directivos por la economía circular

Paolo Tafuri (Danone): "Sería un error dejar en un segundo plano la agenda verde"

Hablamos con Paolo Tafuri, director general de Danone España, sobre el papel que juega la economía circular en la recuperación social y económica

Foto: Paolo Tafuri, director general de Danone España.
Paolo Tafuri, director general de Danone España.

Danone, primera empresa española de gran consumo con sello B Corp, celebró el año pasado sus 100 años de vida. Tiene, además, el reconocimiento de haber sido la compañía que empezó a comercializar el yogur a escala mundial. Hoy, no cesan en su empeño de recordarnos que este lácteo es básico en una alimentación saludable.

Hablamos con Paolo Tafuri, director general de la compañía en España, en el ciclo de encuentros ‘Directivos por la economía circular’, sobre cómo su sector está afrontando la nueva normalidad y el papel que juega la sostenibilidad en la recuperación social y económica.

PREGUNTA. El cuidado del planeta es una máxima en Danone, ¿qué prácticas está realizando a nivel personal para contribuir a la protección de la naturaleza?

RESPUESTA. Como compañía, debemos ayudar a generar una conciencia social que nos permita actuar de forma colectiva para proteger el medioambiente. Si me preguntas qué hago yo a nivel personal, te diría que intento asumir mi cuota de responsabilidad individual, en cuanto a la forma de consumir, de comprar y de reutilizar. Las pequeñas acciones que están al alcance de todos son las que marcan la diferencia.

P. ¿Cómo cambió el trabajo de Danone a consecuencia de la pandemia?

R. Nuestra prioridad desde el inicio de la crisis sanitaria ha sido garantizar en todo momento la salud y seguridad de nuestros empleados y de su entorno. Por este motivo, el primer paso fue poner en marcha un comité de seguimiento interno para la monitorización y control del covid-19, encargado de analizar su evolución y de adoptar las medidas de seguridad necesarias en nuestros centros de trabajo. Un comité que continúa operativo, por cierto. A partir de ahí, en todas nuestras instalaciones, incluyendo fábricas, almacenes, centros de distribución y oficinas, implementamos diferentes actuaciones para garantizar el máximo grado de higiene personal y limpieza. Al mismo tiempo, informamos a los empleados e impulsamos el teletrabajo en todos aquellos casos en los que era posible, para evitar riesgos y posibles contagios.

"El primer paso fue poner en marcha un comité de seguimiento interno para la monitorización y control del covid-19"

P. ¿Vieron incrementado el consumo de sus productos durante el confinamiento?

R. El yogur es un producto de primera necesidad, por lo que el efecto del confinamiento en nuestro caso no ha tenido un impacto negativo, como sí han experimentado otros sectores productivos. Además, nuestra gama de yogures y alternativas vegetales está formada principalmente por productos con etiquetado Nutri-Score A o B y, por tanto, tienen mucho sentido dentro de una alimentación saludable. A pesar de esto, hemos tenido algunas marcas como Activia o Actimel que han presentado un rendimiento notable durante estos meses, debido a su credibilidad en el área de la salud y el bienestar.

Al mismo tiempo, el confinamiento ha producido un cambio en los hábitos de consumo impulsando la compra 'online', algo que se ha hecho latente en servicios como 'Font Vella en Casa'. Todo el mundo, incluidos nosotros, buscamos al máximo la practicidad y encontrar nuevas maneras de comprar y consumir que se adapten a nuestras preferencias. Y desde Danone hemos de responder ofreciendo servicios seguros y de calidad, para que todos los consumidores puedan acceder a nuestros productos del modo que mejor les convenga.

P. Una de las prácticas sostenibles que más se han fomentado en alimentación es la producción y consumo local. ¿Ha trabajado Danone en esta idea de fomentar la producción de proximidad?

R. Estamos comprometidos con la proximidad, la sostenibilidad del modelo agrícola y el bienestar animal. El 100% de la leche fresca con la que se elaboran los yogures Danone es de origen nacional y procede de las 220 granjas familiares con las que trabajamos. La proximidad es clave para asegurar la sostenibilidad y un elemento central en nuestro modelo de aprovisionamiento.

