30.458 FRENTE A 32.579

España perdió sólo en enero casi tantos autónomos como en todo 2011

Los datos son cada vez peores, y lo peor es que ya no sabemos dónde está el subsuelo. La masacre de autónomos no sólo no tiene

Foto: España perdió sólo en enero casi tantos autónomos como en todo 2011
España perdió sólo en enero casi tantos autónomos como en todo 2011
Los datos son cada vez peores, y lo peor es que ya no sabemos dónde está el subsuelo. La masacre de autónomos no sólo no tiene final, sino que cada vez presenta peores datos exponenciales.

El año 2011 ya terminó con 32.579 autónomos que echaron el cierre y con 1.930 millones de euros de impuestos adelantados por facturas no cobradas, pero la última cifra deja a cualquiera con la boca abierta: sólo en enero, España perdió 30.458 autónomos, tan sólo 2.119 autónomos menos que en todo el año 2011. En los 31 días de enero, nuestro país ha ido a un ritmo de pérdidas de más de 1.000 autónomos al día, todo ello enmarcado dentro de unas cifras globales que no son más alentadoras, precisamente.

"Un ERE silencioso"

Los colectivos de autónomos están desolados: para el presidente de ATA, Lorenzo Amor, estas cifras "son una barbaridad, un verdadero escándalo, que no hacen sino profundizar aún más a nuestra economía y sociedad en la crisis". La terrible caída de los autónomos en los últimos dos años se han venido convirtiendo en "un ERE silencioso diario que no va a ocupar minutos de telediario ni portadas de periódicos, pero que suponen un verdadero drama para miles de autónomos que lo han perdido todo".

Desde ATA se muestran contundentes: "El Gobierno tiene que dar una respuesta a los autónomos, a esta sangría, a este calvario, que hay que frenar por el bien de todos, por lo que hemos solicitado una reunión urgente a la Ministra de Empleo y Seguridad Social, porque no hay que olvidar que menos autónomos es menos empleo y más paro".

Para el secretario general de UPTA, Sebastián Reyna, "esta cifra por sí misma demuestra lo profundo de la crisis que estamos sufriendo y la dificultad en el futuro para crear empleo, ya que son los autónomos que hubieran podido contratar a otros trabajadores en el futuro los que están cerrando sus propias actividades". Por ello, esperan que pronto se apruebe "la prometida Ley de Emprendedores, que debe convertirse en un buen instrumento de fomento y desarrollo de las nuevas iniciativas emprendedoras e impulsar mayores estímulos desde el sector público a la actividad económica".

El comercio, en caída libre

Para UPTA, el dato más alarmante proviene del comercio: "El cierre de más de 6.000 comercios familiares y autónomos demuestra la necesidad de tomar medidas urgentes en este sector y debería hacer recapacitar a los políticos que intentan promover la liberalización de horarios comerciales y aperturas indiscriminadas en festivos".

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios