MICROSOFT INVERTIRÁ 10.000 MILLONES EN PAREDES

Una ciudad 'high tech' en Portugal

Con poco más de 80.000 habitantes y cercano a la ciudad lusa de Oporto, el pequeño municipio de Paredes se acaba de colocar, de forma totalmente

Foto: Una ciudad 'high tech' en Portugal
Una ciudad 'high tech' en Portugal

Con poco más de 80.000 habitantes y cercano a la ciudad lusa de Oporto, el pequeño municipio de Paredes se acaba de colocar, de forma totalmente involuntaria, en el centro del huracán informativo. Ninguno de sus ciudadanos ha obtenido un galardón destacable ni se ha batido un sólo récord que lo haga merecedor de tal fama: Microsoft ha decidido convertirla en una ciudadhigh tech. Es uno de los proyectos más ambiciosos de la compañía, en el que se invertirán 10.000 millones de euros e intervendrán la friolera de 200.000 personas.

Curiosamente, el proyecto no nace exclusivamente en la sede de Redmond, sino que es precisamente un ex-Microsoft, Steve Lewis, quien tras abandonar su puesto en Washington, fundó Living PlanIT, firma que liderará, junto con los de Redmond, el gigantesco proyecto. Pero ¿en qué consiste exactamente una ciudad ‘high tech’? Por resumirlo en pocas líneas, Paredes contará con múltiples sensores en cada uno de sus edificios, gobernados por un ordenador central que asegurará un uso eficiente de toda la energía. Para entenderlo bien, imagine cada casa de la ciudad portuguesa como una gran CPU conectada a una red y a la que pueden añadirse servicios como si se trataran de módulos de memoria.

Todos estos sensores recogerán la información y esa gran base de datos será explotada desde una ‘nube’. Y es ahí donde entra Microsoft, proporcionando la tecnología necesaria mediante Azure, la plataforma de cloud computing del equipo de Steve Ballmer. Si la idea de contar con una ciudad ‘inteligente’ y repleta de sensores le parece apasionante, sepa que se trata únicamente de la punta del iceberg: en realidad, el gran cambio lo va a vivir Paredes en la planificación de la obra. Hablábamos antes de eficiencia en el consumo, pero donde realmente se va a dejar notar es en la construcción: se estima que cerca del 30% del costo de una obra acaba desperdiciándose por una mala planificación. Se compra material en exceso, se calcula mal y el proyecto sufre múltiples cambios a medida que la obra avanza. Esto no ocurrirá en Paredes: Microsotf y Living PlanIT se preocuparán de que todas las piezas del puzle encajen milimétricamente antes de comenzar el proyecto. Eficiencia en su máxima expresión.

Sin embargo, esta ciudad futurista cuenta también con detractores. Son muchos los que ponen en tela de juicio la seguridad y privacidad de sus habitantes: una ciudad repleta de sensores, en la que no queda un solo registro fuera de control (desde la temperatura del salón, hasta el encendido de las luces o las alarmas anti-incendios), supone una golosina muy tentadora para los hackers. Sin embargo, este riesgo parece asumirse sin dudas por parte de las autoridades lusas, y es que su Gobierno ha calificado el proyecto como de “importancia nacional”, lo que le otorga máxima prioridad y una serie de ventajas fiscales.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios