"Lorem ipsum", la misteriosa coletilla que ahorra ingentes horas de trabajo
  1. Tecnología
el texto falso que llena webs en construcción

"Lorem ipsum", la misteriosa coletilla que ahorra ingentes horas de trabajo

Es el texto falso más utilizado del mundo. Esta frase en latín señala que lo que estás leyendo no es definitivo. Pero, ¿por qué se usa precisamente esta?

placeholder Foto:

El copy-paste como estrategia. Las secuencias repetitivas en esta vida nos ahorran muchísimo tiempo, imagine que uno tuviera que pensar en cada momento y detenerse a cada paso antes de llevar a cabo cualquier tarea. Los amaneceres serían una tortura. Ahora, cada vez que suena el despertador se activa un autómata dentro de nosotros que enciende la cafetera, abre el grifo de la ducha y va despertando a los niños.

Todo esto en un plano casi inconsciente que identificamos rápidamente cuando algo en la secuencia falla y metemos la mantequilla en el microondas e intentamos untar la tostada con el café. Pues bien, esta automatización, salvando las distancias, se extiende también al mundo de la maquetación y diseño de páginas web bajo el famoso "lorem ipsum".

Quien haya alguna vez encargado algún catálogo a alguna agencia de publicidad o encargado una página web, habrá contemplado que las primeras maquetas van con las fotos que solicitamos y con el texto. Pero no uno cualquiera: es siempre"lorem ipsum". ¿Siempre? Siempre. El mundo es grande y hay ríos de tinta escritos, pero los editores de todo el planeta escogen este texto en latín por defecto para documentar los textos.

Rescatamos la célebre frase de su ubicación habitual porque esta semana alguien en Google tuvo un mal día y por un momento todas las búsquedas ofrecían la célebre secuencia. Duró segundos, pero ya se sabe que en internet siempre hay alguien con los dedos rápidos para capturar la pantalla e inmortalizar este divertido momento. ¿Busca un café en Nueva York? "Lorem ipsum", ¿El teléfono del veterinario del barrio? "Lorem ipsum"... Y así.

Una frase inconexa de Cicerón

No puede tratarse de una confabulación programada por parte de todo el planeta. ¿De dónde sale este texto y por qué lo usa todo el mundo como coletilla a la hora de preparar borradores? Como en todo misterio que se precie, "Lorem ipsum" tiene un origen borroso, aunque por suerte hay historiadores y doctores en latín que se han remangado y sumergido en las bibliotecas para saber desde cuándo se usa este texto y, más importante todavía, quién lo escribió.

Y no ha resultado fácil. Aunque las investigaciones no son concluyentes, los expertos determinan que es un texto cuyas primeras referencias datan de comienzos del siglo XVI y cuya autoría se atribuye a Cicerón. ¿Cómo puede sobrevivir un texto histórico el paso de los años y acabar siendo empleado sin cambiar una sola coma por ingenieros de Google como herramienta cotidiana?

Busto de Marco Tulio Cicerón

Apuntamos que los orígenes se remontan en la historia y según parece, un editor decidió emplear sin ton ni son extractos de un texto de Cicerón para las primeras pruebas de un trabajo, resultando la idea tan buena que ha sobrevivido todos estos años hasta la era digital, donde la cantinela "lorem ipsum"se repite entre los maquetadores, ahora de páginas web.

Por otro lado, el hecho de que el texto esté escrito en otro idioma que no entiende el lector, reduce la posibilidad de errores y que alguna frase se cuele como válida en el texto definitivo

Pero ¿por qué esta coletilla ha sido una idea tan genial que ha pasado de una generación a otra sin alterarse? Lo cierto es que no es el contenido del texto en sí, que resulta incoherente, sino la utilidad del mismo: emplear este comodín ahorra el tiempo a los diseñadores y maquetadores ante la pregunta "¿qué texto ponemos?". Y por otro lado, su uso es tan extendido que esta célebre combinación de palabras sirve como santo y seña para saber que se trata de un boceto o borrador.

Por otro lado, el hecho de que el texto esté escrito en otro idioma que no entiende el lector, reduce la posibilidad de errores y que alguna frase se cuele como válida en el texto definitivo. Hay una razón adicional: se ha demostrado que cuando el texto a leer tiene algún contenido, el ojo humano vuela a leerlo y de esta manera se distrae del diseño del documento a revisar. Esto supone un claro inconveniente a la hora de dar el visto bueno al trabajo final.

Y así, Cicerón ha acabado en el corazón de muchas agencias y empresas, muchas de ellas en pleno corazón de Silicon Valley, como es el caso de Google. ¿Qué decía el texto original? "No hay nadie que ame el dolor mismo, que lo busque, lo encuentre y lo quiera, simplemente porque es el dolor."

Publicidad Historia Internet
El redactor recomienda