EN EL MARCO DE LA COP25

¿Qué significa ser B Corp y por qué estas dos marcas han superado el reto?

Lanjarón y Font Vella, de Danone, se convierten en las dos primeras firmas europeas del sector del agua mineral natural en unirse a este movimiento presente en más de 70 países

Foto: B. Lafuente, responsable de sostenibilidad de Danone; F. Lacroix, director general de Aguas Danone España; P. Sánchez, director ejecutivo de B Lab España; I. De la Torre, responsable de compra de embalajes y medio ambiente de Aguas Danone. (J.Á.M.)
B. Lafuente, responsable de sostenibilidad de Danone; F. Lacroix, director general de Aguas Danone España; P. Sánchez, director ejecutivo de B Lab España; I. De la Torre, responsable de compra de embalajes y medio ambiente de Aguas Danone. (J.Á.M.)

Cuando en 1972 Antonie Riboud, entonces presidente de Danone, redefinió la concepción tradicional de la empresa y su liderazgo, impulsó una idea que desde aquel momento forma parte del ADN de la compañía: Danone no entiende un crecimiento económico sin un crecimiento social. Casi 50 años después, bajo esta premisa del doble compromiso, acaba de anunciar la incorporación de Lanjarón y Font Vella al movimiento B Corp.

Esta certifica que las dos marcas cumplen con los máximos estándares —en torno a 300 indicadores— de desempeño ambiental, social y de transparencia analizados por B Corp, un movimiento que aúna a empresas que buscan generar un impacto positivo en sus empleados, las comunidades donde se asientan y el medio ambiente. Las compañías que forman parte de esta iniciativa aspiran a utilizar su poder como empresa para resolver problemas sociales y ambientales.

Aguas Danone certifica el cumplimiento de los máximos estándares en desempeño ambiental, social, responsabilidad corporativa y transparencia

Danone lo hizo público en un evento celebrado en Madrid en el que participaron François-Xavier Lacroix, director general de Aguas Danone España; Borja Lafuente, responsable de Sostenibilidad de Danone; Irene de la Torre, responsable de Compra de Embalajes y Medio Ambiente de Aguas Danone, y Pablo Sánchez, director ejecutivo de B Lab España.

Formar parte de este movimiento significa situar el propósito social y económico de la empresa al mismo nivel. Pablo Sánchez ha expresado que “en un momento en que la sociedad tiene más evidencia que nunca de la actividad de las organizaciones, es muy difícil ser B Corp", de forma que recibir el certificado supone “un riguroso control de sus actuaciones y un constante esfuerzo por seguir mejorando”.

En palabras del director general del negocio de aguas, François-Xavier Lacroix, "B Corp es el motor para la transformación sostenible a la que aspiramos para Font Vella y Lanjarón", y dar este paso "supone retos como incluir los objetivos de desarrollo sostenible en las cuentas de resultados, brindar un propósito a nuestras marcas y seguir mejorando para contribuir a un futuro más sostenible”.

Circularidad y cero emisiones netas

Font Vella y Lanjarón han anunciado en el evento el reto de conseguir que todas sus actividades sean cero emisiones netas en 2030. El negocio de aguas de Danone trabaja para generar un impacto positivo en los ecosistemas naturales desde su cadena de valor y hasta sus comunidades próximas. Para ello, han subrayado su compromiso de analizar a diario el estado de sus manantiales, asegurando un uso responsable de la calidad y la cantidad del agua y midiendo las emisiones de CO2 en todo el proceso.

Irene de la Torre, responsable de Compra de Embalajes y Medio Ambiente de Aguas Danone, explica el compromiso de cero emisiones en 2030.  (Jorge Álvaro Manzano)
Irene de la Torre, responsable de Compra de Embalajes y Medio Ambiente de Aguas Danone, explica el compromiso de cero emisiones en 2030. (Jorge Álvaro Manzano)

Respecto a la circularidad, Aguas Danone tiene en el punto de mira el ecodiseño y dar una segunda vida a los recursos para el desarrollo de sus productos. Irene de la Torre, responsable de Compra de Embalajes y Medio Ambiente de las marcas, ha remarcado la importancia de "dar una segunda vida a todos los recursos para que permanezcan en la economía" y que no se generen residuos que contribuyan a aumentar la huella ambiental.

Pero ¿en qué medidas concretas se traduce esto? Los materiales de los envases de Font Vella y Lanjarón son 100% reciclables y ambas marcas están aumentando el uso de plástico reciclado en sus productos: para 2025, la gama completa de productos de Lanjarón estará hecha en un 100% con plástico reciclado, y los envases de Font Vella en un 50%.

En este sentido, la responsable del área ha explicado que durante este año habrán reducido el uso de plástico en más de 250 toneladas. Además, ha resaltado que el 97% del papel que se utiliza en el proceso de fabricación de los embalajes de Font Vella y Lanjarón está hecho con materiales reciclados y que la energía necesaria para la fabricación es de origen 100% renovable.

