “Un científico no se jubila porque siempre puede dar ideas, y en mi caso no paro”, bromea.

La investigadora comenta cómo le gusta estar en contacto con los más jóvenes de la universidad, de quienes los más expertos todavía pueden aprender: “Sus ideas son siempre muy novedosas y enriquecedoras para cualquier equipo”.

Yzuel considera que la combinación de ambas generaciones investigadoras es muy positiva para la ciencia. “Los jóvenes son más arriesgados en el buen sentido, mientras que nosotros, si tenemos una idea que funciona, la mantenemos”.

Dos generaciones investigando óptica

En un guiño a este 2015, nombrado como Año Internacional de la Luz, ambas físicas galardonadas trabajan en el campo de la óptica.

Yzuel ha basado su carrera en el área de procesado de la información y de la imagen, especialmente con pantallas y dispositivos de cristal líquido (LCD) como las que utilizan muchos televisores hoy en día.

Por su parte, el trabajo de Marcos se acerca más al campo de la oftalmología. Actualmente se encuentra inmersa en un proyecto para combatir la presbicia, más conocida como vista cansada, que afecta al 44% de la población. Tal y como explica la investigadora, es una patología propia de la edad que, hasta ahora, sólo puede resolverse mediante lentes progresivas.

Dos físicas atraídas por la óptica, dos generaciones de investigadoras pioneras en España, unidas por un premio. María J. Yzuel (Jaca, 1940) y Susana Marcos (Salamanca, 1970) recibieron la semana pasada la Medalla de la Real Sociedad Española de Física y Fundación BBVA, y el Premio de Física, Innovación y Tecnología, respectivamente, por su carrera.

Física
El redactor recomienda