Por qué es imposible cerrar la ruta de tráfico de marihuana más importante de Europa
  1. Mundo
  2. Europa
LAZARAT ES EL EPICENTRO

Por qué es imposible cerrar la ruta de tráfico de marihuana más importante de Europa

La droga llega desde Albania a través de la frontera con Grecia, una zona controlada por las redes del narcotráfico desde hace años

placeholder Foto: La policía albanesa, durante una operación en Lazarat. (Reuters/Arben Celi)
La policía albanesa, durante una operación en Lazarat. (Reuters/Arben Celi)

En los últimos años, Grecia ha incautado nueve toneladas de cannabis anuales en su frontera con Albania. Saben que es el lugar por el que se cuela la mayoría de la marihuana que entra en Europa, pero no pueden detenerla. El terreno es duro y escarpado y las decenas de albaneses que cada día cruzan a pie estas montañas se las conocen al dedillo. Tanto que podrían pasar días y días escondidos en el bosque sin ser descubiertos.

Cada uno de esos contrabandistas suele cargar con una mochila con unos 50 kilos de cannabis. Pero, además de la droga, llevan algo imprescindible: un kalashnikov. Por eso, los agentes griegos de aduanas llevan unos chalecos antibalas que les protegen en caso de ataque. Y no sería la primera vez que se producen incidentes armados en la zona.

Foto: Miembros de la policía especial albanesa vigilan las carreteras durante una operación antidroga en Lazarat, el 16 de junio de 2014. (Reuters)

En el año 2014, la policía albanesa lanzó una operación a gran escala en Lazarat, un pueblo situado apenas a 30 kilómetros de la frontera con Grecia y que se convirtió en el epicentro del tráfico de marihuana. Las redes de narcotráfico se defendieron durante varios días atacando a la policía con granadas y morteros, pero no pudieron evitar la confiscación de 10 toneladas de marihuana y de miles de plantas de cannabis, además de decenas de armas.

La mayor ruta de droga de Europa

Sin embargo, aquella operación no evitó que Lazarat y el resto del norte de Albania se hayan convertido en una zona dominada por las redes del narcotráfico. La Iniciativa Global contra el Crimen Organizado Transnacional denuncia que desde 2016 la economía del cannabis se ha extendido por todo el país. No hay forma de acabar con las drogas que llegan desde los Balcanes.

Uno de los productores de cannabis, un hombre de 39 años que usa el nombre falso de Artan, explica a la BBC cómo hacer una fortuna: "Puedes sobornar al jefe de la policía local o de la Agencia Antidrogas. Pero, si alguien te delata, entonces es cada uno por su cuenta". Asegura que ha plantado 50.000 plantas de cannabis solo en el último año siguiendo las "tres reglas básicas: acceso al agua, mantenerse alejado de la policía y de las miradas indiscretas y paciencia".

Artan lidera su pequeña organización, pero envía a su padre a comprar el fertilizante para no ser grabado por las cámaras de seguridad. Después, recogen la producción, la trasladan a un pueblo cercano y ya queda en manos de los contrabandistas, que se encargan de pasar la frontera. Como él son centenares los productores, lo que ha llevado a Estados Unidos a calificar a Albania como "una base de operaciones de las redes del crimen organizado transnacional involucradas en el tráfico de drogas ilícitas en Europa y más allá".

Miles de personas viven del cannabis en Albania y los jóvenes encuentran una forma fácil de ganar dinero

Aunque el presidente albanés, Edi Rama, lleva años anunciando una supuesta lucha contra el narcotráfico, lo cierto es que nada ha cambiado. Solo que en mayo de 2020 anunció una medida para legalizar el cannabis medicinal, al mismo tiempo que aseguraba que el cultivo ilegal estaba controlado. La policía albanesa usa drones para tratar de encontrar nuevas plantaciones, pero la ruta de la entrada de la droga en Europa sigue abierta de par en par.

Cannabis Marihuana Albania Grecia
El redactor recomienda