Las zonas más pobres son aquellas en las que más se apuesta, según un estudio
  1. Mundo
  2. Europa
EN REINO UNIDO

Las zonas más pobres son aquellas en las que más se apuesta, según un estudio

Las ONG británicas aseguran que mueren cada año 500 jóvenes con adicción al juego y piden que los ayuntamientos puedan vetar la instalación de nuevos locales en zonas escolares

Foto: La ubicación de las casas de apuestas es totalmente desproporcionada (Reuters/Neil Hall)
La ubicación de las casas de apuestas es totalmente desproporcionada (Reuters/Neil Hall)

Dice un dicho popular que "el dinero llama a dinero", pero de la misma manera se puede decir al contrario: la miseria atrae a más miseria. Un estudio de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, ha revelado que los lugares donde más se apuesta son aquellas zonas donde impera la pobreza. Personas que sueñan con un golpe de suerte para abandonar su mundo gris, pero que solo consiguen empeorar su situación.

La investigación que recoge la BBC también señala que es diez veces más fácil encontrar una casa de apuestas en un barrio pobre que hacerlo en uno rico. Por eso, la comisión de juego del gobierno británico quiere introducir cambios en la ley que regula los juegos de azar: "Abordar el daño causado por el juego es una prioridad número uno para la Comisión del Juego".

Foto: El ministro de Consumo, Alberto Garzón. (EFE)

Un portavoz de esa comisión explica que "consideraremos detenidamente los problemas planteados por cualquier investigación relacionada con el juego y se tomarán medidas a través de la estrategia nacional para reducir los daños causados ​​por el juego". Es tal el problema existente en Reino Unido, solo hay que ver este dato: sigue habiendo más casas de apuestas en el país que tiendas de las ocho mayores cadenas de supermercados… ¡juntas!

Desproporción manifiesta

Esos datos se demuestran solo con echar un vistazo a las estadísticas: aunque solo el 10% de todas las tiendas de alimentación se encuentran en las áreas más pobres, en esas mismas zonas se concentra el 34% de las salas de apuestas, el 30% de los bingos y el 29% de los casinos. Mientras, las zonas más prósperas tienen una mejor distribución donde los servicios están mucho más repartidos.

placeholder Piden que no se puedan abrir casas de apuestas en zonas escolares
Piden que no se puedan abrir casas de apuestas en zonas escolares

Jamie Evans, investigador de la Universidad de Bristol, explica que "la investigación destaca el claro desajuste entre los locales disponibles en las áreas 'dejadas atrás', en comparación con las que son más prósperas. En lugar de tener un mayor acceso a las instalaciones, los servicios y las oportunidades que ayudan a las personas a mejorar sus vidas, las personas que viven en comunidades más desfavorecidas se enfrentan de manera desproporcionada a opciones que, a menudo, pueden resultar perjudiciales".

La situación es tal en Reino Unido que la ONG 'Vivir con el juego' cifra en 500 el número de muertes anuales de jóvenes británicos que han tenido adicción al juego. Esa organización está dirigida por Liz y Charles Ritchie, una pareja que perdió a su hijo por culpa de las apuestas, y explican cómo funcionan los operadores de juego: "Estas compañías depredadoras se dirigen a los pobres y los jóvenes. Conocemos el trágico costo de este objetivo: al menos una muerte por día. Muchos de los jóvenes que hemos perdido fueron atraídos a lugares de juego muy cerca de las escuelas o en sus rutas de autobús a casa".

La patronal del juego asegura que generan 119.000 empleos y 4.500 millones en impuestos

Desde esta ONG piden al gobierno británico que permita a los ayuntamientos el derecho de vetar la instalación de nuevos locales de juego, sobre todo en zonas cercanas a colegios. Sin embargo, desde la asociación que engloba a los operadores de los juegos de azar en Reino Unido todo se ve desde un prisma muy distinto.

Uno de sus portavoces explica que estas empresas, solo en Reino Unido, "generan 119.000 puestos de trabajo, 4.500 millones de libras en impuestos para pagar servicios públicos vitales y contribuyen con 7.700 millones de libras a la economía en valor agregado bruto. Solo las tiendas de apuestas emplean a unas 46.000 personas en todo el país, pagan 1.000 millones de libras en impuestos al Tesoro y 60 millones de libras esterlinas en tarifas comerciales para los ayuntamientos locales, mientras que los casinos emplean a 11.000 personas y pagan 500 millones de libras esterlinas al año en impuestos". Un problema de difícil solución.

Ludopatía Reino Unido Juegos de azar
El redactor recomienda