LA 'APP' SE RENUEVA CON MEJORES HERRAMIENTAS

Un lavado de cara para Flipboard, la aplicación que mató a las revistas

“Cómo os gustaría que fuera internet si tuvierais que diseñarlo de cero ahora?” La pregunta, formulada por Mike McCue, provocó un intercambio de miradas en la

Foto: Un lavado de cara para Flipboard, la aplicación que mató a las revistas
Un lavado de cara para Flipboard, la aplicación que mató a las revistas
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min
    “Cómo os gustaría que fuera internet si tuvierais que diseñarlo de cero ahora?” La pregunta, formulada por Mike McCue, provocó un intercambio de miradas en la sala. Se estaba forjando Flipboard, un extraño proyecto que llegó al mundo como un experimento para el iPad, pero que ahora se ha convertido en un fenómeno incalificable que no para de crecer. 

    Con 44 años, no puede decirse que McCue responda al estereotipo de emprendedor imberbe que se hace millonario antes de cumplir los veinte y que tanto gusta en Estados Unidos. Curtido en Microsoft, este intrépido emprendedor reconoce que su vocación era ser astronauta, pero finalmente se decantó por otro de sus hobbies: los ordenadores. Su proyecto estrella, Flipboard, acaba de renovarse completamente en su última versión y cuenta con una novedad que no va a dejar frío a nadie: convierte al lector en un inesperado editor de revistas. Y con el toque de un dedo nada más.

    De las revistas llegó precisamente la inspiración a McCue. Una buena mañana se encontraba ojeando un ejemplar de National Geographic y mientras pasaba las páginas una reflexión invadió su pensamiento: “¿Por qué la red no es tan atractiva como esta revista?” Fue la génesis de lo que es ya Flipboard.


    El producto vio la luz, en su versión únicamente para iPad, en 2010. Y no pasó desapercibido: su enfoque estético y transgresor enamoró a los usuarios y llamó poderosamente la atención de Apple, que bautizó la aplicación como la mejor de 2010. Pero aquellos eran sólo los comienzos.
    Pero, ¿qué es realmente Flipboard?
    Para entender bien este producto habría que rescatar la reflexión de McCue cuando protestó por el aspecto tosco de la web y el estético de las revistas. Por decirlo burdamente, este meteórico proyecto es la consecuencia de embutir la world wide web en una revista digital, que se maneja con los dedos y que además cuenta con un ingrediente imprescindible en la era que vivimos: las redes sociales

    El resultado de este mix es definitivo: con el 'tablet' en sus manos, el usuario va navegando por los contenidos que le interesan y leyendo artículos que cuentan con imágenes en grandes dimensiones y una interfaz totalmente 'user friendly'. El que lo prueba, repite, y como muestra, los casi 12.000 votos positivos (la mayoría de ellos en su máxima puntuación) que acumula en la App Store de Apple.

    Pero apuntábamos que el último giro de tuerca abre una nueva dimensión a esta fenomenal herramienta, y desconocemos, en este punto, su alcance: ahora, a medida que un usuario lee los diferentes artículos puede crear su propia revista tocando con el dedo un botón, para luego compartirla con la red, la parte realmente interesante del asunto. La idea es brillante: estos editores 'amateurs' cuentan con un sistema de notificaciones que interactúa con los usuarios.

    El lector puede hacer públicas sus revistas (“es mucho más divertido” como reconoce McCue), o bien privadas, y emplear la herramienta como un gestor de lectura, pero en esta ocasión, vitaminado. Esta formidable actualización está disponible por el momento para los usuarios de iPhone y iPad, pero llegará en breve al ecosistema Android.
    Tecnología
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios