Filip, el reloj inteligente para niños que encantará a sus padres
  1. Tecnología
con localizador y llamada de emergencia

Filip, el reloj inteligente para niños que encantará a sus padres

Filip es un 'smartwatch' pensado para niños. Les encantará a ellos, pero sobre todo a sus padres: cuenta con localizador y botón de emergencias

placeholder Foto:

Estás en un centro comercial, en un parque o dando un paseo por la calle. Te despistas un momento, te paras a saludar a un conocido y cuando te das cuenta, el pequeño terremoto hiperactivo que es tu hijo no está a la vista.

En la mayoría de los casos el susto dura apenas un segundo, hasta que miras de un lado a otro y le localizas, a unos cuantos metros, distraído jugando con cualquier cosa que ha encontrado. Le llamas y viene corriendo, listo para recibir la regañina que le das por alejarse sin permiso. Una regañina que esconde más alivio que enfado.

Pero en otros casos la situación se torna en angustia cuando pasado un rato no le encuentras por ninguna parte. Das vueltas y más vueltas y nada, que no aparece. La preocupación no para de crecer mientras pasan por tu cabeza toda una serie de situaciones espantosas, cada vez peores.

Un disgusto que suele ser en balde, es cierto, pero que todos los padres han sufrido alguna vez sin poder evitarlo. Hasta ahora, porque la tecnología está poniendo al alcance de cualquiera llevar un dispositivo con su propio GPS capaz de localizarnos casi en cualquier sitio, y esa misma tecnología puede acudir al rescate en este tipo de situaciones.

Filip esun reloj inteligente, pero en versión infantil. La idea de crearlo se le ocurrió a Sten Kirkbak después de perder a su hijo Filip, de tres años, en un centro comercial durante media hora. En su honor bautizó el dispositivo. "Un teléfono para niños es mejor si no es un teléfono", explica en la descripción del producto. "La solución era crear un dispositivo móvil sencillo que los niños entre 4 y 11 años pudiesen llevar en la muñeca".

De colores, resistente y con llamadas, pero controladas

Que Filip está orientado al público infantil senota en su aspecto y también en sus funciones. Está fabricado en plástico en cuatro colores diferentes (amarillo, azul, rojo y verde) para contentar los gustos de todos sus pequeños usuarios, y está fabricado para aguantar sus aventuras, con resistencia al agua, a los golpes y a la arena.

Y para agradar a los mayores, cuenta con una función de localización que te permite saber desde tu móvil dónde esta tu hijo. Además, funciona con un concepto denominado "zonas de seguridad", que puedes utilizar de dos formas distintas: por un lado, puedes crear una zona de seguridad que sea el lugar hacia el que está desplazándose el niño, como por ejemplo su colegio, y Filip te envía una notificación cuando ha llegado; por otro, puedes crear una zona que sea donde está en ese momento, como por ejemplo el parque, y el dispositivo te avisa si sale de la zona.

Además, como los smartwatches de mayores, esta versión infantil también funciona como un teléfono y permite hacer llamadas, de forma tan sencilla que hasta los más pequeños podrán hacerlas. Eso sí, solo a un máximo de cinco números de teléfono grabados anteriormente en la memoria. Igualmente, esos cinco números que tú hayas determinado podrán llamar al reloj y enviarle mensajes, que se leerán en una pantalla sencilla y fácil de usar.

Un botón de emergencia para situaciones peligrosas

El dispositivo cobra toda su utilidad si el niño que lo lleva aprende su sencillo funcionamiento. Uno de los puntos clave es el botón de emergencia, grande y rojo, para que sea sencillo de utilizar.

Cuando el menor se encuentra en una situación peligrosao se pierde, solo tiene que apretar este botón e inmediatamente se ponen en marcha tres funciones: envía un mensaje a los cinco números de la memoria con un link a su ubicación en ese momento, empieza automáticamente a grabar el sonido ambiente y llama a por orden a todos los números grabados hasta obtener respuesta.

Filip trata de asegurar la tranquilidad de los padres, pero son éstos los que deben enseñar a los niños cómo utilizar bien el dispositivo

Poniendo en marcha todos estos protocolos, Filip trata de asegurar la tranquilidad de los padres, aunque son estos los que deben enseñar a los niños cómo utilizar bien el dispositivo. La tecnología está a su alcance, solo hay que aprender a usarla.

Por parte de los mayores, solo hay que adquirir el dispositivo (que estará pronto a la venta), descargar la aplicación asociada en tu móvil y crear una nueva cuenta asociada al reloj. En caso de tener más de un niño, se pueden registrar varios de estos relojes en una sola cuenta, para tenerlos a todos localizados. Al menos hasta que sean adolescentes. Llegado ese momento, cada padre que se las apañe como pueda.

Niños Tecnología
El redactor recomienda