En Danone, queremos pensar que empleados, proveedores, clientes y consumidores somos como una gran familia, que debemos ayudarnos unos a otros. Por este motivo, entre otras iniciativas pioneras, establecimos hace tiempo relaciones a largo plazo con nuestros ganaderos y ayudamos en los procesos de relevo generacional, por ejemplo. O colaboramos con los bancos de alimentos y Cruz Roja para asegurar que las familias más vulnerables de las áreas donde operamos disponen de alimentación saludable.

Paolo Tafuri, director general de Danone España.
Paolo Tafuri, director general de Danone España.

Nos gusta hablar del concepto 'alimentación inclusiva, saludable y sostenible'. Es una idea muy amplia, que tiene impacto en la sociedad, el bienestar de las personas y nuestro entorno natural. Y cuando la ambición es tan compleja, el único modo de hacerla realidad es colaborando y cooperando entre todos: personas, empresas, instituciones y colectivos activistas.

P. La sociedad está preocupada por el abuso de materiales de plástico. ¿Cómo está trabajando Danone en la producción de envases más sostenibles?

R. Estamos comprometidos con la economía circular y esto se refleja en nuestra política de envases sostenibles. Además, incluye inversiones para desarrollar sistemas más eficaces, eficientes e inclusivos de recogida y de reciclaje o acciones para preservar los recursos naturales. Nos hemos marcado como objetivo que en 2025 el 100% de nuestros envases sean reutilizables, reciclables o compostables. Por este motivo, queremos optimizar el uso de los materiales y desarrollar nuevos modelos de entrega, reintegrar material reciclado en nuestro envasado de plástico e impulsar los materiales renovables.

P. Según los últimos datos, los españoles hemos incrementado enormemente el uso de los contenedores amarillos para reciclaje durante el confinamiento, ¿cree que estamos concienciados en materia de reciclaje o todavía nos queda recorrido?

R. Si comparamos los datos desde el año 2015, el uso del contenedor amarillo y azul se ha incrementado, de media, un 32% en nuestro país: sin duda, podemos decir que estamos más concienciados. En la actualidad, más de 37 millones de personas en España reciclan, pero nuestra ambición es seguir aumentando esa cifra para lograr una tasa de reciclaje del 100%. La salud del planeta y la de las personas están interconectadas y una no puede darse sin la otra. Cuando hablo con mis hijos veinteañeros, por ejemplo, no puedo dejar de pensar en que debemos hacer las cosas del mejor modo posible para intentar garantizar el mejor futuro a las próximas generaciones. Por eso, creemos que es esencial concienciar a las personas, a nivel individual y también como empresa.

Movimientos como Fridays for Future, impulsado precisamente por los más jóvenes, o Alimentando el Cambio, sin embargo, invitan al optimismo. Demuestran que las nuevas generaciones cada vez están más concienciadas.

"Una economía más circular va a hacer más sostenible el modelo productivo actual, reducirá las emisiones y creará cientos de puestos de trabajo"

P. Danone forma parte del consejo de administración de Ecoembes, ¿de qué manera está trabajando la organización para impulsar esa concienciación ciudadana en materia de medioambiente y reciclaje?

R. Nuestra ambición es consolidar un modelo circular lo más eficiente posible. Somos conscientes de que el reto es grande y de que los desafíos a los que nos enfrentamos en materia de sostenibilidad también lo son. Además, requieren de la existencia de organizaciones ambientales como Ecoembes que, desde la colaboración, buscan soluciones e implementar medidas reales y efectivas para que el sistema de reciclaje sea más circular. En este proceso, es fundamental unir sinergias y que industria y distribución trabajemos de la mano. La colaboración es esencial cuando se trata de cambiar hábitos de consumo y hacer pedagogía sobre alimentación inclusiva, sostenible y saludable.

P. ¿Qué papel tiene la economía circular en Danone? ¿Jugará dicha economía circular un papel clave en la recuperación económica y social?

R. La economía circular en Danone es un pilar fundamental. Como apuntaba hace un momento, desde la división de productos lácteos y de origen vegetal, trabajamos para alcanzar en 2024 el objetivo de cero envases de poliestireno, apostando por la utilización de materiales que permitan la reciclabilidad a gran escala, como son el PET y el papel. Además, a través de la puesta en práctica del ecodiseño en nuestros envases, aseguraremos en su totalidad una correcta fase de selección y posterior reciclado. Y en nuestra división de aguas, hace tiempo que estamos implementando la transición hacia envases cada vez más sostenibles con la economía circular.

La transición hacia una economía circular será una de las claves de la recuperación: una economía más circular va a hacer más sostenible el modelo productivo actual, reducirá las emisiones y creará cientos de miles de puestos de trabajo.

"Debemos apostar por alternativas respetuosas con el medio ambiente y que, además, persigan la justicia social"

P. Delfines en los canales de Venecia, desplome de la contaminación en ciudades como Madrid o Barcelona… Parece que la naturaleza ha respirado mejor durante estos meses de pausa, ¿cree que esta pandemia servirá para que nos replanteemos nuestra forma de interactuar y relacionarnos con el entorno?

R. Creo que esa reflexión ya se estaba produciendo tanto en la sociedad en general como en los ámbitos más institucionales y gubernamentales, además del empresarial. La pandemia ha puesto de manifiesto la urgencia y necesidad de implementar esta transformación hacia un modelo más sostenible y respetuoso con el entorno.

Como señalaba anteriormente, nuestra visión es que la salud del planeta y la de las personas están interrelacionadas, y que la una no puede darse sin la otra. En este sentido, sí que he podido escuchar a más pájaros en Barcelona y ver una atmósfera más clara sobre la ciudad durante estos meses de pausa, así que estamos de acuerdo en que la interrelación entre la salud de las personas y de nuestro planeta es hoy en día más evidente que nunca.

P. ¿Es posible que la agenda verde de los gobiernos y empresas quede relegada a un segundo plano por la crisis económica?

R. No podemos volver a la normalidad previa a esta crisis y dejar en un segundo plano la agenda verde. Sería un error, ya que no se trata solo de una crisis económica. Debemos apostar por alternativas respetuosas con el medio ambiente y que, además, persigan la justicia social. Este último elemento es clave. En Danone, llevamos desde la década de los setenta defendiendo que no puede haber crecimiento económico si este no va acompañado de crecimiento social. Las compañías son más conscientes que nunca de ello, y movimientos en expansión como B Corp, del que formamos parte, son una buena prueba.

"Todavía es pronto para afirmar que los hábitos que se han instaurado durante el periodo de confinamiento vayan a consolidarse a largo plazo"

P. Esta pandemia ha acelerado y replanteado algunos procesos como la digitalización. En materia de hábitos de consumo, ¿cómo será el consumidor poscovid-19?

R. Todavía es pronto para afirmar que los hábitos que se han instaurado durante el periodo de confinamiento vayan a consolidarse a largo plazo. Pero como bien apuntabas, una de las prácticas que parece que han venido para quedarse es la compra 'online'. La interacción de los consumidores a través de los canales 'online' en nuestro país antes de la crisis estaba en torno al 25%. En los próximos meses, está previsto que esta cifra aumente hasta situarse cerca del 40%.

Hay un cambio en el tipo de productos que consumimos. Existe una tendencia cada vez mayor hacia productos simples, naturales y de origen local, priorizando la calidad y el valor nutricional. Como comentaba antes, apostamos por un modelo de alimentación inclusiva, sostenible y saludable. Es decir, intentamos ofrecer productos que benefician la salud de —todas— las personas sin perder de vista la sostenibilidad de las materias primas y del propio entorno.

P. ¿Cuáles son sus principales retos de cara a 2020? ¿Han cambiado con respecto a los objetivos que tenían planteados a comienzos de año?

R. Nuestra misión sigue siendo la misma desde hace más de 100 años, cuando se elaboró el primer yogur Danone: aportar salud al mayor número de personas posible a través de la alimentación. Este compromiso con la salud de las personas y del planeta se materializa en nuestra pertenencia al movimiento B Corp.

Otro reto al que nos enfrentamos es asegurar que aquellos que más lo necesitan puedan disponer de alimentos esenciales y saludables. Al igual que hicimos durante la crisis sanitaria, a través de nuestro programa de acción social 'Alimentar por Amor', intentamos colaborar en la medida de lo posible, con la donación de tres millones de yogures y medio millón de litros de agua. Y ahora, a las puertas de la vuelta al cole y en el periodo posvacacional, seguiremos estando al lado de aquellos colectivos que más lo necesitan, en coherencia con nuestro compromiso con la sociedad y las familias.

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios