EDUCACIÓN Y FUTURO

El mercado laboral demanda profesionales más digitales que aprendan constantemente

En el futuro no hablaremos de empleo sino de grado de empleabilidad y los trabajadores tendrán que tener la capacidad de adaptarse a distintos puestos de trabajo a lo largo de su vida

Foto:

Si podemos extraer una conclusión clara de la pandemia provocada por el covid-19 es que la innovación y las tecnologías han llegado para quedarse. La crisis sanitaria ha acelerado, a marchas forzadas y tomando atajos, los procesos de digitalización de las relaciones económicas, laborales y sociales ante el confinamiento forzoso para evitar la paralización total de la actividad. Ante este nuevo escenario, la demanda de empleados con capacidades tecnológicas seguirá creciendo y se intensificará la competencia por este tipo de talento, obligando a las empresas a desarrollar estrategias y herramientas eficaces para retenerlo. Pero, ¿estamos preparados para un mercado laboral cada vez más digitalizado?

Lo cierto es que según el último Índice de la economía y la sociedad digitales —en el que España ocupa el undécimo puesto de los veintiocho Estados miembros de la UE— la oferta de especialistas de tecnologías de la información (TIC) y las aptitudes digitales de la población española se encuentran por debajo de la media europea. “Ya antes de la crisis sanitaria había escasez de profesionales digitales y será necesario contar con más profesionales cualificados para dar respuesta a la demanda”, señala Ramón Gurriarán, director de Postgrado y Executive Education de la Escuela de Organización Industrial (EOI).

"Los alumnos que han formado parte de programas de formación ‘online’ desarrollan habilidades ligadas a la gestión de equipos de forma virtual"

El contexto actual y la necesidad del reciclaje profesional de los españoles impulsará con mayor fuerza el modelo ‘lifelong learning’ —o de aprendizaje continuo— que permite ajustar los conocimientos y habilidades a las necesidades coyunturales del mercado. Para Gurriarán, en entornos estables y con pocos cambios lo que se aprendía en un momento era aplicable durante muchos años pero “la realidad es que el cambio se ha acelerado de manera exponencial y seguramente la capacidad más determinante en los profesionales ahora y en el futuro sea la capacidad de aprender constantemente”.

Nuevas tecnologías y el futuro de la educación

Para dar respuesta a esta necesidad formativa, los expertos ponen el foco en la formación digital, que estos días se ha convertido en la única opción para miles de estudiantes de todos los niveles educativos. “En un modelo en el que hay que estar aprendiendo constantemente, la única forma real es hacerlo a través de formatos donde la tecnología juega un papel clave. Sería impensable que ese modelo de aprendizaje permanente en el que ya estamos fuera a través de modelos que requirieran presencialidad o en el que las tecnologías se utilizaran de forma marginal”, afirma Gurriarán.

Desde EOI llevan más de 20 años desarrollando metodologías docentes a través de las nuevas tecnologías. En 1997 se convirtió en la primera escuela de negocios en España en implantar el aprendizaje 'online' en sus programas de Máster y en 2009 apostó por la integración del ‘mobile learning’ en todos sus programas, con el uso de dispositivos móviles, y el desarrollo de Savia, un repositorio institucional con contenidos multimedia en abierto.

Una visión que les ha permitido responder mejor a la crisis del coronavirus y reaccionar más rápido y con mayor flexibilidad. “Desde la primera semana del estado de alarma, decidimos que el aprendizaje continuase de forma 100% virtual. Sería incoherente pensar que en este escenario, donde la tecnología ya lo permite, se hubiesen parado los procesos de aprendizaje de nuestros alumnos en aquellos casos que tenían parte de la formación presencial”, aseguran.

La empleabilidad y el valor profesional pasan por que todos los años parte de nuestra actividad profesional esté dedicada a la formación

Antes de la pandemia ya ofrecían formación virtual en sus programas de Postgrado y Executive y para dar respuesta a la situación actual y la creciente demanda de formación online han lanzado ‘Digital Learning’; una sección con cusos de seis semanas de duración y un diseño metodológico flexible, con sesiones audiovisuales y ejercicios prácticos, que abordan temáticas aplicadas a profesiones de futuro en ámbitos como el de la inteligencia artificial, el 'blockchain' o la transición energética, entre otros. Una serie de formatos digitales que desde EOI han comprobado que “ayudan a los alumnos a desarrollar habilidades ligadas a la gestión del tiempo, la gestión de equipos de forma virtual —algo que ahora es tremendamente demandado— o la comunicación, seguramente porque hay que ser mucho más efectivo en los mensajes”, explica Gurriarán.

En pleno auge de la inteligencia artificial y el 'big data', muchos académicos coinciden en que en el futuro no hablaremos de empleo sino de grado de empleabilidad y los profesionales tendrán que tener la capacidad de adaptarse a distintos puestos de trabajo a lo largo de su vida. En este sentido, Gurriarán considera que nos movemos hacia modelos donde tendremos que incorporar de manera sistemática la formación como parte de nuestra actividad profesional. "Los formatos pueden ser muy diversos, pero una persona tiene que pensar que su empleabilidad y su valor profesional pasa por que todos los años parte de su actividad profesional esté dedicada a la formación. Y en ese punto, evidentemente, la herramienta más poderosa será el uso de la tecnología de manera intensiva”, reflexiona.

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios