ANALIZAMOS LOS CRITERIOS DEL 'DOING BUSINESS 2013'

En España es difícil abrir una empresa... pero no porque se tarde mucho

Este martes se hizo público el Doing Business 2013, el informe que publica periódicamente el Banco Mundial analizando las acciones y reformas de 185 países a la

Foto: En España es difícil abrir una empresa... pero no porque se tarde mucho
En España es difícil abrir una empresa... pero no porque se tarde mucho
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min
    Este martes se hizo público el Doing Business 2013, el informe que publica periódicamente el Banco Mundial analizando las acciones y reformas de 185 países a la hora de regular y facilitar la creación de empresas.

    Los titulares de la mayoría de medios españoles aseguraban que "crear una empresa en España es más difícil que en Zambia", aludiendo a los 10 procedimientos y 28 días que se emplean en constituir una sociedad en nuestro país, frente a las 24 horas de Nueva Zelanda o los dos días de Australia.

    Sin embargo, cabe preguntarse: ¿no estaremos haciendo un análisis simplista? ¿La facilidad o dificultad para crear una empresa solo radica en el número de días o procedimientos que se emplean en ella? ¿No habrá más factores que estén influyendo de manera más determinante?
    Los criterios del Doing BusinessPara empezar, el Doing Business no solo se fija en estos criterios, sino también en otros como la obtención de crédito, la situación legal y fiscal de los inversores, el pago de impuestos, las tasas de aduana o la actuación ante situaciones de insolvencia, entre otros.

    Un criterio interesante es el del crédito. En España, el acceso al crédito es prácticamente imposible, sobre todo para las empresas, y el informe lo confirma. Y es que, mientras la cobertura de registros públicos es del 53,3% (frente al 10,2% de la OCDE), la de registros privados ha caído hasta el 13,2% (frente al 67,2% de la OCDE):

    En cuanto a la apertura de la empresa, pese a que el número de días y procedimientos (28 y 10, respectivamente) son superiores a los de la OCDE (12 y 5, respectivamente), los requisitos de capital mínimo en España (13,2%) son ligeramente inferiores a los de la OCDE (13,3%):

    En cuanto al pago de impuestos, los aplicados a las ganancias en España (1,2%) son muy inferiores a los de la OCDE (15,2%), pero los derivados de las contribuciones laborales (36,28%) son bastante superiores (23,8% en la OCDE). Pese a todo, los impuestos totales a pagar en España (38,7%) son inferiores a los de la OCDE (42,7%):

    Los criterios que no aparecen en el Doing BusinessNo obstante, ¿son los criterios del Doing Business suficientes para determinar si crear una empresa en España es fácil o difícil? Parece evidente que no, ya que el estudio no tiene en cuenta los aspectos macroeconómicos ni microeconómicos de cada país ni las leyes que afectan a las empresas.

    Y entre estas leyes sí que podemos encontrar varios de los motivos clásicos que hacen difícil crear una empresa en España: por ejemplo, la subida de impuestos, tanto la del IVA (del 18% al 21%) como la del IRPF (del 15% al 21%).

    Además, las empresas españolas se enfrentan a un obstáculo inexistente en muchos otros países: tener que adelantar el IVA de las facturas no cobradas, un problema clásico sin perspectivas aún de arreglarse.

    Es un ejemplo, pero hay muchos más: la morosidad de las administraciones públicas, la supresión de derechos a mujeres autónomas, su reglamento de pensiones... Son algunos de los factores que realmente explican por qué, efectivamente, es difícil constituir una empresa en España.
    Tecnología
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios