Digital, preventiva y personalizada: así será la sanidad (sostenible) del mañana
  1. Sociedad
Soluciones para mejorar el sistema

Digital, preventiva y personalizada: así será la sanidad (sostenible) del mañana

El uso de técnicas innovadoras permitirá aliviar las listas de espera a la vez que mejorará la calidad de vida de los pacientes

placeholder Foto:  Estudiantes de Medicina de la Universidad Alfonso X el Sabio.
Estudiantes de Medicina de la Universidad Alfonso X el Sabio.

Una sanidad pública, universal y de calidad es uno de los pilares de las sociedades del bienestar, un instrumento esencial para reducir la desigualdad social y mejorar tanto la calidad como la esperanza de vida de los ciudadanos. Pero el progresivo envejecimiento de la población (lo que supondrá una mayor carga para el sistema en los años venideros) y al azote de las dos últimas crisis financieras han supuesto un duro varapalo para el sistema de salud.

No en vano, la última crisis económica ha sido fruto de la pandemia del covid-19, cuyos efectos todavía están presentes entre nosotros. El resultado de la epidemia ha puesto de manifiesto, una vez más, la importancia de contar con una sanidad de calidad. Algunos estudios previos al coronavirus ya alertaban de la necesidad de impulsar cambios en el sistema sanitario para reforzarlo de cara a los retos futuros. Estos estudios calculaban que en los próximos diez años el sistema necesitará entre 30.000 y 50.000 millones de euros adicionales, lo que en el peor de los casos significaba aumentar en más de un 50% el gasto actual, que en 2021 se presupuestó en 84.500 millones.

placeholder Los alumnos de Medicina ya estudian algunas de las técnicas que se implantarán a corto plazo.
Los alumnos de Medicina ya estudian algunas de las técnicas que se implantarán a corto plazo.

Existen otras vías para avanzar hacia una sanidad más sostenible. El uso de nuevas tecnologías, de técnicas médicas modernas, así como los cambios en el tratamiento de los pacientes son alternativas que permitirían aliviar la presión sobre el sistema y, además, ayudarían a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, retrasando al máximo el momento en que estos deban acudir a centros de salud u hospitales. Digitalización, prevención o personalización son solo algunos de los nuevos pilares sobre los que cimentar la sanidad del futuro y en los que ya trabajan las universidades españolas. La Universidad Alfonso X El Sabio es una de ellas. Hablamos con sus profesores para saber cómo se están incluyendo estas nuevas realidades en la formación de los médicos de mañana.

Digitalizar la consulta médica

En primer lugar, destaca la digitalización en los centros de salud. Más en concreto, la teleconsulta, bien fuera por teléfono o por videollamada, que ha permitido aliviar la presión asistencial de una atención primaria saturada durante muchos meses. Norberto Herrera, jefe de servicio de cirugí­a del Hospital Severo Ochoa, coordinador de las titulaciones sanitarias en la Universidad Alfonso X El Sabio e impulsor de la consulta externa vía 'streaming', es un ferviente defensor de esta práctica siempre que se utilice de manera pertinente. "Se indica, fundamentalmente, en consultas para dar resultados de pruebas pedidas a los pacientes en consultas previas", destaca. Aunque Herrera es el primero que recuerda que este modelo está menos indicado "en primeras consultas de pacientes que requieran exploración física en el proceso diagnóstico".

placeholder La aplicación de nuevas tecnologías permitirá mejorar la calidad de vida de los pacientes.
La aplicación de nuevas tecnologías permitirá mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Aunque las teleconsultas han descendido en los últimos meses, a raíz de la finalización del confinamiento duro, Herrera recuerda que todavía se mantiene una tasa del 10%-15%, lo que señala que "han llegado para quedarse" y no descarta un aumento a corto o medio plazo. Un futuro para el que los estudiantes del sector se están ya formando. "Este es un campo en desarrollo que va a modificar de forma radical la docencia en varios grados como el de Medicina o Enfermería", recalca Norberto. De hecho, los alumnos de Medicina de la Universidad Alfonso X El Sabio ya pueden asistir no solo a sus clases teóricas, sino también a prácticas de telemedicina: "Con pacientes seleccionados en consulta, en el 'debreafing', utilizando técnicas de razonamiento clínico e incluso participar en intervenciones quirúrgicas". Aunque el jefe de cirugía del Severo Ochoa cree que esta modalidad no puede sustituir en su totalidad a una práctica presencial, sí que destaca sus bondades: “Les permite reforzar los conocimientos teóricos adquiridos y la interacción con los alumnos en las explicaciones”.

