uno irá al espacio, otro se quedará en tierra

La NASA llevará a cabo un experimento pionero con dos hermanos gemelos

Imagina dos personas genéticamente iguales. Si una de ellas viaja al espacio, ¿al volver siguen siendo iguales? La NASA quiere responder a esa pregunta

Foto: Scott y Mark Kelly
Scott y Mark Kelly

Uno de los aspectos a tener en cuenta para tomarse en serio un estudio científico, especialmente los relacionados con la salud, es si tiene o no un grupo de control, es decir, que lo que se prueba se aplica a una serie de individuos mientras que a otros no, de forma que se pueden comparar los efectos con más precisión.

La ciencia espacial, en la rama que se encarga de estudiar cómo los viajes al espacio afectan al cuerpo de los astronautas, tiene un problema con esto de los grupos de control. Como es lógico, no se pueden realizar grandes estudios con decenas o centenares de individuos divididos en grupos. La investigación se lleva a cabo prácticamente caso a caso, y puesto que no hay dos personas iguales, las conclusiones suelen ser bastante cautas, siempre en busca de posteriores evidencias que las confirmen o descarten.

Pero la NASA se propone llevar a cabo un experimento pionero en la historia de la investigación espacial: usará a una pareja de gemelos idénticos.

Mark y Scott, gemelos y astronautas

Mark y Scott Kelly son dos hermanos gemelos de 50 años, y los dos son astronautas. En marzo de 2015, Scott viajará a la Estación Espacial Internacional, donde se reunirá con el ruso Mikhail Kornienko. Allí pasará un año completo, para explorar los efectos que tienen las largas estancias en el espacio sobre el cuerpo humano. La idea es tomar nota de cómo reaccionaremos cuando emprendamos un eventual viaje a Marte. "Algun día iremos a Marte y dejaremos la órbita terrestre, y necesitamos conocer la experiencia básica de gente que haya vivido en el espacio durante un tiempo prologado", explica Scott Kelly

Mientras él orbita alrededor de la Tierra, su hermano Mark, ya retirado, se quedará en el suelo y servirá como objeto de control, permitiendo comprobar al detalle cuáles son los efectos del viaje sobre su hermano. “Vamos a tomar muestras y a hacer mediciones antes, durante y después de la misión. Por primera vez podremos estudiar a dos individuos que son genéticamente idénticos”, explica Craig Kundrot, de Programa de Investigación Humana de la NASA.

La idea de llevar a cabo este experimento fue algo más o menos casual, y partió de una pregunta del propio Scott. "No fue mi idea. Simplemente pregunté si se podría hacer un estudio de este tipo cuando me asignaron la misión, y me respondieron que no se había considerado nunca. Los científicos se quedaron con mi pregunta, discutieron sobre ello y pensaron que igual tenía algo de interés", ha contado el astronauta a Today

No fue mi idea. Simplemente pregunté si se podría hacer un estudio de este tipo cuando me asignaron la misión, y me respondieron que no se había considerado nunca. Los científicos se quedaron con mi pregunta, discutieron sobre ello y pensaron que igual tenía algo de interésFue Einstein el primero que mención la Paradoja de los Gemelos. Imaginó un experimento en el que uno de los hermanos viajaba al espacio en un cohete a alta velocidad, mientras que el otro se quedaba en tierra. Según su teoría de la relatividad, el gemelo astronauta, al volver a nuestro planeta, sería más joven que su hermano.

La NASA, sin embargo, no va a estudiar el paso del tiempo para ambos hermanos, puesto que para que fuese notable según las ideas de Einstein, la ISS tendría que desplazarse a la velocidad de la luz. Todo lo demás sí que será analizado.

Hasta 10 estudios simultáneos

Durante esta misión se llevarán a cabo hasta 10 estudios a la vez. Uno de las cuestiones que los científicos quieren estudiar está relacionado con el sistema inmunitario. “Sabemos que el sistema inmunitario humano cambia en el espacio, no es tan fuerte como es en la Tierra. Para uno de los experimentos que queremos hacer, le daremos a Mark y a Scott vacunas contra la gripe idénticas y estudiaremos cómo reaccionan sus defensas”, cuenta Kundrot. Al ser idénticos, las diferencias en esa reacción podrán encuadrarse con más seguridad en el ámbito del entorno y no de la genética.

No serán diez estudios individuales. El verdadero potencial está en combinarlos para obtener una perspectiva integrada a todos los niveles, desde el biomolecular al psicológico. Vamos a estudiar al astronauta al completoLo mismo ocurre con otro de los parámetros que los investigadores seguirán de cerca: la longitud de los telómeros en Mark y Scott. Los telómeros son los extremos finales de los cromosomas, y su acortamiento está relacionado con el envejecimiento. La radiación que reciben los astronautas en el espacio podría acelerar ese acortamiento, algo que los científicos quieren confirmar con este estudio, para determinar si los viajes al espacio les hacen envejecer prematuramente.

También la visión de los astronautas cambia cuando están en órbita. “A veces sus viejas gafas no les sirven cuando vuelven a la Tierra”, asegura Kundrot. Es otro de los aspectos que los científicos quieren analizar.

“No serán diez estudios individuales. El verdadero potencial está en combinarlos para obtener una perspectiva integrada a todos los niveles, desde el biomolecular al psicológico. Vamos a estudiar al astronauta al completo”. Bueno, o a los dos. 

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios