Ponen a prueba 'Liberator', la primera pistola fabricada por una impresora 3D

Hace ocho meses, Cody Wilson se propuso crear un arma de fuego con tan solo una impresora 3D. Liberator, como así fue bautizada, ha sido ahora presentada en la revista Forbes y

Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min
    Hace ocho meses, Cody Wilson se propuso crear un arma de fuego con tan solo una impresora 3D. Liberator, como así fue bautizada, ha sido ahora presentada en la revista Forbes y ya la han puesto a prueba.

    Las impresoras 3D son máquinas capaces de crear piezas o maquetas a partir de un simple archivo. Wilson, estudiante de Derecho en Texas, desarrolló su proyecto para poder ejecutarlo en este tipo de máquinas. El arma que ha conseguido reproducir está compuesta de 16 piezas, impresas en plástico ABS gracias a una Dimension SST de la firma Stratasys, con la excepción de un solo clavo que se utiliza como percutor. Está diseñada para disparar balas del calibre 0.380 y cuenta con cañones intercambiables. Por si fuera poco, también dispone de licencia en EEUU, por lo que es completamente legal.

    La intención de su creador es que cualquiera pueda fabricarse su propia arma en su casa. Para ello, solo será necesario descargarse el archivo en internet, que estará pronto disponible para todos los usuarios. De momento, los grupos que en este país abogan por la restricción al uso de las armas han criticado el proyecto.


    Wilson ya consiguió levantar una auténtica polvareda en EEUU cuando hace meses anunció su propósito de crear un rifle impreso en 3D. Algo que todavía no ha conseguido debido a su extrema dificultad. "Veo un mundo donde la tecnología permitirá que cada uno haga casi lo que quiera. Ya no dependerá de los actores políticos", aseguró al medio BBC.

    Pero Liberator no es el único producto que se puede fabricar con una impresora 3D. De momento, toda una industria florece alrededor de este invento. Los hay que comercializan carcasas de teléfonos móviles personalizadas o incluso reproducciones de fetos para padres.

    Los modelos compactos de este tipo de máquinas funcionan de forma mucho más simple que las industriales. Para utilizarlas, el usuario solo tiene que bajarse un fichero de cualquier producto en internet, volcarlo a la impresora y fabricarlo de forma personalizada.

    En España, Protorapid, una compañía dedicada a la fabricación rápida de prototipos para diversos sectores empresariales, ha creado la primera impresora 3D desarrollada íntegramente en territorio patrio. La máquina se llama Print270 Color3D, es de uso profesional y está especialmente indicada para realizar prototipos industriales y arquitectónicos de gran calidad. Pero no es la única que tienen pensado sacar al mercado. En tres meses lanzan otra compacta y más económica para todos los públicos con la que pretenden competir con las marcas extranjeras.
    Tecnología
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios