Dos hermanos sicarios contratados por un ajuste de cuentas: así han resuelto el crimen de la playa de Muchavista
  1. Sucesos
un caso de 2019

Dos hermanos sicarios contratados por un ajuste de cuentas: así han resuelto el crimen de la playa de Muchavista

Un hombre fue disparado a sangre fría mientras paseaba por un hombre que se dio a la fuga. Un año después, la Guardia Civil ha podido determinar que todo fue un asesinato pactado

Foto: Dos hermanos sicarios contratados por un ajuste de cuentas: así han resuelto el crimen de la playa de Muchavista
Dos hermanos sicarios contratados por un ajuste de cuentas: así han resuelto el crimen de la playa de Muchavista

Fue en el mes de septiembre de 2019. Un hombre paseaba relajado a plena luz del día por la playa de Muchavista, en la localidad de El Campello (Alicante), cuando, de repente, una persona se le acercó por la espalda y le disparó dos veces en la cabeza. La víctima, de 40 años, murió en el acto. Desde el principio, el asesinato se barajó como un ajuste de cuentas y a raíz de las investigaciones policiales lograron descubrir que los tres implicados en el crimen están relacionados con el mundo narco.

Aunque el crimen tuvo lugar hace poco más de un año, no ha sido hasta ahora cuando la Guardia Civil ha podido por fin calificarlo como 'caso resuelto' tras la detención de sus tres presuntos responsables. Dos de ellos, de 39 y 43 años, han sido arrestados ahora; mientras que al autor material fue capturado en el pasado mes de diciembre en Barcelona y permanece en prisión provisional desde entonces.

Gracias a la investigación llevada a cabo por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de San Juan pudieron realizar una reconstrucción de los hechos tras analizar la escena del crimen por parte de los agentes del laboratorio de criminalística de la Comandancia de Alicante. De acuerdo con las pruebas recogidas, el día en el que se produjo el asesinato, el agresor huyó del lugar después de asegurarse de que había cumplido su objetivo al realizar un segundo disparo.

El autor se subió a un coche con el que emprendió la huida y que posteriormente fue encontrado por las autoridades aunque en diferentes condiciones; el vehículo, que había sido robado 'ad hoc' para cometer el crimen, fue pintado de negro después del asesinato con el fin de ocultarlo. Además, tenía una matrícula falsa. Tras el hallazgo, procedieron a registrar el interior del coche desde Criminalística.

Uno de los sicarios huyó en un coche robado después de matar a su objetivo

Fue allí donde los agentes encontraron restos biológicos humanos que coincidían con las muestras recogidas en el escenario del crimen, logrando así identificar al presunto autor del asesinato. Por lo que después procedieron a registrar el domicilio del sospechoso, donde hallaron tres armas de fuego y dos silenciadores. Una de las armas era una pistola automática de 9 milímetros, idéntica a la que acabó con la vida de la víctima. Los agentes de la Guardia Civil lograron detener a esta persona el pasado diciembre en Barcelona confesando ser el autor del crimen en colaboración con su hermano, según han informado desde la Benemérita.

Para cometer el asesinato se habían desplazado juntos desde Madrid hasta Alicante, instalándose en un domicilio en las inmediaciones del de la víctima, en el que permanecieron cinco días estudiando sus movimientos a la espera de encontrar el momento adecuado para cometer el delito. Finalmente, los investigadores lograron identificar y detener en la localidad de Muchamiel a un tercer implicado, que fue el encargado de ubicar el lugar desde donde vigilar a la víctima, alquilar la vivienda en la que se alojaron los dos asesinos y facilitar las armas con las que se cometió el crimen.

Una vez detenidos los tres implicados, los investigadores pudieron hilar los hechos y así determinar cuál fue el móvil del crimen: un posible ajuste de cuentas. Según las pesquisas policiales, el detenido en Muchamiel habría contratado a los dos hermanos para que acabaran con la vida de la víctima.

Guardia Civil Asesinatos Sucesos
El redactor recomienda