Prevención para “desatascar” la sanidad

Prevenir dolencias antes de que se conviertan en un problema para el paciente y en una losa para el sistema es una de los citados pilares para mejorar su sostenibilidad. “Detectar las necesidades de los pacientes, de los cuidadores o de las familias para poder darles el mejor servicio”, explica Alejandro Lendínez, jefe de estudios del grado de Enfermería de la universidad, respecto a que esta es una de esas vías que ayudarían tanto a la sanidad como a sus contribuyentes.

Pero trabajar en este ámbito significa prestar especial atención a unos pacientes que, en los últimos meses, han estado aislados de los centros de salud. “El problema actual, y más en el periodo pandémico, es que se nos ha olvidado la prevención. Hablamos de lavarnos las manos, de mascarillas y de la distancia, pero ya no nos preocupamos de los enfermos crónicos o de cómo prevenir sus dolencias”, lamenta Lendínez.

placeholder Prevenir dolencias es un aspecto fundamental para aliviar la presión sobre el sistema.
Prevenir dolencias es un aspecto fundamental para aliviar la presión sobre el sistema.

Para el jefe de estudios esa prevención debería empezar “desde la infancia” y extenderse más allá de los centros de salud. “Hay que trabajar la prevención en colegios con enfermeras escolares”, insiste. Recuerda, además, que es importante ahondar en este punto “para disminuir unas listas de espera que no podemos desatascar”. La consecuencia sería clara: “Mejorar la calidad de vida de un paciente puede evitar que vaya tres veces al hospital porque con una visita al centro de salud ya le ha valido”.

Así, ya se está formando a los alumnos para que abracen esta filosofía. "Ahora mismo trabajamos en la universidad y el planteamiento que intentamos inculcar en Medicina y Ciencias de la Salud e incluso en Odontología. Intentamos inculcarles el trabajo multidisciplinar. Que si detectan una necesidad en un paciente sepan derivarle a un nutricionista o a un fisioterapeuta. Lo ponemos en práctica en un hospital virtual con el que contamos", señala.

Terapias personalizadas y más eficientes

Cuando Rosario Baquero, decana de la facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Alfonso X El Sabio, explica las virtudes de una atención cada vez más personalizada, señala la complejidad que comporta el hecho de que un tratamiento, a priori, más costoso para un paciente pueda repercutir en el sistema de manera positiva a largo plazo. "Al focalizarnos mucho más en un paciente las probabilidades de acierto serán mayores. Se ahorrará mucho en la prevención de enfermedades", explica. ¿Cómo se puede llegar a un tratamiento a la carta? La clave está en el uso de datos biológicos. "Antes se empleaban los datos clínicos, pero es a nivel genético y celular cuando sabemos realmente cómo es cada individuo", explica.

placeholder En el Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Alfonso X El Sabio se trabaja en la investigación oncológica con animales.
En el Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Alfonso X El Sabio se trabaja en la investigación oncológica con animales.

Una de las áreas en las que la universidad está enfocada en la actualidad es la investigación oncológica con animales para desarrollar tratamientos que, en el futuro, se puedan utilizar con humanos. Una de las líneas de trabajo actuales se centra en las llamadas células mesenquimales, células madre situadas en la médula ósea y que se pueden utilizar para atacar tejidos tumorales. "Se hace como si fuera un caballo de Troya. La célula lleva unos virus que rompen y matan los tejidos malignos, pero esos virus no se liberan hasta llegar al tumor. Por el momento, está funcionando muy bien en cáncer de mama en perros", explica Baquero.

La del Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Alfonso X El Sabio es solo una muestra más de las posibilidades que se abren a la medicina moderna gracias al uso de nuevas tecnologías o tratamientos y que, a largo plazo, solo deberían aportar ventajas.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Sanidad pública Pandemia Digitalización ECBrands