Borja Lafuente, responsable de Sostenibilidad de Danone, ha analizado lo que supone ser una compañía B Corp en materia de sostenibilidad. (Jorge Álvaro Manzano)
Borja Lafuente, responsable de Sostenibilidad de Danone, ha analizado lo que supone ser una compañía B Corp en materia de sostenibilidad. (Jorge Álvaro Manzano)

Para Borja Lafuente, responsable de Sostenibilidad de Danone en España, la transición hacia la circularidad responde a la necesaria "capacidad de adaptación y constante escucha activa" a la sociedad, factores inherentes al doble propósito social y económico de Danone. En este sentido, Lafuente ha asegurado que el sello B Corp es “una brújula para marcar el buen rumbo de la actividad y ofrecer un retorno social más allá de la misma”.

Proyectos para impulsar el plástico reciclado

Danone también quiere combinar sostenibilidad e inclusión y lo hace a través de su proyecto Renueva en España, con el objetivo de crear un mercado de plástico reciclado de calidad. Para ello, creó hace dos años una planta en Moncada y Reixac (Barcelona) junto a la Fundación Trinijove y Ecoembes, donde personas en riesgo de exclusión social son formadas como gestores de residuos y trabajan en la recuperación y clasificación de envases que permitan generar nuevas botellas de plástico reciclado.

Christian Stammkoetter, 'senior vicepresident' Danone Waters Europe, Noram, ME and EvianVolvic International, no quiso perderse la cita y acudió al evento para felicitar a las dos marcas que han conseguido el sello B Corp. "Danone lleva tiempo apostando por soluciones alternativas al plástico, como los materiales de origen vegetal o incluso el aluminio y el cartón”, ha asegurado.

Una de estas soluciones alternativas es Evian Renew, un dispensador de agua creado por la marca francesa Evian, que está dentro del grupo Danone. Este dispensador es plegable y está hecho al 100% con plástico reciclado y reciclable que se contrae después de su uso: “El material es tan fino como la piel; cuando consumes el agua, el plástico se reduce como si fuera un sobre”, ha explicado Stammkoetter. Gracias a esta tecnología, se necesita solo un “30% del plástico que normalmente se usa para hacer una botella de agua”.

El dispensador Evian Renew, tras haber reducido su tamaño. (Evian)
El dispensador Evian Renew, tras haber reducido su tamaño. (Evian)

Un propósito a escala global

Stammkoetter ha dado valor a la certificación B Corp conseguida en España, un país donde el “consumidor está muy concienciado”. Aunque se está trabajando mucho en otros lugares como Reino Unido, Alemania o Francia, ha subrayado que nuestro país "ha sido el primero de Europa en obtener la certificación en el sector gracias a su esfuerzo e iniciativas pioneras".

Christian Stammkoetter, vicepresidente de Aguas Danone en Europa, América del Norte y Oriente Medio, durante el encuentro con El Confidencial. (Jorge Álvaro Manzano)
Christian Stammkoetter, vicepresidente de Aguas Danone en Europa, América del Norte y Oriente Medio, durante el encuentro con El Confidencial. (Jorge Álvaro Manzano)

Además, Stammkoetter ha explicado que esa doble visión social y económica es también una estrategia a nivel global de la compañía. Para ilustrarlo, ha hecho una comparativa entre dos países con sensibilidades muy distintas en los que está presente Danone. “Estados Unidos es un país en el que el consumidor tiene mucha confianza en las compañías pequeñas, ya que cree que hacen las cosas de una forma más real y diferente y, por eso, estamos orgullosos de ser la empresa más grande del país en tener el certificado B Corp". Por su parte, en Argentina, un país donde este compromiso no está tan arraigado y no ayuda a mejorar las ventas ni la confianza del consumidor, la compañía también tiene el sello B Corp, lo cual es "un orgullo para nosotros, porque encabezamos el desafío de hacer las cosas de forma diferente, de trabajar de una forma más sostenible".

François-Xavier Lacroix, director general de Aguas Danone España, explicando a El Confidencial la apuesta B Corp de las dos marcas españolas. (Jorge Álvaro Manzano)
François-Xavier Lacroix, director general de Aguas Danone España, explicando a El Confidencial la apuesta B Corp de las dos marcas españolas. (Jorge Álvaro Manzano)

En sostenibilidad, Stammkoetter ha insistido en que la compañía tiene que seguir trabajando “en cerrar el círculo”. Por ejemplo, "si una botella termina en el contenedor que no debe, has perdido el material, es un residuo. Si un material vuelve a la cadena, puedes utilizarlo de botella a botella". A este efecto, Lacroix, director general del negocio en España, apunta que es importante mirar bien el impacto global de la vida útil de un embalaje y que “lo que puede parecer sostenible puede no serlo tanto si, por ejemplo, necesita mucha energía y muchas emisiones para transportarlo”.

Lacroix ha recordado que el desarrollo sostenible es un desafío conjunto del sector: “Es fundamental trabajar junto a clientes, proveedores, competidores y el resto de agentes de la cadena de valor”.

 

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios