LA NUEVA ENTREGA DA UN SALTO DE CALIDAD

Football Manager 2014: ¿Quién dijo que PC Fútbol había muerto?

El simulador de fútbol por excelencia está de vuelta. Y nos encontramos ante la mejor versión de todas, ideal para aquellos que nunca hayan jugado

Foto: Football Manager 2014: ¿Quién dijo que PC Fútbol había muerto?
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    Ya llegó el que faltaba. Después de que Fifa y Pro Evolution hayan presentado sus armas para el nuevo curso, solo quedaba por aparecer Football Manager, el outsider de la ecuación balompédica. Intensidad, reflejos y golpeo de botones contra reposo y planificación de todos los aspectos de un club de fútbol. De las dos concepciones, hoy nos ocupa la segunda.

    En realidad los juegos de gestión deportiva, o mánagers como los conocen en Reino Unido, son tan antiguos como la propia informática. En 1982 el programador británico Kevin Toms fue el primero en ver un nicho de negocio: ¿por qué no renunciar al aspecto visual y emplear toda la memoria disponible en la base de datos de jugadores? Al fin y al cabo los microordenadores de la época se mostraban más ágiles con el texto que con los gráficos, y no existía ningún juego que abordase la parafernalia futbolera más allá del rectángulo de juego. 

    Ciertamente los mánagers nunca han logrado enamorar al gran público, quizá por el alto conocimiento del deporte que precisan, quizá porque es una diversión que no puede administrarse en píldoras. No obstante, su audiencia se ha mantenido fiel durante las tres últimas décadas, algo que no pueden decir géneros antaño boyantes como las aventuras gráficas o los simuladores de vuelo.

    En España, todo lo arriba citado lo sintetizamos en dos palabras: PC Fútbol. Tan notable fue el impacto del programa de Dinamic sobre una o dos generaciones que, tras su desaparición, muchos usuarios abandonaron para siemrpe los juegos de gestión deportiva: fue PC Fútbol o nada. Se trata de una actitud chocante, dado que PC Fútbol, con sus muchos aciertos, nunca dejó de ser una versión patriótica de Championship Manager, abuelo del título que hoy reseñamos. 

    Fichar a Messi desde el eterno rival no es un camino de rosas. De hecho, el dinero es solo un requisito; antes se ha convencer al jugador con un proyecto y unas buenas relaciones personalesEn esencia PC Fútbol nunca murió, sino que cedió el trono a Football Manager, el rey verdadero, el que le sirvió como inspiración. Edición tras edición, siempre basándose en el ensayo-error, Football Manager ha ido construyendo un manager futbolístico excelso, lleno de detalles y posibilidades, tan preciso que incluso es utilizado por algunos equipos profesionales en sus simulaciones. Así, en FM 2014 el usuario puede controlar prácticamente todo en torno a su club preferido, desde los fichajes hasta el planteamiento táctico de las divisiones inferiores pasando por las relaciones con los entrenadores de la liga.

    Una experiencia única

    Football Manager no es PC Fútbol, sino mucho más. Un ejemplo: si se está controlando al Real Madrid y se desea fichar a Leo Messi, tener el dinero es uno de los requisitos necesario, no el único. Es necesario superar las reticencias que pondrá el jugador ante un acto de transfugismo semejante. ¿Cómo se consigue? Influyen muchos factores, como la relación con el técnico del F.C. Barcelona, la felicidad del jugador en su actual club, la competencia interna con la que vaya a encontrarse en el Real Madrid o la presencia de compañeros de selección, como Di María, con los que mantenga una relación de amistad.

    En realidad PC Fútbol nunca fue más que una versión recortada de Football Manager. Éste, con el paso de las ediciones, ha ido evolucionando sus características hasta convertirse en un título excelsoSi realizar grandes fichajes es complicado, renovar a tus propios muchachos no le va a la zaga. Los jugadores con poca actividad se negarán a hacerlo, mientras que los que estén rindiendo bien no dudarán en vaciar las arcas del club con el próximo acuerdo. En ocasiones no será posible mantener al plantel por completo, siendo necesario echar mano del mercado para tapar agujeros. Football Manager ofrece en este aspecto dos opciones: por un lado el sistema de noticias nos mantiene al tanto de la actualidad y, por el otro, el equipo de ojeadores y técnicos tiene la función de recomendarnos, ya sea bajo nuestras indicaciones o por motu propio.

    No, no nos olvidamos del terreno de juego, donde tendremos el mismo rol que un entrenador profesional. Ordenar los cambios, organizar el tipo de juego, modificar la formación o interectuar con un jugador. Las decisiones que tomemos desde la banda influirán decisivamente en el resultado final, mas no hemos de olvidar que el realismo es innegociable en Football Manager, de forma que para ganar al Manchester UTD con el equipo de San Sebastián de los Reyes, además de una genialidad táctica, no está de más la intervención de la Virgen.

    En resumidas cuentas, la saga Football Manager ha vuelto con más fuerza que nunca. Los largos tiempos de carga y la complejidad del interface se han mejorado en gran medida, así como el simulador, que luce una calidad gráfica acorde a los tiempos. En FM 2014 está lo mejor de aquel PC Fútbol, sí, y también un montón de posibilidades que ni hubiéramos imaginado en los años 90.

    Es fútbol puro y en vena, no apto para aficionados. (Ya disponible para Windows, Mac y Linux por 34,95 euros).

    Tecnología
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    1comentario
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios