HAN SIDO ENCONTRADOS EN NUEVO MÉXICO (eeuu)

La increíble historia de los juegos de ET que se enterraron en el desierto

En 1982, Atari se vio obligada a enterrar miles de cartuchos del juego de ET. Hasta hace poco se creía una leyenda urbana, pero han aparecido los juegos

Foto: La increíble historia de los juegos de ET que se enterraron en el desierto
Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    ET The Extra-Terrestrial es un juego de película en más de un sentido. El título se diseñó para Atari inspirado en el film de Steven Spielberg y su historia, no la que narra el videojuego, sino la del propio videojuego, está dando para un documental. La leyenda se ha convertido en realidad: El hallazgo de los cartuchos de ET The Extra-Terrestrial en un desierto de Nuevo México pone punto final a esta increíble historia.

    El origen del videojuego se remonta a 1982. ET, el film, fue un éxito absoluto y se convirtió en un auténtico fenómeno mediático. De hecho, la película sigue siendo célebre en la actualidad y se ha convertido en un clásico del cine de aventuras y ciencia ficción infantil.

    Como suele suceder cuando un producto tiene éxito, en la entonces incipiente industria de los videojuegos rápidamente se buscaron formas de seguir explotando el tirón mediático de ET. Una de las ideas que surgieron fue la de adaptar la historia al mundo de los videojuegos, un sector que estaba en auge y que cada vez ofrecía más posibilidades. Aquí entró Atari en juego.

    La compañía que más pujo por los derechos de ET fue la responsable de Pong, que llegó a pagar más de 20 millones de dólares. Se trataba de una cifra realmente desorbitada para el sector de los videojuegos del momento. Sin embargo, en Atari confiaban en poder sacar provecho al éxito de la película, a su legión de fans y al floreciente industria.

    Atari pagó 20 millones de dólares por los derechos de ET, una cifra realmente desorbitadaUna vez adquiridos los derechos se puso en marcha el proceso de creación del juego. En ese punto, Atari confió en Howard Scott Warshaw, al que se le encargó la tarea de programar un título basado en ET para la consola Atari 2600. El reto contaba con la presión de no defraudar a los fans, a lo que se añadió un factor que muchos consideran determinante para el pobre resultado obtenido: el título tenía que estar listo en cuestión de un mes. De esa forma, Scott Warshaw tuvo algo más de cuatro semanas para diseñar el videojuego  ET The Extra-Terrestrial.

    La limitación de tiempo se debió a un intento por aprovechar al máximo la cercanía del estreno de la película. La idea llegó tarde y ya se sabe que las prisas no son buenas. Se buscaba que el juego se publicase cuando el recuerdo del marciano más popular del cine estaba todavía reciente. Aunque así fue, y se consiguió un gran inicio de ventas, la limitación de tiempo para el desarrollo provocó que el título fuese de una calidad muy baja. De hecho, las prisas impidieron realizar pruebas entre usuarios para conocer su opinión.

    Producción descontrolada

    De esa forma, Atari lanzó el juego de forma apresurada y con excesiva confianza. Produjo grandes cantidades de ET y presionó a los distribuidores para que hicieran grandes pedidos. Aunque en los primeros instantes de su comercialización, ET The Extra-Terrestrial consiguió ser uno de los juegos más vendidos de Atari, no tardó en recibir críticas de usuarios y expertos y se devolvieron la mayoría de los cartuchos.

    La compañía vio cómo su gran apuesta fracasaba, lo que agudizó una crisis que terminó con la empresa. Antes de eso, y con miles de cartuchos de  ET The Extra-Terrestrial en sus almacenes, Atari optó por deshacerse de los juegos.

    Desde el estrepitoso fracaso del juego y la quiebra de Atari, se ha especulado con el destino de las miles de copias del juego. Se trataba de una leyenda muy común en el mundo de los videojuegos. La opción de que los cartuchos estuviesen enterrados era la más extendida, aunque no se sabía con exactitud si era cierto.

    Vista la apasionante historia detrás del juego, las productoras Fuel Entertainment y LightBox  decidieron que merecía la pena intentar profundizar en el destino del título de Atari. En ese sentido, Microsoft y las productoras comenzaron a buscar la verdad detrás del mito, intentando localizar el punto exacto en el que deberían estar enterradas las unidades de ET The Extra-Terrestrial.

    Con el descubrimiento de ET The Extra-Terrestrial se ha cerrado una de las historias más célebres al rededor del mundo de los videojuegosDespués de las averiguaciones pertinentes y los trámites administrativos oportunos, se consiguió el permiso para excavar en el desierto de Alamogordo, en Nuevo México. En ese lugar era donde supuestamente Atari envió varios camiones con las copias del juego de ET. Para el 26 de abril Microsoft citó a los curiosos y amantes del mundo de los videojuegos, de forma que se pudiese poner fin al misterio y comprobar si Atari enterró a ET o no. Después de varias horas de trabajos, Microsoft confirmaba que los cartuchos estaban exactamente donde se esperaba, enterrados en el desierto.

    Con el descubrimiento de ET The Extra-Terrestrial se ha cerrado una de las historias más célebres al rededor del mundo de los videojuegos. Así, el título de Atari ya es parte de la historia por dos motivos: por ser el peor juego nunca creado y por ser protagonista de una de las tramas más enrevesadas de todo el sector.

    ¿El peor juego de la historia?

    ET es considerado por muchos como el peor juego de la historia. La precipitación de Atari en su desarrollo es una de las claves del fracaso del título, aunque lo cierto es que el planteamiento del juego por sí mismo tampoco convenció a nadie.

    En el ET The Extra-Terrestrial de Atari 2600 los usuarios controlan al famoso extraterrestre ET. El objetivo del juego es encontrar las piezas de un teléfono que permitirá al marciano contactar con su hogar. Hasta ahí, el juego guarda cierta relación con la historia de la película, aunque a un nivel muy superficial.

    Para lograrlo su objetivo, ET debe recorrer distintas pantallas y agujeros en donde están escondidas las partes. El control es muy básico y la aventura está limitada por un contador de energía que trata de poner tensión al juego. Sin embargo, la mecánica, el diseño, los gráficos e incluso su control son realmente mejorables y explican su fracaso

    Los interesados en probar  ET The Extra-Terrestrial y comprobar de primera mano su nefasto desarrollo, todavía están a tiempo de hacerlo. Existen versiones del juego de Atari disponibles para su uso en emuladores de PC.

    Tecnología
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    2 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios