sus directivos podrían ir a la cárcel

Alemania obliga a Uber a suspender su actividad

Un juzgado alemán ha obligado a la compañía a suspender su actividad, bajo pena de prisión para sus directivos o grandes multas para los conductores

Foto: Alemania obliga a Uber a suspender su actividad

El tribunal regional de Fráncfort emitió un recurso de urgencia que prohíbe en toda Alemania la polémica aplicación de internet Uber, que estaba en plena expansión por el país y que permite conectar a conductores particulares con viajeros.

¿La causa? Uber no cuenta con los permisos pertinentes para operar en el país europeo, como tampoco lo tienen sus conductores, por lo que a ojos del tribunal alemán están operando de manera desleal y fuera del circuito legal que ampara al resto de conductores públicos alemanes.

“Sin un permiso oficial en base a la ley de transporte de pasajeros, la empresa no puede transportar a ninguno de ellos a través de las aplicaciones de Uber y UberPop”, ha informado el diario local Frankfurter Allgemeine.

Multas de hasta 250.000 euros

Las infracciones se castigarán con multas de hasta 250.000 euros. Sin embargo, desde Uber ya han anunciado que no se quedarán con los brazos cruzados: “Recurriremos a la decisión y defenderemos nuestros derechos con énfasis”. De hecho, la compañía puede pedir una suspensión de esta orden.

Esta no es la primera vez que la startup americana tiene problemas legales en Alemania. La compañía ya ha ganado procesos similares en Hamburgo y Berlín, donde obtuvo fallos a su favor de diferentes juzgados para suspender las medidas cautelares impuestas por los tribunales regionales.

Con anterioridad, Uber sostuvo que los conductores del servicio no son sus empleados, y se negó a pagar las multas en caso de que estos conductores fueran sancionados. En esta ocasión los riesgos son mucho mayores

En ambos casos Uber sostuvo que los conductores del servicio no son sus empleados, y se negó a pagar las multas en caso de que estos conductores fueran sancionados.

No obstante, en esta ocasión los riesgos son mucho mayores. En las multas se incluyen penas de prisión para los directivos de la compañía de Uber en caso de incumplimiento sistemático, algo que supone un problema para su expansión programada en Europa.

Una aplicación muy polémica en Barcelona

En España Uber está presente en Barcelona, en donde mantiene un pulso con el gremio del taxi e incluso con las autoridades. De hecho, el Ayuntamiento de la Ciudad Condal persigue a los conductores de vehículos dados de alta en este servicio y puede multarlos con hasta 4.000 euros.

Las protestas contra esta aplicación (que, por cierto, dispararon las descargas de su aplicación) tuvieron una dimensión europea el pasado mes de junio llegando incluso a Madrid, a pesar de que en la capital no funciona este servicio.

La aplicación española 'Join up Taxi', que permite a los clientes compartir vehículo, siempre que este sea un taxi, se ha ganado la aprobación de todo el gremio

Se ha llegado a acusar a los taxistas de ser un gremio muy conservador, de no ceder ante nuevas posibilidades de mercado, pero existen aplicaciones como la española Join Up Taxi que se ha ganado su aprobación. “En mi caso no me encontré con que los taxistas no quieran nuevas tecnologías. La relación es estupenda", comenta a Teknautas uno de sus fundadores, Alberto López.

¿La diferencia? Join Up Taxi permite a los clientes compartir vehículo, pero siempre que este sea un taxi: "Creemos que se pueden plantear alternativas que consigan que el ciudadano ahorre dinero dentro de la legalidad. Desde nuestra aplicación lo primero que hicimos fue ir al ayuntamiento para conocer la normativa y vimos que compartir un taxi estaba prohibido pero que, sin embargo, sí se podía poner en contacto a gente y después llamar al taxi”, explica López.

La jugada les ha valido tener el apoyo de los taxistas y de la administración. Otros como Uber o BlblaCar proponen el desarrollo de una red paralela. 

Uber, un negocio que levanta ampollas

El caso de Uber como ejemplo de economía colaborativa está teniendo un enorme impacto al tratarse en este caso de un servicio que compite directamente con una actividad sujeta a licencias (las de los taxis suelen ser muy costosas) y condiciones especiales.

"Solo puedes prestar servicio de taxi con una licencia, pagando unos impuestos... y siempre estarás más tranquilo si a tus clientes les lleva alguien registrado", dice López.

La prohibición, de hecho, tiene su origen en una acción civil promovida por una patronal del taxi en Alemania, que además cuenta con su propia aplicación, según informa Techcruch. En España la Conferedación del Taxi exigió en su momento la retirada alegando que vulneraba la legalidad establecida, fomentaba el transporte pirata y no ofrecía garantías a los viajeros.

La prohibición, de hecho, tiene su origen en una acción civil promovida por una patronal del taxi en Alemania, que además cuenta con su propia aplicación

“Lo que realmente beneficia a los consumidores es la tecnología y la competencia. Estos factores ofrecen grandes beneficios en la calidad de los servicios disponibles para el usuario, para la comunidad en la que residen y para los impulsores de la economía local”, contaba a Teknautas este año Pierre-Dimitri Gore-Goty, mánager de Uber.

En juego están los derechos de los usuarios, que en tiempos de crisis buscan alternativas de transporte más económicas; el de los transportistas, que están viendo peligrar sus puestos de trabajo y, por supuesto, los de Uber, que se defiende como puede alegando que tan sólo es una empresa de tecnología que ofrece soluciones para la movilidad urbana.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios