Los grandes de la red se plantan ante el acoso de los 'troles'
  1. Tecnología
varias webs cierran los comentarios

Los grandes de la red se plantan ante el acoso de los 'troles'

Los 'trolls' están por todas partes. En la mayoría de ocasiones son agresivos y abarcan todas las formas de provocación. Ahora, quieren acabar con ellos

Foto:

"Si me dieran un euro por cada píxel que tiene el vídeo de esta supuestanoticia, tendría un euro". "¿Coches que no necesitan conductor? Por fin podré masturbarme mientras conduzco". "Pero, ¿qué le pasa al presentador? ¿Tiene parkinson?" Estos tan solo son unos ejemplos de lo que podemos encontrarnos en los comentarios de cualquier página o medio de comunicación en la red.Los trolls aparecen en cualquier post o artículobajo la impunidad que solo ofrece el anonimato, y en la mayoría de ocasionesson agresivos, abarcan todas las formas de provocación, racismo, machismo y distintas modalidades de ofensas.

Por eso, cada vez más sitiosestán cerrando sus comentarioso buscando formas alternativas de acabar con ellos.

La revista Popular Science es una de las que ha dado este paso. Cansados de los comentarios maliciosos o insultantes, el medio ha decidido cerrarlos indefinidamente. ¿La razón? Pues según ha publicado su directora de contenidos Suzanne LeBarre en un artículo aclaratorio, porque "los trolls y el spam se adueñan siempre de las conversaciones, especialmente cuando se trata de temas controvertidos, y resultan malos para la ciencia".

¡No leas los comentarios! Pueden sugestionarte

Según LeBarre, "una minoría rebelde puede incluso llegar a cambiar la percepción que se pueda hacer ellector de la noticia". La idea no es suya. Viene de una investigación llevada a cabo a principios de año en la que tras una encuesta realizada a más de mil estadounidenses se llegó a la conclusión de que las opiniones "agresivas oignorantes" de algunos lectorespodían llegar a confundir a otros usuarios y sugestionarlos de alguna manera.

También se ha demostrado que la interpretación por parte de los lectores de un artículo científicovaría dependiendo del tipo de comentarios que tenga. De esta forma, en el que se incluían opiniones negativas, eran más propensos a desconfiar.

Sin embargo, nueve de cada diez usuarios de internet confían en los motores de búsqueda para encontrar información. Y ahí, los foros son delomás utilizado.

Para luchar contra este fenómeno, YouTube ha decidido incorporar un nuevo sistema basado en Google Plus que ofrece mayor poder de moderación a quienes cargan vídeos en el sitio. El canal incluirá nuevos filtros que mostrarán automáticamente los comentarios de usuarios autorizados o de círculos completos de Google + y nunca los de los usuarios bloqueados. Además, los creadores de contenidos pueden crear una lista negra con las palabras ofensivas o frases que no quieran que aparezcan.Esta función evita tener que revisar los comentarios cada poco tiempo.

El ciberbullying y las palabras de odio llevan siendo un gran problema para YouTube desde hace mucho tiempo. Hace tan solo unos días explicamos en Teknautasel fenómeno Pretty Ugly que se está produciendo. Miles de chicas adolescentes preocupadas por su físico han lanzado al abismo que es la red la misma pregunta de "¿Soy guapa o fea?" con unos resultados capaces de hundir a cualquiera.

Han sido muchos los medios que han criticado la postura adoptada por el medio PopSci al impedir a sus lectores opinar en sus noticias por culpa de los comentarios de una minoría. Pero lo cierto es que no han sido los únicos en retirarlos.

El medio WJLA,filial local del medio estadounidense ABC, también ha eliminado los comentarios de la mayoría de sus noticias. Las razones que han esgrimido son que gran partede los artículos se llenaron de comentarios que no aportaban ningún valor añadido, y además conllevaban un laborioso trabajo de moderación.

No les falta razón. La mayoríade medios los elimina según los vaya considerando abusivos. El problema es el gasto y tiempo que conlleva.The Huffington Postexplicó en una ocasión que por culpa de los trolls habían tenido que contratar a 30 empleados a tiempo completo. Cansados de esta situación, el pasado mes de agosto anunciaron que exigirían a los lectores que se identificasen para poder comentar las noticias.

"La libertad de expresión se da a las personas que defienden lo que están diciendo y que no se esconden en el anonimato", señalaron al respecto.

La tecnología, ¿el antídoto contra los 'trolls'?

¿La solución al problema? Las nuevas tecnologías y algoritmos. The Atlantic Wire está utilizando un algoritmo basado en los favoritosque premia los buenos comentarios posicionándolos en la parte superior. Los negativos caen entre los últimos. Pero no es infalible.

Por su parte, Gawker traslada el bloque de los comentarios a un sitio independiente. Parten de la idea de que como requiereun mayor esfuerzo publicar en esta plataforma, los contenidos son de mayor calidad. Otros van más en la línea de The Huffington Post y pretenden acabar con el anonimato, exigiendo que se registrena través de redes sociales como Facebook o Twitter.

De momento, no existe ninguna estrategia que haya logrado acabar con los trolls de forma definitiva. Pero siempre hay otras alternativas.

En un claro guiño a PopSci, Ken Fisher, de Ars Technica escenificó a la perfección este problema en una de sus presentaciones sobre comunidades online. En una diapositiva, el periodista reprodujo un pantallazo de unos comentarios negativos en YouTube junto alos baños más sucios que encontró detoda Escocia. "¿Qué tienen en común?", preguntó entonces a la audiencia, que estaba absolutamente perpleja. "A la Administraciónle importa un comino".

El redactor recomienda