A LA VENTA EN ESPAÑA EL 25 DE SEPTIEMBRE

Probamos el Galaxy Gear, el reloj -poco- inteligente de Samsung

A principios de septiembre Samsung presentó en IFA su nuevo 'smartwatch' Galaxy Gear. En 'Teknautas' hemos podido probarlo, para extraer conclusiones

Foto: Probamos el Galaxy Gear, el reloj -poco- inteligente de Samsung

A principios de este mes de septiembre, Samsung presentó en IFA, la mayor feria de electrónica del mundo, su nuevo dispositivo Galaxy Gear. No era uno más. Suponía el salto definitivo al mercado de los relojes inteligentes y justo antes del supuesto iWatch de Apple, que finalmente nunca salió.

El Galaxy Gear es un dispositivo de muñeca que, conectado al smartphone, permite realizar tareas como, por ejemplo, llamar por teléfono sin necesidad de sacarlo del bolsillo. La idea no es nueva. Ya existen en el mercado dispositivos como el SmartWatch de Sony, Pebble o el I'm Watch, además de otros completamente autónomos que funcionan sin necesidad de un terminal. Quizás por eso la tecnológica respaldó su lanzamiento con la presentación de uno de sus teléfonos estrella: el Note 3.

Y es que se prevé que Gear llegue a España el próximo 25 de septiembre, y para ese entonces funcionará exclusivamente con el último Note de Samsung, aunque en poco tiempo también será compatible con otros dispositivos como el Note 2, Galaxy S3 o S4.

En Teknautas hemos probado el reloj, en general, con buenas sensaciones. Entre sus funcionalidades destaca la notificación de los mensajes entrantes, correos electrónicos y alertas ofreciendo la posibilidad, en el caso de los mensajes, de aceptarlos u obviarlos directamente.

El altavoz que incorpora permite realizar y recibir llamadas sin necesidad de tocar el teléfono, muy útil en situaciones en las que se tienen las manos ocupadas. Desde la pantalla del reloj se puede, además, rechazar llamadas, transferirlas, hablar directamente con el altavoz o disminuir el volumen para acercártelo a la oreja y que nadie te escuche.

Los usuarios también pueden transcribir mensajes, crear nuevas entradas en el calendario y configurar alarmas gracias al asistente por voz que lleva incorporado. Lo hemos puesto a prueba y responde perfectamente a los comandos de voz, aunque hemos de añadir que estábamos en un espacio cerrado sin ruidos. Fuentes de Samsung nos han reconocido que con ruido externo tiene ciertas dificultades.

Los pros y contras del Galaxy Gear

Nada más utilizar el smartwatch de Samsung, lo primero que llama la atención en su pantalla táctil. En la práctica, es muy sencilla de manejar e intuitiva pero en algunos momentos resulta complicado acostumbrarse por su diminuto tamaño. Por otra parte, dispone de unos iconos muy claros y llamativos. Para verlos, tan sólo es necesario desplazarse con el dedo, de forma similar a la que se hace en el teléfono.

Samsung aún no ha hecho público el precio que tendrá el Galaxy Gear. Se prevé que lo haga el próximo martes. Sin embargo, según el último catálogo de The Phone House, el precio en España será de 299 euros.El dispositivo cuenta también con una pobre cámara de fotos de tan sólo 1,9 megapíxeles. Cuesta entender por qué ha apostado la tecnológica por este componente, que ha incrustado en la correa y que probablemente encarezca el precio final. Más útiles se antojan las funciones que incorpora su altavoz, que además de permitir hablar por teléfono cuenta con Voice Memo, que permite a los usuarios guardar conversaciones en formato texto.

Lo mismo sucede con Auto Lock, una herramienta que bloquea el terminal cuando está más de 1,5 metros alejado y lo desbloquea cuando se acerca; o su función de podómetro, que proporciona información sobre la actividad física que esté llevando a cabo el usuario.

Samsung aún no ha hecho público el precio que tendrá el Galaxy Gear. Se prevé que lo haga el próximo martes. Sin embargo, según el último catálogo de The Phone House, el precio en España será de 299 euros.

Como apuntamos, en el mercado ya existen relojes más inteligentes que funcionan de manera incluso autónoma, y a precios inferiores. Uno de los grandes inconvenientes de Gear es que cuando salga a la venta solo funcionará con el Note 3, y posteriormente con otros modelos de Samsung. Otros smartwatch son compatibles con distintos sistemas operativos como iOS y Android. Por lo que no te obligan a atarte a un determinado fabricante.

A esto hay que añadir la dificultad que tiene lanzar un dispositivo que aún no tiene acogida en el público y que, al fin y al cabo, sigue necesitando un terminal para que funcione. Pero tampoco hay que olvidar que estamos hablando de una compañía que introdujo un Note en España cuando nadie creía en los phablets y ya ha vendido nada más y nada menos que 38 millones de unidades desde que el modelo original viese la luz, hace dos años.

Galaxy Note 3, mucho más teléfono en el mismo cuerpo

Menos dudas nos ha generado el Note 3 de Samsung. Como apuntamos en el vídeo, el último phablet de la surcoreana ha ampliado el panel, pero no el tamaño, de la carcasa (que en este caso es más cuadrada). Estamos hablando de un 5,7 pulgadas (el Note 2 contaba con 5,5), full HD Super AMOLED cuyos bordes casi se tocan con los del propio dispositivo.

También es más delgado (8,3 mm) y más ligero (168 gramos), y cuenta con una batería más potente y de mayor duración (3.200 mAh).

Asimismo, está equipado con una cámara trasera de 13 megapíxeles con smart stabilization y un flash LED CRI, que permite a los usuarios realizar capturas con la máxima nitidez incluso en situaciones de baja luminosidad y en escenas en movimiento.

Al margen de sus avances en cuanto a los componentes, lo que más nos ha llamado la atención del dispositivo de la surcoreana es su multitarea y su herramienta Air Command. Con un sencillo click con el botón del S Pen que lleva incorporado, se tiene acceso a una especie de paleta con distintas funciones que facilitan y agilizan enormemente las tareas.

Por su parte, la multitarea incorpora, entre otras funciones, Multi Window, una herramienta que permite pasar fácilmente de una aplicación a otra sin cerrar la ventana, abrir una nueva página o utilizarlas en dos ventanas al mismo tiempo. Por ejemplo, el usuario puede leer las noticias en un navegador mientras realiza una búsqueda en internet o envía un mensaje, algo que permiten hacer muy pocos teléfonos con sus propios Android modificados, como por ejemplo el HTC One.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios